Por el metro de Doha pasa todo el Mundial

#Qatar2022

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

4 Dic 2022 - 5:30

Miles de hinchas argentinos en una estación de metro en Doha, el 3 de diciembre de 2022. - Foto: Primicias

Por el metro de Doha pasa todo el Mundial

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

4 Dic 2022 - 5:30

Miles de hinchas se cruzan a diario en las paradas y estaciones. Gritan, alientan, corren y empujan. La Copa del Mundo se ha movilizado en el metro.

Nunca antes un Mundial se jugó en un perímetro tan pequeño. Los ocho estadios se encuentran en un radio de 55 kilómetros, desde el centro de Doha, lo que ha permitido que los hinchas vayan a más de un partido al día.

En otros mundiales, los estadios se han ubicado en varias ciudades o hasta países, como ocurrió en Corea-Japón 2002. Pero en Qatar, las distancias no son un problema.

Los hinchas más arriesgados han tenido días de locura y se han atrevido a mirar hasta cuatro partidos en una sola jornada. Los horarios lo permitían y el metro es la gran solución.

Qatar construyó el metro para el Mundial y le ha funcionado a la perfección. Es rápido, moderno, limpio, gratuito y sobre todo, sencillo.

Cuenta con 79 kilómetros de metro distribuidos en tres líneas, la roja, la verde y la dorada, en un total de 37 estaciones.

Son 110 trenes con acceso directo a cinco de los ocho estadios del Mundial. Y para los otros tres, existen buses que llevan a los aficionados desde y hacia el metro.

Tiene un sistema innovador sin conductores y durante el Mundial ha funcionado casi las 24 horas del día.

En las mañanas el metro de Doha luce casi vacío, con pocos hinchas. Pero en las tardes y noches, es una verdadera fiesta.

Los aficionados de las 32 selecciones se cruzan en las gradas eléctricas, en los pasillos, en los vagones y empieza la locura.

Marroquíes, brasileños, árabes, mexicanos y argentinos son los que se han robado el show. Son mayoría en el Mundial y se han hecho sentir en el metro.

Un hombre africano canta en el metro de Doha, el 2 de diciembre de 2022.

Un hombre africano canta en el metro de Doha, el 2 de diciembre de 2022. EFE

Los días de los partidos del Grupo C, donde estaban Argentina, México y Arabia, fueron los de mayor agitación.

La parada final en Lusail (línea roja) se volvió un hervidero cuando se cruzaron argentinos y árabes, o argentinos y mexicanos. En ese estadio se jugaron ambos partidos.

El metro de Doha ha funcionado a la perfección. A la salida de los partidos, los trenes esperan a los hinchas para llevarlos a sus destinos.

Además, el Comité Organizador del Mundial ha contratado gran cantidad de personas que guían a los aficionados, de la manera más simpática.

“Metro, this way“, cantan en unos altavoces para que los hinchas sepan por donde ir. Los más divertidos, cambian la letra, según el partido: “Messi, this way“, “Cristiano, this way“.

El metro fue pensado para el Mundial y es uno de los principales legados que heredarán los qataríes una vez que se termine la Copa del Mundo: un sistema de transporte cómodo, moderno y eficaz.

Noticias relacionadas