Los cinco héroes desconocidos que lucharon por la Independencia

Bicentenario

Autor:

Juan Pablo Vintimilla

Actualizada:

24 May 2022 - 0:05

Vista panorámica de Quito desde la Cima de la Libertad, en el occidente de la ciudad. - Foto: Francisco Moreno, PRIMICIAS

Los cinco héroes desconocidos que lucharon por la Independencia

Autor:

Juan Pablo Vintimilla

Actualizada:

24 May 2022 - 0:05

Una aristócrata quiteña, un indígena, un sacerdote, un patriota y cientos de mujeres fueron decisivos en la lucha contra la corona española.

La historia de la Independencia de los países americanos está repleta de héroes, de personajes iluminados, portadores de una lucidez y valentía tan grandes, que su condición humana parece difuminarse con el mito.

Simón Bolívar es uno de los personajes sobresalientes de la historia libertaria de América Latina. Su nombre evoca heroísmo en buena parte de América del Sur.

No muy lejos de su leyenda están los nombres de próceres como Antonio José de Sucre, el Mariscal de Ayacucho. El jefe de ejército patriota que salió triunfante de la Batalla del Pichincha el 24 de mayo de 1822, sellando así la Independencia del territorio que hoy se conoce como Ecuador.

Los grandes triunfos alimentan el nacimiento de figuras míticas, como la de Abdón Calderón, el joven soldado patriota que se negó a abandonar la batalla a pesar de las heridas que recibió y ofrendó su vida por sus ideales.

Su valentía fue destacada en el parte de guerra que escribió tras la batalla el Mariscal Sucre y elogiada por Bolívar, el gran líder del movimiento independentista regional.

Pero una batalla definitoria es mucho más compleja que un puñado de grandes líderes patriotas.

En la batalla libertaria hay héroes, que quizá no tengan su nombre en plazas, aeropuertos, avenidas, monumentos, o preseas internacionales, pero que cumplieron un rol determinante en el desarrollo de la historia.

Estos héroes evocan valores más humanos y contemporáneos, como la generosidad y el desprendimiento de lo propio en pos de una causa, la suspicacia de hablar en el momento correcto, la compasión ante quienes piensan distinto, la alegría tras la victoria, o la bravura desde lo cotidiano.

Según Karina Jaya, gerente de la operadora turística Leyendas Nocturnas, -que organiza recorridos nocturnos teatralizados desde el convento de El Tejar sobre eventos históricos y leyendas de Quito- estos son algunos de esos personajes olvidados de la Batalla de Pichincha:

Rosa de Montúfar

Rosa de Montúfar

La aristócrata quiteña fue hija de Juan Pío Montúfar, quien encabezó la fracasada Junta Soberana tras el Primer Grito de Independencia en 1809. Rosa fue la única integrante de su familia sin orden de prisión por ese primer intento libertario.

Se unió a la causa independentista aportando dinero para comprar soldados realistas, vituallas y ofreció a los esclavos de sus haciendas como soldados. Escondió a los jefes del ejército libertario en su hacienda en el Valle de Los Chillos y a Antonio José de Sucre y sus tropas, antes de la Batalla de Pichincha.

Lucas Tipán

Lucas Tipán

Fue un indígena considerado clave en el triunfo del ejército libertario. Trabajaba en la hacienda de Vicente Aguirre, un gran amigo de Sucre, y estuvo entre los sirvientes que guiaron a las tropas desde Latacunga hasta Sangolquí, donde se preparaba la ofensiva patriota.

La ventaja de Tipán era que su padre era realista y él escuchó parte de la estrategia del ejército español. Entonces Tipán transmitió esta información a Sucre, quien decidió llegar a Quito por las laderas del Pichincha, sorprender a los realistas y tomar ventaja estratégica para la batalla, que originalmente debía desarrollarse en el sector de El Ejido.

Rafael Jaramillo

Rafael Jaramillo

El entonces padre superior de la orden mercedaria de El Tejar era realista, pero cuando la batalla arreció y empezaron a caer las primeras víctimas, abrió una fosa común en la cripta de la capilla de San José y del cementerio de El Tejar, donde fueron sepultados tanto realistas como patriotas.

El sacerdote, además, brindó las primeras atenciones a los heridos de ambos bandos, unos 190 españoles y 140 patriotas, incluido Abdón Calderón. El parte de guerra de Sucre habla de 400 fallecidos del lado español y 200 del bando patriota.

Manuel Antonio López

Manuel Antonio López

Era el abanderado del batallón Paya, del ejército libertario, y tras el triunfo ante los españoles fue designado como el encargado de bajar la bandera del Reino de Castilla e izar en su lugar la bandera de la Gran Colombia, en las torres de la iglesia de El Tejar.

Ese acto simbolizaba el triunfo y la independencia frente a la corona española. Esto ocurrió luego de que Antonio José de Sucre y Melchor Aymerich, jefes de los ejércitos enfrentados, leyeran las capitulaciones con las que el ejército español se retiraba de Quito y reconocía su derrota.

Las ‘guarichas’

Las ‘guarichas’

Las mujeres que se sumaron a la gesta libertaria y fueron decisivas en la victoria del ejército patriota fueron conocidas como ‘guarichas’. En general, eran mujeres indígenas o de clase baja, pero al proceso independentista se sumaron ‘guarichas’ de todos los estratos.

Ellas cumplían tareas logísticas, como alimentar a los soldados, cuidar de los heridos o trasladar correspondencia, pero también tareas militares, como espionaje e incluso participaron en el campo de batalla con sus bayonetas y algunas lo hicieron cargando sus hijos en la espalda.

Noticias relacionadas

Ícono lo más leídoLo más leído