El JAC S4 tiene un sistema de control de estabilidad Bosch 9.3

El JAC S4 tiene un sistema de control de estabilidad Bosch 9.3

El control electrónico de estabilidad conocido por las siglas ESP es un elemento de seguridad activa desarrollado por Bosch en los años 90. Se considera uno de los mayores avances en materia de seguridad del vehículo en los últimos años.

De hecho se calcula que el 40% de los accidentes de tráfico mortales se deben a derrapes; con este sistema se podrían evitar hasta el 80% de estos accidentes.

Este sistema evita que las ruedas motrices patinen en determinadas situaciones, como arrancadas en suelo húmedo, curvas cerradas, etc. Tomando como base los sensores del sistema ABS y coordinados con la gestión del motor, el dispositivo puede actuar sobre el acelerador y los frenos para garantizar la máxima motricidad.

Gracias al sistema ESP se pueden integrar funciones adicionales, como por ejemplo: en los modelos JAC el sistema de arranque en pendiente que funciona gracias a la presión que genera el cuerpo hidráulico del ESP aplicada a los frenos en un pendiente. Con esto se evita que el auto resbale y a su vez genera un arranque más seguro.

El Jac S4 está equipado con un equipo Bosch de última generación ESP 9.3 que aumenta 33 veces la eficacia del sensor con una respuesta más rápida que previene de mejor manera una posible pérdida de control del vehículo.

Noticias relacionadas