El Tiro deja la melodía por el ruido en su disco ‘Escena Pop’

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

18 Ene - 11:38

'Escena Pop', el nuevo Ep de El Tiro. Un trabajo que se distancia de su anterior producción. - Foto: PRIMICIAS

El Tiro deja la melodía por el ruido en su disco ‘Escena Pop’

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

18 Ene - 11:38

El quinteto quiteño lanza su segundo EP mientras va pensando en grabar un álbum lo más rápido posible. Una búsqueda sonora única, en una banda que no tiene miedo de cambiar las formas, método y sonido.

Dos años de diferencia entre un EP (extended play) y otro son suficientes para convertirse en otra banda, para hacer otras búsquedas, localizar otros sonidos. Tener otras inquietudes.

Lo que en su momento fue un proyecto que mostraba sus influencias del indie de inicios del siglo XXI —The Strokes a la cabeza— ahora es un grupo que suena como si Mudhoney corriera por las venas de Addonis Espín—voz—, Jonathan Moya —guitarra—, Pablo Lincango —bajo—, Diego Carvajal —guitarra— y Sebastián Salazar —batería, aunque el EP fue grabado por José Moreta—.

Escena Pop es el nombre de esta producción de El Tiro que, en menos, de 15 minutos arroja todo. Desde el deseo paradójico de llamarla de esa manera, a pesar de la crudeza de las guitarras y de esa especie de espíritu lo-fi, como si fuese grabado en un sótano de Washington.

Hasta el sentido lírico, que poco tiene que ver con ese estilo dulce y casi amoroso de El campo de las fresas —el EP de 2017—, aparece aquí.

En el primer sencillo, Suicidio comercial, cantan: “Podemos destruir en las calles / Suicidio comercial / un perro muerto, afrodisíaco / se envenenó”. Una ruptura total e impresionante, con relación a su pasado. La voz de Espín suena afinada, desesperada y cruda. Lo mismo sucede con las guitarras de Moya y Carvajal.

Dios es gay

La frase que grafiteaba Kurt Cobain en las paredes de Seattle en su adolescencia y que luego sería el verso final del tema Stay away —del disco Nevermind— es una apuesta estética para El Tiro.

Moya viste la camiseta en la portada y eso define una posición. Marca la dirección de la que llega el sonido o la curiosidad que los ha movido. Hay grunge ahora, es verdad. Hay un caos controlado, en un disco producido por Chelo Suárez.

Escena pop es una pared sonora, que sucia es mejor.

El Tiro y su EP, en sus propias palabras

Jonathan Moya y Adonnis Espín conversaron con PRIMICIAS sobre Escena Pop y sobre el nuevo disco que están haciendo, del que adelantaron muy poco, pero que confirmaron como un hecho porque “no quieren dejar pasar más tiempo”.

  • Punto de arranque

    ¿De dónde viene la idea de hablar de una Escena Pop?

  • Los 90 regresan

    La camiseta con la frase ‘God is gay’ está haciendo referencia a Kurt Cobain ¿cómo han sentido esa influencia en ‘Escena Pop’?

  • La transformación de los sonidos

    ¿Cómo cambió su forma de componer para este segundo EP?

Escuche el disco aquí


Otras recomendaciones

'Music to be murdered by', de Eminem

Slim Shady regresa

‘Music to be murdered by’, de Eminem

Interscope records, 2020

Un disco que nadie se esperaba y que apareció este 17 de enero, con una sorpresa adicional para latinoamericanos: Eminem samplea a Luis Alberto Spinetta en el tema Stepdad, en el que toma la canción Peteribí, del segundo disco de Pescado Rabioso, de 1972. Marshall Matters —su nombre real— hace lo que mejor sabe: rimas rápidas y contagiosas, listas para que quien escuche el álbum siga su ritmo con el pie. Eminem puede hacer que hasta las piedras sientan sus canciones. Y Music to be murdered by es una buena prueba de cómo él puede conseguir grandes momentos.

'Circles', de Mac Miller

Un homenaje póstumo

‘Circles’, de Mac Miller

Warner Records, 2020

Miller estaba trabajando en este disco cuando murió en 2018. Su familia lanza este trabajo que lo que consigue es que se extrañe cada vez su genialidad. Miller es contenido y más cercano al soul que al hip-hop en este disco. Lo que suena es maravilloso, como para repetirlo una y otra vez. Hay una naturaleza agradable y de cercanía cuando se escucha Circles. Quien lo oye piensa que quisiera ser amigo de Miller, tenerlo cerca y divertirse con él. Sí, esa es la sensación. Este es un trabajo que parece ser una explosión de alegría, de pop, de rap. Recomendadísimo.

Noticias relacionadas