Almodóvar por Almodóvar es el mejor de todos: crítica a ‘Dolor y gloria’

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

13 Jun - 18:26

Dolor y gloria, película de Pedro Almodóvar - Foto: Primicias

Almodóvar por Almodóvar es el mejor de todos: crítica a ‘Dolor y gloria’

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

13 Jun - 18:26

La película número 21 del cineasta español es un regalo para sus seguidores, porque aquí, más que en ninguna otra, no solo están los temas y obsesiones del realizador que firma con su apellido —ya una marca, por donde se lo vea— también está él, en una versión poderosa interpretada por un excesivamente genial Antonio Banderas.

No hay película mala en la filmografía de Almodóvar. Quizás exista alguna que no esté tan bien hecha como otras —en este rubro entra La mala educación, que sin ser un desastre, es una de las menos consistentes del español—. Sin embargo, lo que sucede en Dolor y gloria es casi providencial.

La posibilidad de que artistas hagan sus mejores trabajos después de los 60 años —Almodóvar está a punto de llegar a los 70— ya no resulta novedoso. La experiencia y la afinada capacidad de contar historias son condiciones necesarias para que estos artistas consigan elevarse. Así, casi siempre mirándose a sí mismos, regalan obras de las que nadie puede salir emocionalmente libre.

Dolor y gloria es eso: la película en la que Almodóvar se convierte en sujeto y objeto. El filme en el que se ausculta y se muestra a través de Antonio Banderas, quien interpreta al director de cine Salvador Mallo, quien mira su carrera y su vida, como realizador gay, atormentado por sus problemas de salud. Mallo es Almodóvar, a nadie le pueden quedar dudas. Todo Almodóvar está en Mallo, quien —el conflicto inicial— no puede encontrar forma de emocionarse creativamente debido a sus problemas de salud e inseguridades.

La película es un desfile de mujeres fuertes, colores intensos, amores del pasado y varios recuerdos. Mallo está llamado a participar en una proyección especial y restaurada de su película Sabor —que hiciera hace más de 30 años— y los organizadores de esta actividad lo quieren tener junto a su protagonista, el actor Alberto Crespo —interpretado por Asier Etxeandia—. Eso abre la puerta a una serie de experiencias, conversaciones y posibilidades creativas que le permiten al genio salir, no como un ente solitario, sino como un ser en compañía de otros.

Antonio Banderas en un fotograma de 'Dolor y gloria'

Antonio Banderas en un fotograma de ‘Dolor y gloria’ El Deseo

Antonio Banderas es fabuloso. Una actuación tan reveladora como contenida. Amamos a Mallo en la pantalla, lo entendemos y estamos de su lado. No en vano su triunfo como mejor actor en el reciente Festival de Cannes. Él, por este personaje, merece todos los galardones de la galaxia. Especialmente por esa escena en la que se reencuentra con un amante del pasado. Quizás el instante en que todo confluye y el universo parece ser un lugar hermoso.

Si hay una película que se debe ver este fin de semana, Dolor y gloria es esa apuesta.

 

Dolor y gloria

Dir: Pedro Almodóvar

Guion: Pedro Almodóvar

Elenco: Antonio Banderas, Asier Etxeandia, Leonardo Sbaraglia, Penélope Cruz, Cecilia Roth

El Deseo, Sony Pictures

2019

 


 

Otras recomendaciones

Men in black: International

Nuevos agentes, los mismos extraterrestres

Men in black: International

La química entre Chris Hemsworth y Tessa Thompson no es suficiente para mantener una película que pide a gritos que Will Smith aparezca. Igual es divertida, tiene ciencia ficción y secuencias que llaman la atención, pero la saga parece agotada y requiere de una reforma intensa, si quiere seguir adelante. Porque en esta ocasión, ni Thor ni Valkyria son capaces de salvar esta historia, dirigida por F. Gary Gray, quien también se encargó de la última aventura de la serie Fast and Furious.

The Amityville murders

La historia ¿real?

The Amityville murders

Se supone que es la historia real… tanto como puede ser tomar los asesinatos originales en Amityville, mostrar el caso policial en el que un joven asesinó a toda su familia —él continúa en prisión, por si lo quieren saber— y dotarlos de ciertos destellos de hechos paranormales. Lo que se inicia como un ejercicio de terror novedoso, alrededor de este acontecimiento —que dio inicio a una de las series de películas que no se dejan de hacer— se convierte en más de lo mismo. El director y guionista Daniel Farrands no consigue elevar el ambiente ni las acciones en un filme que empieza muy bien, pero que pronto decae.

Noticias relacionadas