BMW iDrive: su vehículo será su nuevo socio digital

BMW iDrive: su vehículo será su nuevo socio digital

Este sistema busca que su vehículo entable un diálogo más cercano con usted. Su principal objetivo es adaptar todas las funciones a las necesidades y preferencias del conductor, según la situación.

El nuevo BMW iDrive procesa constantemente una gran cantidad de información disponible en línea y datos autogenerados e importados de la flota de vehículos de BMW Group. Así implementa los deseos del conductor, de acuerdo con el contexto.

De hecho, el nuevo BMW iDrive provoca otro cambio de paradigma, esta vez hacia un diálogo natural entre el usuario y su vehículo: más intuitivo, personal e inspirador. Pero también atractivo a nivel emocional.

Cabe mencionar que el BMW iDrive se implementará gradualmente en todas las clases de vehículos. Por ello debutará a finales de este año en el BMW iX, antes de aparecer también en el BMW i4.

El Asistente Personal Inteligente de BMW es un canal operativo central de interacción hombre-máquina, ya que se adapta a las necesidades y rutinas individuales del conductor, así como a su situación.

Además, el sistema operativo está diseñado con un enfoque claro en la interacción basada en diálogos. Por ello utiliza lenguaje natural y operación táctil, a través de la pantalla curva de BMW.

Enfoque de diseño y concepto operativo

Los avances realizados en el campo del diseño digital también se reflejan en el diseño de una interfaz de usuario. Este no solo cumple su propósito funcional, sino que también es extremadamente clara, estéticamente agradable y rica en detalles.

Ese enfoque artístico crea momentos sorprendentes, con presentaciones gráficas en las pantallas diseñadas con precisión, hasta el último píxel. De hecho, la interacción entre el conductor y el vehículo se convierte en una experiencia única en la que las fronteras entre el mundo digital y el analógico se desvanecen.

La pantalla curva está claramente orientada hacia el conductor para lograr un buen efecto ergonómico.

El uso de la forma del diseño digital encaja perfectamente con las estructuras geométricas de los elementos analógicos. Un buen ejemplo es el uso de un diseño claro y minimalista, tanto en el exterior como en el interior del vehículo, acorde con los elementos digitales de BMW iDrive.

La nueva incorporación más distintiva a los componentes físicos a bordo es la pantalla curva de BMW, la cual agrupa la pantalla de información y la pantalla de control. Esta pantalla curva está claramente orientada hacia el conductor para lograr un buen efecto ergonómico, lo que hace que el control táctil intuitivo sea aún más sencillo.

Noticias relacionadas