Cristina Rivera Garza: pensar la escritura desde un espacio más cercano, sin dioses ni genios

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

28 Oct 2019 - 1:34

Cristina Rivera Garza en plena intervención en el Centro Cultural Benjamín, el pasado 23 de octubre de 2019 - Foto: Eduardo Varas

Cristina Rivera Garza: pensar la escritura desde un espacio más cercano, sin dioses ni genios

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

28 Oct 2019 - 1:34

En su reciente visita a Quito, para participar en el encuentro ‘Cartografías de la disidencia’, la escritora mexicana habló sobre el hecho de ver a la escritura como un trabajo y defendió la necesidad de cuestionar conceptos y criterios que se manejan desde posiciones de poder, casi siempre controladas por miradas masculinas.

En su participación en solitario, durante el encuentro Cartografías de la disidencia, Cristina Rivera Garza encantó a los asistentes: los hizo reír, reflexionar y emocionó, especialmente cuando leyó un texto en progreso, en el que habla sobre el feminicidio de su hermana.

No hubo una sola persona que no se conmoviera la tarde del 23 de octubre en el Centro Cultural Benjamín Carrión.

Porque en definitiva, una de las condiciones importantes de la escritura —Rivera Garza se preocupa de hacer la distinción entre escritura y literatura— tiene que ver con ese contacto con otros, con el entorno y lo que estas circunstancias generan en quien escribe.

Más que mirar a la escritura como un acto elevado, digno de un espíritu elevado, Cristina Rivera Garza la experimenta como un trabajo y desde ahí parte. Lo dice públicamente.

“Las historias las contamos todos, para socializar”, afirma, como si sostuviera que escribir libros no debe ser visto como un acto narrativo milagroso y único. Todo el mundo lo hace. No se diga más.

 

Escribir en un ambiente ya definido, que rechaza el cambio

En entrevista con PRIMICIAS, la escritora mexicana Cristina Rivera Garza —que ha publicado más de una veintena de libros y que ha recibido varios reconocimientos, como el Premio Sor Juana Inés de la Cruz, que ganara en dos ocasiones—, desarrolló algunas de sus ideas y criticó ciertas posiciones en el terreno literario.

Especialmente aquellas que sostienen que la ‘calidad literaria’ es el único prisma bajo el cual se debe medir la experiencia de la escritura.

  • Otra posición frente al acto de la escritura

    ¿Desde qué otras perspectivas se puede entender a la escritura, si este es un momento para mirarla con otros ojos, como algo más corpóreo, más material?

  • Vientos de cambio

    Este es el momento preciso para que se produzca un cambio en muchos espacios, sobre todo en criterios e ideas alrededor de la escritura…

  • La observación como sistema

    Ese en ese sentido, quien escribe debe prestar mucha atención a lo que sucede a su alrededor…

  • Otros sentidos detrás del acto de escritura

    ¿Cómo interviene el concepto del “cuerpo” alrededor de la escritura?

  • El drama de la calidad literaria

    ¿El uso de la “calidad literaria” sería uno de los argumentos para mantener esas distancias dentro de la escritura?

 

También le puede interesar:

Noticias relacionadas