En estas fiestas 2021: “Más conciencia, menos explosivos”

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

23 Dic 2021 - 18:09

En estas fiestas 2021: “Más conciencia, menos explosivos”

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

27 Dic 2021 - 9:28

El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil se suma a la prevención en contra del uso de explosivos, que se intensifica durante esta época. Se pone especial atención en los niños con capacidades especiales y dentro del espectro autista, así como en las mascotas.

Para la celebración de las fiestas de fin de año el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil (BCBG) presentó la campaña “Más conciencia, menos explosivos”. El objetivo es concienciar a la ciudadanía sobre el uso de explosivos, que anualmente suma víctimas.

Según datos proporcionados por los hospitales, las emergencias por quemaduras repuntan desde las primeras horas del 1 de enero y durante la primera semana del año. Las estadísticas hablan por sí solas:

Entre diciembre del año 2019 y las primeras semanas de enero 2020 se registraron 68 heridos, de los cuales 58 fueron niños y 10 adultos. Entre diciembre de 2020 y enero 2021, según datos del Hospital del Niño Dr. Francisco de Icaza Bustamante, un total de 5 niños se afectaron por manipulación de artefactos explosivos. La edad promedio varía entre los 4 y 13 años.

La mayoría de las víctimas presentan quemaduras en extremidades superiores, traumatismos oculares y lesiones en el rostro.

El 58% de los pacientes fue afectado por manipular material explosivo, supuestamente apagado. Por lo cual, como en años anteriores, la campaña invita a la ciudadanía a evitar el uso de esos artefactos, por más inofensivos que parezcan.

Los adultos deben ser responsables

Los adultos deben ser responsables

Coronel Martín Cucalón de Ycaza / Primer Jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil

“Definitivamente al día de hoy, la cultura ciudadana ha cambiado. El último fin de año fue el más bajo que hemos tenido en cuanto a emergencias relacionadas a los explosivos, debido a la pandemia. Estos causan que se prendan árboles, carros, solares vacíos y entonces surgen los inconvenientes. Los adultos deben ser responsables.

Nosotros como institución debemos buscar, a través de nuestras campañas de prevención, que se minimicen los daños tanto en personas como en sus bienes”.

 

Testimonios de los más vulnerables

Este año la campaña incorpora un nuevo eje: niños con capacidades especiales y dentro del espectro autista. Esto porque ellos se ven más perjudicados por el uso de explosivos, debido a su hipersensibilidad a los sonidos.

Además, el BCBG reforzará los consejos sobre el cuidado a las mascotas, las cuales también sufren las consecuencias de los ruidos de los explosivos. Según datos otorgados por la ONG Rescate Animal, la incidencia de perros y gatos extraviados siempre es más alta durante los meses de diciembre y enero.

“Estas campañas son muy importantes”

Karen Díaz, madre de Lucas de 8 años, un niño dentro del espectro autista

Los estruendos durante las festividades causan malestar, tanto por el tema sensorial como por su sensibilidad auditiva, así lo explica Díaz. Durante las celebraciones en estas fechas su hijo tiende a esconderse cuando los sonidos son muy fuertes y seguidos.

Desde hace 8 años, la quema de monigotes la familia de Lucas la vive encerrada, porque prefiere evitar que él tenga una crisis. Aunque el pequeño sabe controlarla, su hijo lo pasa muy mal porque pierde el control de su cuerpo y eso provoca que grite, no sepa orientarse, entre otras afectaciones.

“A algunas personas les afecta mucho”

Ivis Talledo, madre de Bruno de 1 año, niño con síndrome de down

Desde que empezó diciembre Talledo piensa en que hacer para que su tierno hijo no se afecte, pues con el mínimo ruido se altera.

Comenta que como padres tienen miedo de que pueda sufrir una crisis durante las festividades. Su mensaje a la ciudadanía es que no usen explosivos, porque a algunas personas les afecta mucho. Invita a pensar en aquellos con diferentes condiciones que se encuentran a nuestro alrededor.

“Aislar a las mascotas”

Karina Moncayo, veterinaria

La profesional explica que el grado de afectación se encuentra relacionado a la cercanía que tengan las mascotas con los explosivos. Es por esto que los animales domésticos huyen, se pierden y resultan heridos. El aturdimiento que experimentan es progresivo.

Por ello, se recomienda aislarlos en un dormitorio, que no tenga ventana a la calle, separados del ruido y peligros. Asimismo, se puede tomar en cuenta que el vendaje sencillo, como el que otorga la banda Safe Hug, funciona muy bien y los ayuda a sentirse protegidos. De ahí que este año nuevamente el BCBG entregará, a través de la campaña, las banditas, que simularán la sensación de un abrazo para los perritos.

En estas celebraciones de diciembre recuerde: ¡Más conciencia, menos explosivos!