¿Qué hacer cuando se rompe el embrague del auto?

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

27 Jun 2021 - 1:00

¿Qué hacer cuando se rompe el embrague del auto?

Uno de los momentos más desagradables es cuando el carro no arranca. Para que un frío extraño no le recorra el cuerpo cuando eso pase, le contamos qué hacer

Antes de comenzar le advertimos que los consejos que le vamos a dar son para que pueda ir hasta un taller con el auto y resuelva el problema. Es decir que estos consejos son solo si se trata de una emergencia, o como último recurso.

Porque recuerde que usar el motor de arranque para mover el auto y conducir sin embrague no solo va a generar un desgaste demasiado grande en el sistema de transmisión, sino que también puede resultar peligroso si no hizo esto antes.

¿Qué hace el embrague del auto?

Sin entrar en detalles técnicos, el embrague (en las cajas manuales es un pedal más, los autos con cajas automáticas no lo tienen) es un elemento mecánico que pasa la potencia del motor a la caja de cambios. Así, de forma manual, se puede separar o unir el giro del motor del auto a la transmisión, pasando el movimiento a las ruedas cuando hay una marcha colocada.

Le vamos a dar un paso a paso que debe seguir si quiere evitar llamar a la grúa para que le remolquen el auto. Eso sí, le repetimos que lo ideal es que lo lleve a un taller cuanto antes.

  1. Asegúrese de que el camino esté despejado: Si su auto está estacionado en un parking, empújelo o pida ayuda para moverlo hasta un lugar libre de obstáculos por delante. Si lo pueden empujar, tenga en cuenta que la caja de cambios esté en posición neutral o punto muerto. No apriete el pedal de freno para no exigir de más a quien le está dando una mano con el empuje del auto.
  2. Prenda el motor: Es posible encender el motor aun sin el embrague conectado. Haga eso, pero con la primera marcha colocada. Al girar la llave va a sentir un tirón del auto, pero no se preocupe porque la marcha se acopla enseguida y el auto avanza. Empiece a acelerar para continuar.
  3. Paso de marchas preciso: Ya con el auto en primera podrá salir del lugar en donde esté, pero para continuar la marcha será necesario pasar a 2º o 3º. Por eso, con la primera conectada, acelere y cuando supere en 1.000 rpm el rango habitual del cambio de marcha, suelte el acelerador y cambie a la velocidad siguiente. El motor tiene que estar un poquito enroscado para conectar el cambio en el margen de revoluciones óptimo.
  4. Calcule una ruta óptima: es ideal que tenga que hacer la menor cantidad de paradas posibles, ya sea por tráfico denso o semáforos. Piense bien a dónde lo va a llevar antes de salir con el auto sin embrague. Si hacer un stop es necesario, entonces pase la marcha a punto muerto, frene y para volver arrancar, apague el motor, ponga primera y enciéndalo.
  5. Para bajar la velocidad: Conduzca a una velocidad constante, saque la palanca de cambios de la marcha y suba lentamente las revoluciones para luego bajar el cambio.

Insistimos: haga esto como un último recurso, dado que como puede ver, las partes mecánicas sufren mucho con este accionar. Una vez en su destino, haga revisar el auto de inmediato, por lo que es bueno que tenga bien claro a dónde va a llevarlo, antes de empezar todo este proceso.

Consejos para cuidar el embrague de un auto

Un embrague puede romperse por un fallo de fábrica, pero más comúnmente es por una serie de malos hábitos, que con el tiempo, lo terminan dañando. Por eso le damos unos consejos para que proteja al embrague de los siguientes vicios:

  • No apoye el pie sobre el pedal: esto es muy común y no hablamos de pisarlo cuando no es necesario. El solo hecho de reposar el pie sobre el pedal del embrague genera fricciones mínimas en el sistema que a la larga son bastante perjudiciales.
  • Píselo a fondo cada vez que necesite embragar: Igual de dañino es pisarlo levemente cuando no debemos hacerlo, como pisarlo con poca fuerza cuando queremos pasar un cambio, ya que se vuelven a generar roces que dañan la estructura. Para evitarlo, asegúrese de que el asiento esté corrido de tal manera que le permita que el pie pise a fondo el embrague.
  • No lo suelte rápido: Soltarlo rápido o de manera descoordinada con el movimiento de su mano derecha genera estrés y fricciones innecesarias en el sistema.
  • En semáforos, punto muerto: En cualquier detención que le tome unos minutos, desacople la marcha, pase la palanca a punto muerto y repose el pie sobre el piso del auto (no mantenga el embrague pisado).

Tomado de. Autotest.com.ar

Noticias relacionadas