50 años de Woodstock, entre nostalgia, rock, paz y amor

Cultura

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

15 Ago - 0:05

Asistentes al festival de Woodstock, en agosto de 1969. - Foto: REUTERS

50 años de Woodstock, entre nostalgia, rock, paz y amor

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

15 Ago - 0:05

El Festival de Música Woodstock es parte de la memoria colectiva de la humanidad. Lo que inicialmente se esperaba que fuera la asistencia de 50.000 personas, terminó siendo el punto de encuentro de 400.000 fanáticos del rock, de las flores y de la paz y del amor.

Había un claro espíritu en ese preciso momento. La idea central era la paz, manifestar el rechazo a la guerra de Vietnam, darle voz a los jóvenes de entonces, que proclamaban amor.

Era agosto, hace 50 años. El hombre había llegado a la Luna. Nixon estaba en el poder y se supone que casi hay una Tercera Guerra Mundial, cortesía de un conflicto entre la Unión Soviética y China.

“Los sesentas nos enseñaron que podemos construir una familia extendida y unirnos a través de la música”, dijo alguna vez Kurt Vonnegut al hacer referencia al festival de Woodstock. Un encuentro que se salió de las expectativas de los organizadores y que marcó a la humanidad.

La generación que había nacido en los cincuenta, que empezó a liberarse con Elvis, Bob Dylan y The Beatles, vivió este festival con los artistas que escuchaban. Estaban a 120 kilómetros de la ciudad de Nueva York. Los caminos colapsaron.

Lo que iba a ser un negocio, se convirtió en una labor de cariño, que empezó la tarde del 15 y terminó la mañana del 18 de agosto, de 1969. Las granjas cercanas que vendían agua, decidieron regalarla al ver la cantidad de chicos. La comida y medicinas llegaron a través de helicópteros. Camaradería era la palabra.

Fue una celebración que, a 50 años de haber sucedido, sigue impactando.

Ese festival –organizado por Artie Kornfeld, Michael Lang, John P. Roberts y Joel Rosenman– entró a la historia. Quizás hoy solo quede la música, porque esos ideales de amor y paz de los sesenta se extinguieron con el pasar de los meses y años.

Así, el Festival Musical de Woodstock es un vestigio de un tiempo pasado que no pudo conseguir lo que buscaba, ni tener una celebración por los 50 años, por problemas legales y financieros, se suspendió el concierto que debía realizarse este fin de semana.

Pero al menos Woodstock pudo tener una banda sonora.

Noticias relacionadas