Fiebre, de Fernanda Bertero, presenta su primer disco en el Teatro Nacional Sucre

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

6 Mar 2021 - 0:05

'Petróleo' es el primer trabajo de Fiebre y es el disco que sirve de excusa para un show presencial, este 6 de marzo de 2021. - Foto: PRIMICIAS

Fiebre, de Fernanda Bertero, presenta su primer disco en el Teatro Nacional Sucre

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

7 Mar 2021 - 11:20

El segundo proyecto musical de la artista Fernanda Bertero, denominado Fiebre, tiene un primer disco ya afuera. Este sábado 6 de marzo se presentó en un show en vivo y con aforo limitado.

¿Un sueño para Fernanda Bertero? Hacer rap. Eso da vueltas en la sensibilidad musical que mueve un proyecto como Fiebre.

Algo que queda demostrado en su primer disco, Petróleo, que fue presentado en plataformas digitales en febrero pasado y en el que consigue, incluso en un mismo verso, mezclar una melodía diáfana, con cierta métrica que recuerda a las mejores MC.

Solo basta escuchar Am I being dramatic? para comprenderlo.

Es como si del ritmo no se pudiera escapar.

Fiebre no es el primer proyecto musical de Fernanda Bertero, la artista visual y directora de arte que también tiene en la música un espacio de exploración. Ya en 2018, junto a Adrián Sage, creó el dúo Biotrash. Hay algo de eso en los sonidos que se producen en Petróleo (Fiebre, 2021), pero no es lo único.

Petróleo tiene un hip-hop, pop electrónico y soul que se sostiene sobre una base latina impresionante. Está ahí, como el ADN sobre el que se soporta todo. Es casi como un ejercicio de introspección, de descubrimiento. Una conciencia de cuerpo, de movimiento, de trap y dembow.

Fiebre es el nombre de Bertero cuado hace arte. Ahora es el nombre que tiene como artista musical. Full circle. Algo se cierra y algo se abre.

Entonces es un viaje. De Biotrash a Fiebre hay algo que cambió y ella lo explica muy bien:

Un disco dura lo que tiene que durar

Petróleo tiene ocho temas y dura 27 minutos. Fue producido por Damián Segovia y Martín Flies, quienes conforman el proyecto Miel.

Este es un disco que, a pesar de su naturaleza electrónica, de su carácter festivo -al menos en su presentación- es de una gran fuerza íntima. Casi como si quien lo escuchara no tuviera más remedio que ser parte de un tipo particular de confesión. Como si las canciones fueran una radiografía con la relación con un “otro”, así como las reflexiones que saltan en medio.

“Sí que estoy en cero / aquí soy solo el pasajero / ya no puedo ni disparar / aquí no hay nada que derramar”, canta en Love and doubt, por ejemplo.

En Pantalla No, Fiebre sentencia una constante en este apartado, mediada por la tecnología: “Todo el mundo, victimismo / todo el mundo quiere desearse a sí mismo”.

Cuando suena Rush, la dinámica no puede estar más transparentada: “Tú, tú y tu confusión / Siempre acelerar y nunca pensar, y / Tú, tú y tu condición / en lo profundo del abismo han creado el sismo”.

Llega el coro y esa relación reivindica una conciencia propia: “Y no, yo ya no puedo tomarme a la ligera / ni dar mi tiempo, ni dar mi tiempo cuando tú quieras”.

Esta sensación de intimidad es paradoja cuando la música suena. Hasta en ese hay un concepto, que Fiebre ha desarrollado a través de su composición -ella considera que con los años ha mejorado en el manejo de teclados y sintetizadores, hasta en el uso de software para armar su música- hay un sentido.

Es como si se tratara de liberación. Del tipo que cuestiona. Lo que se percibe hasta en el uso del lenguaje, porque el español y el inglés conviven en un mismo encuadre.

Y para eso se necesita a alguien que acompañe. Ella los encontró en sus productores.

Presentar el disco en vivo

Hay una necesidad de salir. De hacer cosas en el exterior, con todos los cuidados y recaudos. Para los músicos, la situación es similar.

Hacerlo es un acto de resistencia. De volverse real, no solo sonidos en espacios digitales. Y eso, en estos momentos, es una posición política.

Que también se refleja en que Fiebre compartirá escena con artistas como Paola Navarrete y el proyecto Tayos Tayos Tayos. En un ejercicio de poner en evidencia que el poder de mujeres jóvenes haciendo música es un hecho en el país.

Para Fiebre eso no es un gesto vacuo, ni una defensa gratuita. Al escucharla es como si se tratara de un homenaje y agradecimiento para aquellas cantantes que se han adelantado y que han seguido abriendo un camino que hoy se ve con mucha más claridad.

El concierto de este sábado 6 de marzo de 2021 en el Teatro Nacional Sucre fue solo presencial, con aforo limitado, obviamente. Para Fiebre, es el momento de volver todo realidad.

El show arrancó a las 17:30 y el costo de las entradas osciló entre USD 25 y USD 15.

Petróleo se puede escuchar aquí:

Noticias relacionadas