Elia Ezker abre el camino a su nuevo disco con ‘Flora’

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

26 Sep 2020 - 0:05

"Flora" no es solo la nueva canción de Elia Ezker, es también el nombre del nuevo álbum que saldrá en los próximos meses. - Foto: Diego Corrales / PRIMICIAS

Elia Ezker abre el camino a su nuevo disco con ‘Flora’

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

26 Sep 2020 - 0:05

El músico ecuatoriano Ignacio Izquierdo, bajo el nombre Elia Ezker, presenta un adelanto de su nuevo disco titulado ‘Flora’, donde el pop de los ochenta se asienta con peso.

El ecuatoriano Elia Ezker, radicado en Seattle (Estados Unidos) grabó una canción de su nuevo disco con el bajo de Flea. También pudo usar algunos efectos y equipos de Josh Klinghoffer, el que en ese momento era el guitarrista de Red Hot Chili Peppers.

Porque los instrumentos y aparatos estaban en Palmquist Studios donde él grabó algunas partes de Flora, el que será su segundo disco. Y porque los Peppers estaban grabando en ese momento, en el mismo lugar, demos de un disco que nunca saldrá.

La música es un ejercicio de coincidencias, de tiempos que se cruzan, de canciones que tendrán vida y otras que no. De reflejos de lo que es la existencia en un instante. La música es registro.

Es una foto a la que se puede volver tiempo después, porque algo se ha quedado ahí almacenado.

Para este nuevo disco de Ignacio Izquierdo -el nombre real, de Elia Ezker-, hasta los Chili Peppers son parte de ese registro.

Aunque no haya relación directa en el sonido o en la sensibilidad entre la música de Elia y la de Flea y compañía. Esa posibilidad de registro se asienta con la historia que cuenta Ezker.

Y si bien son cosas que si él no cuenta no se vuelven parte del relato; con que estén en él ya es suficiente.

Porque Flora será un registro de lo que fueron los últimos años del músico ecuatoriano que vive en Seattle, con su familia. Familia que tiene mucho que ver con el álbum.

Porque tanto el nombre del disco, como del primer sencillo, tiene que ver con hija y su esposa, Allison, canta aquí, como lo ha hecho en sus otros trabajos.

Ese carácter de registro de un momento en particular hace que Flora destaque. Al menos en lo que se percibe en el primer sencillo que el músico ha lanzado.

En el que toda esa pasión por ese pop dance ochentero –él habla de Prebab Sprout como una de sus principales influencias– se manifiesta. Esto no genera un traslado mayor frente a sus anteriores trabajos: Sentir (2014) y Futuro Humano (2016), cuando se hacía llamar solo Elia.

Pero hay un siguiente paso. Ya no solo es esa sonoridad indie, afincada en la guitarra. Hay una especie de compresión de que la efusividad y la alegría puede encontrar camino en los sintetizadores.

En una especie de línea melódica que, a manera de loop, se repite en varias partes, para redondear la sensación.

El recorrido del músico

Izquierdo ya tiene un largo camino por el terreno de la música independiente. Tan largo como la cantidad de formas en las que ha usado su “moniker” ligado a Elia.

Desde 2007 fue parte de la banda Motozen y el carácter sonoro de la banda era particular, con fuertes influencias del rock que primaba en el momento.

Para 2014 y con la aparición de su Ep Sentir, la música tenía un despliegue similar a su antigua banda. Pero aquí venía marcado por un gran interés en darle a la melodía mucha más presencia.

El espíritu del pop empezaba a ser un espacio de exploración.

Futuro Humano es el disco de 2016. La noción del rock, más que quedar de lado, se sumerge en un mar repleto de dream pop. Un tipo de estética que a veces se acerca a Tame Impala.

Pero con un carácter andino melancólico fuerte. Elia avanzaba por un sendero interesante.

Así se llega a un nuevo disco, que está listo y que empieza a presentar con su primer “track”. El sonido no escapa del pop, en realidad lo lleva por un sendero dance.

Porque, finalmente, ¿por qué se baila si no es para conseguir alegría o celebrarla? Elia Ezker explica cómo ha sido su proceso musical.

Visiones sobre la música y la necesidad de productores

En charla con PRIMICIAS, Elia Ezker habló sobre cómo él percibe a su música, sobre lo que aprendió haciendo este nuevo y cómo fue la relación con su productor, Steven James Aguilar.

Quien ha trabajado con artistas como Billie Eilish, Macklemore, Red Hot Chili Peppers y Moby, entre otros.

  • Un disco: un momento

    Se podría decir que los discos de Elia o Elia Ezker son como una fotografía de un momento de vida particular…

  • Oídos externos

    ¿Qué es lo que busca cuando se trata de un productor?

  • Lo que queda al hacer una nueva grabación

    ¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje del proceso de hacer un segundo disco?

Otras recomendaciones

'Ultra Mono', de IDLES

Fuerza y esperanza

‘Ultra Mono’, de IDLES

Partissan Records, 2020

La banda que lidera Joe Talbot regresa con la misma fuerza y contundencia lírica que había en su anterior trabajo. IDLES no necesita nada más que poner play y dejarse llevar por lo que sucede en las 12 canciones que forman parte de este tercer disco.

Aquí hay rudeza en la música, en las guitarras, en los beats de batería -que ahora no necesitan ser del todo rápida-, dentro de un tipo de hardcore mucho más estilizado. Jhenny Beth, de Savages, y Warren Ellis, de Nick Cave and the Bad Seeds, son parte de los invitados magistrales del disco.

'Ariel', de Tripulación de Osos

Otro adelanto de un EP

‘Ariel’, de Tripulación de Osos

Poli Music, 2020

Tripulación de Osos recupera una rama en la que el pop es mucha más fuerte. Como si se movieran por un espacio en el que Interpol transitara.

Y como si quisieran remozar el mito del Tommy de The Who, se ponen en la piel de Ariel, un chico con diagnóstico autista, que se relaciona con el exterior a su manera, en una especie de explosión sonora que reconoce en esa capacidad de percepción una forma de mejorar el mundo. Casi como un paseo galáctico, que crece en los últimos minutos del tema.

Noticias relacionadas