Las causas de la tortura y muerte de un niño en formato docuserie

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

13 Mar - 0:05

"The trials of Gabriel Fernandez", la serie documental que está afectando a muchos de sus espectadores por cómo retrata la violencia y tortura hacia un niño. - Foto: Diego Corrales, PRIMICIAS

Las causas de la tortura y muerte de un niño en formato docuserie

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

13 Mar - 0:05

Con “Justicia para el pequeño Gabriel”, Netflix ha golpeado a muchos porque la víctima es un niño de 8 años a quien se muestra abandonado a su suerte.

Cortes, abrasiones, marcas de disparos de balines en su cuerpo, señas de ahorcamiento, hendiduras en el cráneo, marcas de esposas en sus pies. Queda claro que los ocho meses que Gabriel Fernández vivió con su mamá y el novio de ella fueron una pesadilla.

Brian Knappenberger, el director de The trials of Gabriel Fernandez -su título en inglés-, empieza el relato con la llamada al 911 en la que Pearl Fernandez dice que su hijo no responde. De ahí, la llegada a la sala de emergencias de hospital y cómo los médicos se enfrentan a resucitar al niño.

El flagelo del cuerpo destrozado y la descripción de los daños.

Pearl Fernandez e Isauro Aguirre, los responsables de la muerte de Gabriel.

Pearl Fernandez e Isauro Aguirre, los responsables de la muerte de Gabriel. Netflix

Nadie puede salir impávido ante ese recuento, ante las fotografías, ante los detalles que se dan sobre la tortura a la que Gabriel fue sometido.

Knappenberger golpea de forma directa a los espectadores. Muestra las reacciones de dolor de testigos, familiares, fiscales, agentes y funcionarios acusados. Oculta quizás lo más cruento, pero en términos generales muestra todo. Ha tenido acceso en tiempo real al juicio y a los protagonistas de la historia y constantemente analiza lo que se está viendo.

Bueno, no de manera directa, pero sí a través de las opiniones de quienes aparecen ahí. Knappenberger edita su documental como si su misión fuera la de reflejar las dudas que su relato va generando.

Y eso encamina la discusión.

Para esto hay que recordar que todo documental es una toma de partido, una perspectiva de la realidad. No es la verdad, es solo una mirada. Pero en el caso de Justicia para el pequeño Gabriel, esta es una mirada que persuade, que hace que el espectador crea algo muy puntual.

Las señales que estaban a la vista

La serie está construida siguiendo una especie de fórmula, que permite a quien la ve una inversión emocional fuerte: la música, los tiempos muertos en que la cámara no deja mostrar el dolor de entrevistados, las reacciones de quienes están a la vista, el malestar.

Sí, Netflix casi ha patentado una manera de mostrar estos hechos reales. Una que resulta efectiva.

Especialmente en este trabajo en el que, a medida que avanzan los capítulos, cada pieza del caso se pone en evidencia. Y se trata de profundizar en ella.

El fiscal de distrito de Los Angeles, Jon Hatami, en una de las escenas en el juzgado, que se ve en el documental.

El fiscal de distrito de Los Angeles, Jon Hatami, en una de las escenas en el juzgado, que se ve en el documental. Netflix

Knappenberger muestra a los culpables del caso -sobre todo a la madre del niño y a su novio, Isauro Aguirre-, así como a otros responsables, como los funcionarios de los servicios sociales de California. Profundiza en ellos, los muestra como personas, como seres complejos o con patologías psiquiátricas.

Indaga sobre las responsabilidades, sobre la negligencia, el secretismo de las instituciones y el abandono al que fue sometido el niño.

A Gabriel lo estaban torturando, estaba siendo abusado y todas las instancias de protección fallaron con él. Hubo alertas y se las ignoraron. El sistema no funcionó. Gente denunció y no se hizo nada. Gente no quiso cumplir su función.

En este nivel, el documental destroza.

Este relato, casi en orden cronológico, ha impactado a muchos de usuarios de la plataforma, quienes han creado videos en homenaje a Gabriel -como el video que se ve arriba-.

Construido en función de las tomas del juzgado, imágenes de archivo y entrevistas a varias personas, The trials of Gabriel Fernandez es una película triste, en la que queda claro que un niño, por un sistema roto, por la homofobia y por una serie de acciones cometidas por los adultos llamados a cuidarlo, fue acabado de a poco, con violencia y sufrimiento.

No es necesaria una moraleja cuando el horror lo es todo.

La tortura y asesinato de Gabriel Fernandez está conmoviendo a todo el mundo, a través de esta serie documental de Netflix.

La tortura y asesinato de Gabriel Fernandez está conmoviendo a todo el mundo, a través de esta serie documental de Netflix. Netflix

The trials of Gabriel Fernandez

Dir: Brian Knappenberger

Serie documental, seis episodios

Netflix, 2020

Otras recomendaciones

Basada en hechos reales

“Lost girls”, de Liz Garbus

Netflix, 2020

Una película que suena más actual que nunca: una madre que busca a su hija desaparecida y en el camino abre la puerta para una investigación policial sobre asesinatos de mujeres jóvenes, trabajadoras sexuales. Una investigación que arrojó la identificación de un asesino serial: el Long Island Killer, que todavía no ha podido ser atrapado. Amy Ryan interpreta a Mari Gilbert, la madre que lucha por encontrar pistas sobre su hija Sherre, y lo hace con fuerza y una rabia que no deja de ser precisa en momentos como ahora.

Una cacería de nazis muy particular

“Hunters”, de David Weil

Amazon Prime, 2020

Una serie que tiene su fuerza en la presencia de Al Pacino como el líder de un grupo de sobrevivientes del Holocausto y gente cercana que, en los Estados Unidos de los años 70, se dedican a cazar a oficiales nazis que consiguieron huir de Alemania luego de la guerra y viven como si nada, con otras identidades. Hunters es una ucronía total, acompañada de momentos tarantinescos del más absoluto disparate. Pero, en el fondo es una serie construida alrededor de personajes fuertes y extremos que pueden generar empatía y rechazo. Y en muchos momentos sorprender por las acciones en las que se encuentran sumergidos.

Noticias relacionadas