Estos son los documentales a tener en cuenta en EDOC 2020

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

22 Sep 2020 - 0:05

Fotograma de "Los fantasmas del Caribe", de Felipe Monroy, película inaugural de la edición "En línea" de los Encuentros del Otro Cine, el pasado 20 de septiembre. - Foto: Encuentros del Otro Cine

Estos son los documentales a tener en cuenta en EDOC 2020

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

22 Sep 2020 - 10:49

Debido a la pandemia, esta edición del Festival Encuentros del Otro Cine (EDOC) será en línea. Aquí, una lista de las películas que nadie debe perderse.

Los documentales no se detuvieron este 2020 singular. El arranque del festival Encuentros del Otro Cine (EDOC) en plena pandemia, lo que complicó que se lo realizara de manera presencial, no pudo ser mejor.

La proyección “en línea” del documental Los fantasmas del Caribe (Felipe Monroy, 2018), este 20 de septiembre, resultó perfecta. Porque dejó en evidencia cómo funciona el sistema de streaming que este año es la base de la experiencia, a través de la página oficial del encuentro.

Y porque revela cierto tono que parece repetirse en los filmes y cortometrajes que integran esta edición: las relaciones con las historias personales y comunitarias, así como las maneras que existen para lidiar con ellas.

Lo que Monroy muestra con su trabajo -rodado en su natal Colombia en época de negociación de la paz entre Gobierno y FARC- es su retorno a su país, luego de 10 años, para tratar de llegar a un mejor puerto en sus relaciones familiares.

Los fantasmas del Caribe es un documental contado en primera persona, en la que un hombre escarba en lo que fue su crecimiento con un padre ausente -adicto a drogas- y una madre dura y distante.

Y lo coloca ante la historia reciente de su país. En ese ejercicio de no juzgar nada, sino de entender, el documental de Monroy es un acierto. Porque golpea, emociona, hace reír y encanta.

Una dinámica que se mantiene en otras películas y cortos que se pueden ver en estos días.

1. Cómo repudiar a tu padre, de David Mateo Galarza Espinosa

Fotograma de corto documental

Fotograma de corto documental “Cómo repudiar a tu padre”, de David Mateo Galarza Espinosa. Cortesía

Este corto documetal de 25 minutos de duración es un trabajo en el que director, David Mateo Galarza Espinosa deja en claro que quiere cambiar sus apellidos en el Registro Civil.

Ponerse primero el de su madre y luego el de su padre. Un padre ausente, del que no sabe nada y de quien no quiere nada. Por eso el apellido tachado.

Y mientras entrevista a su madre, a sus amigos con situaciones similares, abre el espacio para la reflexión sobre la identidad, sobre las imposiciones sociales y la dificultad para exigir reconocimiento como se lo quiere recibir.

En el medio hay humor, buena onda, complicaciones, claroscuros en algunas entrevistas, reflexiones y recursos creativos para que el proyecto no pierda ritmo.

Cómo repudiar a tu padre se puede ver este martes 22 de septiembre, de forma gratuita, en el apartado de películas gratuitas del Festival. Esto, como parte del streaming de los cortometrajes de la UArtes.

2. La luna me sigue, de Mayro Romero

Fotograma de

Fotograma de “La luna me sigue”, de Mayro Romero Cortesía

No hay forma de no sentirse maravillado ni golpeado por este trabajo de Mayro Romero, que en solo ocho minutos consigue el equilibrio perfecto entre experimentación y confesión.

Solo basta una locución en off, acompañada de imágenes relacionadas con la luna y sus representaciones más conocidas en el terreno del audiovisual, para hablar sobre la niñez y la inocencia.

Y cómo se rompe, se destroza, se la violenta. Una historia personal que parece repetirse en muchas otras.

Son solo ocho minutos y el impacto dura mucho más en quien ve este cortometraje, que también forma parte de los trabajos de la UArtes que se pueden ver este 22 de septiembre, a las 19:00, en la plataforma oficial de los Edoc.

3. Espero tu (re)vuelta, de Eliza Capai

 

La película

La película “Espero tu (re)vuelta”, de Eliza Capai., se puede ver este 23 de septiembre. Cortesía EDOC

Un documental donde la historia más reciente de la lucha estudiantil y juvenil en Brasil es el eje.

El planteamiento de Eliza Capai es sencillo y claro: es a través de la organización, y de la capacidad de protestar, que se producen los cambios. Esta idea quizás no sea tomada en serio por muchas personas, sobre todo en un mundo plagado de posiciones polarizadas.

Pero Capai se la juega y consigue argumentar muy bien por qué esto debe ser así.

Incluso llega a usar referencias de cómo las protestas sociales han generado cambios en países de primer mundo.

Pero más allá de esto, Capai estructura un discurso que empieza con un carácter festivo, utilizando la narración de los propios estudiantes, que hablan de sus experiencias en las protestas -desde 2013- y que se transforma, en la mitad del relato, en un juego de silencios y expectativa, sobre todo ante la respuesta violenta de autoridades.

Así, la fiesta se acaba y empieza el terror de la represión. En esas paradojas, el documental funciona.

La película se puede ver de manera gratuita el 23 de septiembre, en la plataforma de los EDOC, a las 19:00.

4. El Campeón del Mundo, de Federico Borgia y Guillermo Madeiro

Antonio y Juanjo Osta en un fotograma del documental

Antonio y Juanjo Osta en un fotograma del documental “El Campeón del Mundo”. Cortesía

El documental de Federico Borgia y Guillermo Madeiro es varias cosas a la vez: homenaje, una especie de advertencia, una película sobre el amor entre padre e hijo, sobre las distancias generacionales.

Y con una cámara que parece estar en los lugares precisos, El campéon del mundo nos muestra a Antonio Osta -que ganó un campeonato mundial de fisiculturismo en 2006- como una figura interesante y contradictorio.

Hay una onda afectiva ahí -los realizadores habían trabajado antes con él, en una película de ficción, Clever-, que se refleja en el retrato que se muestra de él, como macho latino por excelencia.

Así como ser sensible -que se compara al personaje de Mickey Rourke en The Wrestler-, padre consciente de su trabajo con un hijo adolescente y esa sabiduría natural que realmente afecta a quien mira la película.

Y más que romper el corazón -Osta falleció en medio del rodaje del documental, a consecuencia de una insuficiencia renal- El campeón del mundo se convierte en una forma interesante de celebración.

Quizás todas las historias deban moverse por ese terreno en el que el gris resulta más interesante que lo bueno y lo malo.

La película se la puede ver bajo el formato “Bajo demanda”, a un costo de USD 3 -también se puede comprar el pasaporte de USD 30 para ver los 15 documental “bajo demanda”, que forman parte de esta edición-.

Una vez que se inicia la reproducción de la película, se la puede ver hasta en 48 horas.

Noticias relacionadas