Audi lanza al ruedo al A3 Sportback 30 g-tron

Audi lanza al ruedo al A3 Sportback 30 g-tron

El conocido mediano de la marca de los anillos sumó una variante. Este modelo puede usar de combustible tanto gas natural como biometano almacenado en tubos.

Quien recibe el combustible alternativo es un 1.5 TFSI que desarrolla 130 CV y genera 200 Nm de torque entre 1.400 y 4.000 RPM. Se trata de un impulsor de tipo Miller que fue diseñado para trabajar con carga parcial y generando “tremendos beneficios de consumo”.

Audi trabajó en la tapa, el sistema de inyección y el turbo para adecuarlos al gas. Antes de que este llegue a los inyectores, un regulador electrónico reduce la presión de 200 a un rango de entre 5 y 9 bar.

Los tubos están ubicados en la zona trasera del A3. Uno esta ubicado delante del tanque de combustible y dos más se ubican debajo del baúl. Están fabricados en fibra de carbono y de vidrio “para mantener los estándares de peso”, acusando 26 kilos en la balanza.

El cuatro cilindros arranca siempre en modo gas, y puede llegar a inyectar combustible bajo ciertas condiciones poco probables: si la presión en el tanque baja, cambia a nafta en una maniobra imperceptible para el conductor.

En términos de prestaciones el, 1.5 a gas llega a los 100 km/h en 9,7 segundos y alcanza una velocidad máxima -declarada- de 211 km/h. A la hora de hablar de los consumos, gasta 3,5 kilos de gas cada 100 kilómetros con una autonomía de 445 kilómetros.

El A3 g-tron, que emite un 20% menos de CO2, comenzará a venderse en las próximas semanas en Europa a un precio de 30.705 euros.

Tomado de: AutoTest

Noticias relacionadas