Conozca al robot que desarrolló los sistemas de seguridad de la Taos

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

21 Jun 2021 - 15:49

Conozca al robot que desarrolló los sistemas de seguridad de la Taos

Volkswagen presentó al Robot AEB que trabajó en el desarrollo de la nueva Taos. Fue fabricado y desarrollado en Inglaterra, Austria y Alemania

Este robot no tiene forma humana, pero trabaja de manera autónoma: acelera, frena y mueve la dirección para simular las condiciones de manejo que exigen la intervención de las asistencias de conducción (ADAS).

El trabajo del Robot AEB se llevó a cabo en la pista de pruebas que Volkswagen tiene en su planta de São Bernardo do Campo, en Brasil. Allí se desarrollaron, calibraron y ensayaron los diferentes dispositivos de asistencia de este modelo, como el Control de Crucero Adaptativo y el Frenado Autónomo de Emergencia (AEB).

Este es el Robot AEB. No tiene aspecto humano, pero maneja con más precisión.

Al utilizar un robot, los ingenieros de la marca se aseguran de que los ensayos se repitan una y otra vez con mayor precisión, para calibrar de manera más eficaz el funcionamiento de los dispositivos.

“Los robots no llegan para reemplazar a los humanos en el desarrollo de los sistemas de seguridad, pero sí para complementarlos en todo el proceso”

Antonio Carniello, responsable de Seguridad Vehicular de Volkswagen Sudamérica.

Además, los robos relizan pruebas repetitivas con gran nivel de precisión. De manera que ayudan a que la información sea lo más exacta posible.

“Con toda esa información, nuestro equipo de ingenieros calibra el radar y crea algoritmos para cada una de las funciones”, agregó Carniello.

¿Cuál es el rol de estos robots?

Para el desarrollo de la Taos, el Robot AEB tuvo que aprender a calibrar nuevos dispositivos, como la función Stop&Go del Control de Crucero Adaptativo. Esta permite detener el vehículo a cero y volver a arrancar, una maniobra típica en autopistas con gran congestionamiento de tránsito.

Además de tener control sobre el volante, el acelerador y el freno, el robot cuenta con procesadores, actuadores, baterías y GPS, que se reparten entre el asiento del acompañante, el asiento trasero y el baúl del vehículo de pruebas.

El robot tiene control sobre el acelerador, el freno, el volante y puede reproducir maniobras de manera reiterada y con gran exactitud.

Por fuera del vehículo también se instalan equipamientos que ayudan a aumentar la precesión de las mediciones. Se trata de las antenas especiales para el GPS, que determinan la ubicación del vehículo con una exactitud de hasta dos centímetros.

Entre la ayuda externa se incluye el maniquí del peatón, que simula a una persona que se cruza de manera imprevista en el camino del vehículo.

El trabajo del robot se complementa con una estación meteorológica, que añade los datos de temperatura, humedad y viento. Así el conductor conoce de antemano cómo funcionarán los dispositivos en las condiciones climáticas de América del Sur.

Es importante destacar que el robot nunca está solo dentro del auto. En todo el momento, lo acompaña un ingeniero de Volkswagen que se ubica de manera pasiva en la posición del conductor. Si bien no interviene en el desarrollo de la maniobra, su función es chequear que todos los dispositivos actúen de manera correcta.

En cuanto al Frenado Autónomo de Emergencia de la Volkswagen Taos (equipado sólo en las versiones Highline y Hero) tiene la función de detección de peatones.

Por lo tanto, hasta una velocidad de 50 km/h, el sistema activa los frenos de manera autónoma evitando por completo el contacto con el peatón. Mientras que a65 km/h, reduce la velocidad al mínimo posible, para diminuir el daño sobre la persona.

El radar detector de peatones no funciona a más de 65 km/h, pero sí permanece activa la función que detecta vehículos.

Tomado de: Autoblog.com.ar

Noticias relacionadas