Keith Jarrett revela que sufrió dos derrames cerebrales

Cultura

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

24 Oct 2020 - 0:01

Keith Jarrett durante su discurso en la NEA Jazz Masters Ceremony en el Lincoln Center de Nueva York, en enero de 2014. - Foto: Takehiko Tokiwa / AFLO / Reuters

Keith Jarrett revela que sufrió dos derrames cerebrales

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

24 Oct 2020 - 0:01

La confesión del reconocido pianista sugiere que es probable que ya no se lo pueda ver más por escenarios. Una pérdida para el mundo del jazz.

El pianista estadounidense Keith Jarrett, uno de los más influyentes y singulares del jazz actual, reveló que su cada vez más acusada ausencia de los escenarios en los últimos años se debió a dos derrames cerebrales que le han dejado secuelas.

Lo que insinúa su más que probable retirada.

El músico de Pensilvania, de 75 años de edad, ha confesado en una entrevista con The New York Times que fue en febrero y mayo de 2018 cuando padeció estos ataques, que le dejaron paralizado temporalmente.

A día de hoy, aunque ha recuperado parte de la movilidad después de dos años de rehabilitación, ha dicho que todo el lado izquierdo del cuerpo permanece afectado.

Por lo que camina con dificultad con la ayuda de un bastón y que solo puede tocar el piano con la mano derecha.

“No prevén que pueda recuperar la movilidad en esa mano. Lo máximo que podrían conseguir hacer con mi mano izquierda es sujetar una taza”, ha señalado con frustración.

El genio precoz del piano

Keith Jarret (Allentown, 1945) fue un artista precoz que con solo siete años interpretaba en clubs piezas de Mozart, Schumann o Beethoven.

Además, se caracterizó ya como profesional por un estilo ortodoxo, capaz de combinar el virtuosismo y habilidad de un gran concertista y la osadía de un compositor de jazz contemporáneo.

Transitando por un amplísimo catálogo de géneros, incluidos el “hard bop”, el jazz rock o la música clásica, el estadounidense concitó los parabienes de la crítica y del público.

Así como de personalidades como el escritor Henry Miller o el propio Miles Davis, que reclamó insistentemente sus servicios como pianista.

De su producción como artista en solitario sobresale especialmente el álbum doble The Köln Concert (1975), con el que logró reclutar nuevas audiencias para el mundo del jazz gracias a sus emotivas improvisaciones y del que se despacharon 4 millones de copias en todo el mundo. 

Noticias relacionadas