El Papamóvil más extraño de la historia

El Papamóvil más extraño de la historia

Francisco Bergoglio, el Papa argentino, firmó el diseño para fabricar el Papamóvil más extraño de la historia. Será producido por la automotriz Fisker Karma, en California, Estados Unidos.

El constructor y diseñador Henrik Fisker llevó los bocetos y algunos renders al Vaticano, para presentarle el proyecto al Sumo Pontífice.

Y ahí mismo, Bergoglio estampó su firma: “Francis” para autorizar la construcción de su nuevo vehículo oficial.

El futuro Papamóvil será creado sobre la base de la Fisker Ocean. Esta es una SUV 100% eléctrica del Segmento E (grande).

En Estados Unidos, la Ocean ya se puede reservar con un depósito de 250 dólares. Fisker asegura que ya tiene más de 16 mil unidades encargadas, aunque el comienzo de la producción y la entrega de los primeros ejemplares está previsto para noviembre de 2022.

La idea es que el “Ocean Popemobile” se entregue también para esa fecha. La fabricación y todos los costos correrán por cuenta de Fisker Inc., a modo de donación al Vaticano.

El Papamóvil tendrá algunas características curiosas:

  • Baterías de 80 kWh
  • 300 caballos de potencia
  • Tracción integral
  • Autonomía declarada de 530 kilómetros.

También contará con el mismo techo con paneles solares, que es una de las características de todos los Ocean.

La diferencia es que, en el “Ocean Popemobile”, ese techo tendrá una estructura móvil.

Es decir que podrá emerger un cubo de vidrio blindado para que Francisco salude a sus fans. También tendrá detalles respetuosos con el medio ambiente, como alfombras hechas con plástico reciclado de botellas recolectadas del océano.

La patente es la misma para todos los vehículos en los que circule el Sumo Pontífice: “Stato della Città del Vaticano 1”.

Henrik Fisker es un conocido diseñador de autos, que en los últimos tiempos se convirtió en constructor y fundador de su propia compañía automotriz. Se hizo famoso por haber diseñado los BMW Z8 y Aston Martin Vantage, además de la primera generación del Fisker Karma.

Más allá de la rareza del “Ocean Popemobile”, este no será el primer vehículo eléctrico que recibirá el Vaticano.

Tomado de: Autoblog.com.ar

Noticias relacionadas