profesor

Firmas

Primus inter pares

Los carceleros bajaban la mirada, pues sostenerla ante un hombre que luchó sin miedo por la justicia no era ni para cobardes ni para torturadores.

Leer más »