¿Por qué febrero tiene un día más cada cuatro años?

Tecnología

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

10 Feb - 0:05

Cada cuatro años se agrega un día a febrero, a ese año se lo conoce como bisiesto. - Foto: Primicias

¿Por qué febrero tiene un día más cada cuatro años?

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

10 Feb - 0:05

Este 2020 es un año bisiesto, es decir tendrá 366 días y ese día adicional se suma a febrero. PRIMICIAS explica las razones científicas de por qué cada cuatro años febrero tiene 29 días.

Cada cuatro años se produce un fenómeno en el calendario gregoriano conocido como año bisiesto. Esto quiere decir, que se suma un día al año, exactamente el 29 de febrero.

PRIMICIAS conversó con el astrofísico Jairo Armijos, del Observatorio Astronómico Nacional, sobre por qué y cómo ocurre este fenómeno.

Armijos explica que este fenómeno se da debido a que “la Tierra no tarda 365 días en dar la vuelta al Sol, sino lo hace en 365 días, cinco horas, 48 minutos y 56 segundos“.

Casi seis horas anuales, o lo que es lo mismo: algo menos de 24 horas cada cuatro años. Si no se agregaría un día cada cuatro años “las fechas se desplazarían constantemente y el sistema de calendario sería confuso”.

De manera que el año bisiesto es fundamental para que el calendario y las fechas se mantengan como las conocemos. “Los días de solsticios y equinoccios son vitales para entender el cambio de las estaciones”.

Si no se agregaría el 29 de febrero, esos fenómenos cambiarían de fecha siempre.

“La suma de las horas restantes de cada año forma un día más, el 29 de febrero”.

Jairo Armijos, astrofísico.

¿Cuándo nació el año bisiesto?

Fue en la Antigua Roma cuando descubrieron que el calendario vigente (conocido como calendario romano) no estaba alineado al calendario solar, recuerda el experto.

La idea de “arreglar” el calendario nació del emperador Julio César, quien pidió al astrónomo Sosígenes que invente una solución para alinearlo. Así es como Sosígenes creó un calendario similar al egipcio, es decir con 365 días, pero con un día adicional cada cuatro años.

En ese entonces, febrero era el último mes del año, por eso se decidió sumar el día extra a ese mes. A ese calendario se lo llamó juliano, en honor al emperador Julio César, su precursor.

Sin embargo, este calendario no era del todo preciso y fue entonces, en 1582, cuando el papa Gregorio XIII decidió reformarlo una vez más.

Una de las modificaciones que el pontífice hizo fue decidir que el 29 de febrero sería el día adicional cada cuatro años. Además se reorganizaron los meses y a varios se les cambió el nombre, así como febrero pasó de ser el último mes del año, a ser el segundo.

Datos curiosos del calendario 

  • En 1582 se suprimieron los días entre el jueves 4 de octubre y el lunes 15 del mismo mes para desaparecer el desfase del año solar.
  • Los años que son múltiplos de 100 no son bisiestos, por ejemplo 1800 o 1900. Sin embargo, los múltipos de 400 si lo son, por tal razón el año 2000 si tuvo un día más en el calendario.
Noticias relacionadas