Cinco videos musicales de una escena nacional fuerte

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

14 Nov 2020 - 0:05

Fotograma del video "Caminos Extraños", de la banda guayaquileña Cometa Sucre. - Foto: Cometa Sucre

Cinco videos musicales de una escena nacional fuerte

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

14 Nov 2020 - 0:05

No importa si están en Quito, Guayaquil o en el extranjero, la música de bandas y solistas de Ecuador tiene en los videos su terreno vital.

¿Se puede vencer la idea del confinamiento o de la tensión que genera una pandemia? Con la música quizás se puede conseguir algo así. Al menos permitir un paréntesis o abrir otra puerta.

Para entrar a otra situación o estado.

Nuevas posibilidades o sentidos. U otras formas de hacer que los sonidos lleguen a más personas en un momento como este.

Y ahí aparecen los videos musicales, que desde la nostalgia, el giro sobre el encierro, la naturaleza, el humor y hasta, por qué no, los gatos, ayudan a promocionar canciones impresionantes de artistas igualmente notables en sus propuestas.

PRIMICIAS recomienda cinco videos de proyectos ecuatorianos para seguirles la pista.

Caminos extraños, de Cometa Sucre

Un tema que forma parte del disco de la banda guayaquileña, En Transmisión Perpetua, que los Cometa Sucre lanzaron en 2019.

Y como los planes de promoción del álbum y de hacer una gira para presentar sus temas se truncaron por la pandemia, el camino tuvo que replantarse. Y claro, llegan los videos.

En particular este, dirigido y editado por Felipe Lizarzaburu -de La Máquina Camaleón-, en el que el carácter nostálgico e íntimo le juegan mucho a favor al grupo liderado por Pedro Argüello.

Y si bien no es una canción que se compuso con la situación actual en mente, su letra y su espíritu parece englobar de manera directa cierto sentido de esperanza y de que las cosas van y pueden estar bien.

Argüello canta “Aquí hay mil rastros de amor / ecos llenos de ilusión / que no se apagan / volver a nacer / sin miedos de ayer”, mientras que en las imágenes hay momentos de cercanías con familiares, hijos, parejas, amigos y un grupo que parece que la está pasando bien. Esto es capaz de poner en evidencia esa buena onda necesaria en momentos como este.

A Huawei, de Sr. Maniquí

Es probable que sea uno de los temas más graciosos que se hayan publicado los últimos años. Pero gracioso en serio.

El humor no le gana a la calidad y a la apuesta armónica. Lo que habla de algo mucho mejor.

Y ese espíritu de comedia -basado en el poema de Elsye Suquilanda- consigue mantenerse en el video que Sr. Maniquí –el proyecto solista de Mariela Espinosa– presentó el pasado 8 de noviembre.

Porque la canción habla de la dependencia a la tecnología, a los teléfonos inteligentes, y a la paradójica relación que se gesta con estos aparatos. 

Y eso se reproduce en el video musical que tanto Espinosa como Maya Villacreses (en la actuación), Gonzalo Camacho (en la animación) y Sara del Bosque (en el lettering e ilustración) dirigieron. Como un ejercicio de graficar aquello que la canción va edificando.

El video, realizado en septiembre de 2020, es el tercer sencillo del disco Ábrete sésamo, que la intérprete presentó en octubre pasado.

Deteniendo el tiempo, de Paquidermo ft. Marto

El electro dream pop de Paquidermo es una especie de Lado B de lo que hace Alejandro Quénedit. Una siguiente vuelta a lo que sucede con su banda Cementerio de Elefantes. Y si bien hay un ADN que se comparte, el resultado es estéticamente más amplio.

Y Deteniendo el tiempo es la prueba. Porque a todo lo que puede sonar este estilo -¿solista?- se le puede agregar una pizca de soul y un sentido dance. Esto vuelve inevitable que se siga el beat y que quien escucha la canción se deje llevar por lo que suena.

Hay cierto espíritu de tranquilidad en la canción, que visualmente se resuelve de una manera sencilla y precisa.

Porque el video -dirigido por Caramelo Acosta- es un compendio de tomas de gatos de algunos de los amigos del músico, que parecen seguir el ambiente y el carácter de la canción. Y así, con ese entorno ‘chill’, es posible comprender la dimensión de calma y el llamado a la tranquilidad que la canción profesa. 

Al agua, de Joanne Vance

¿Se puede hacer un video en casa, en plena pandemia y hacerle justicia a una canción con un coro que impresiona? Sí, es posible. Lo ha conseguido Joanne Vance con el video de Al Agua, que ella dirigió y editó, en encierro, en Brooklyn, Nueva York.

Un video musical que respeta la estructura de una canción que parece unir dos estados y dos momentos con precisión quirúrgica.

Así, la velocidad que se consume en las estrofas se ralentiza y adquiere otro matiz cuando estalla el coro. Una dinámica que se mantiene en todo el video.

En una explosión de colores, texturas y primeros planos; con un gran angular como el ojo que lo ve todo, hasta llegar a un momento de intensidad, que se transforma en el cierre perfecto.

El video musical no debe comerse la canción. Es un apoyo, una apuesta simultánea y con este trabajo audiovisual, Vance empuja a su propio tema a un espacio mucho más interesante.

La Door, de Tonicamo

Tonicamo debería sonar mucho más de lo que suena.

En realidad, el proyecto que lidera Pablo Dávila tiene una concepción estética y sonora que muy pocos tienen. En este tema -que es una nueva versión de Si te vuelvo a ver, que ya sonaba en su disco Macho, de 2019- la prueba está ahí.

Y el video que dirige William Alava roza cierto carácter de película B, que calza a la perfección en el espíritu de la canción. Porque la imagen no debe definirse, porque resulta oscura, rojiza, distante y seductora. 

Con una sensualidad que se difumina y una imagen que apuesta por ese sentido etéreo, con una niebla que poco a poco desaparece. Hasta llegar a una animación que, mecánica, deja en claro esa obsesión de la que el tema habla. 

Porque las rupturas también son actos de amor. Y esta versión -que incluye el ‘featuring’ de Amantina- existe para reafirmar esta sentencia.

Noticias relacionadas