Limbo Radioteatro, la reinvención del grupo Muégano

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

19 May - 0:05

Con Limbo Radioteatro, el grupo Muégano presenta cada jueves versiones radiales de sus obras. En la imagen un momento de "Juguete cerca de la violencia". - Foto: YouTube / El Muégano

Limbo Radioteatro, la reinvención del grupo Muégano

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

19 May - 0:05

Se trata de lo radial, de llevar la experiencia de los escenarios a lo sonoro. Con este proyecto, el grupo Muégano abre otro espacio para su propuesta.

Tiempos de coronavirus, también como tiempos sonoros. Las salas para ver teatro, películas u otros espectáculos, están cerradas.

Y en medio surgen las alternativas, ya sea como exploraciones artísticas o métodos económicamente necesarios de rentabilidad.

Como artistas haciendo obras vía Zoom, gran alternativa en este momento.

Se podría decir que lo que está haciendo Muégano Teatro entra en el terreno de lo artístico, sobre todo por la indagación que se percibe en su nuevo proyecto, Limbo Radioteatro.

Así como por la experiencia que le prodigan al oyente. Porque hay otro tipo de normas aquí. La apuesta sensorial cambia, es verdad.

Pero siempre dentro del terreno que Muégano se ha movido: el juego, casi el absurdo, el chance de generar cuestionamientos sobre el día, con la idea de la dignidad a la cabeza.

Cada jueves aparece un nuevo podcast / episodio / radioteatro (como se le quiera decir) y han empezado con una versión nuevo de Pequeño ensayo sobre la soledad.

Hay una razón de ser de este paso o experimento y Santiago Roldós, parte de Muégano, lo define en el siguiente audio.

La primera emisión fue el pasado 14 de mayo. El jueves 21 de mayo será la segunda.

Afiche de anuncio de Limbo Radioteatro.

Afiche de anuncio de Limbo Radioteatro. Facebook / Espacio Muégano Teatro

Ese reino del flujo de conciencia

De un punto a otro. Se abre un espacio y el sonido da el contexto necesario. Una niña habla son su madre, que hace el desayuno. Luego surgen unos bichos (¿hormigas?) , como seres con una claridad sobre su entorno, incluso de la pandemia.

Hay idas y vueltas. El proceso es de transformación constante.

La obra de Muégano nació en su versión inicial en 2013 y en esta nueva forma de existencia tiene a todo el grupo –integrado, aparte de Roldós, por Pilar Aranda y Estefanía Rodríguez– en una especie de terreno de transición:

Video con el que Muégano promociona las obras que llevará al formato de radioteatro

En Pequeño ensayo sobre la soledad se percibe al flujo de la conciencia -un sistema no inventado pero sí perfeccionado por los Monty Python- como mecanismo para generar un tipo particular de experiencia.

Se va de un sitio a otro, los entornos cambian, las voces aparecen, los sonidos dominan en momentos. Hay humor, mucho. La experiencia se vuelve divertida.

Reveladora, también. Sobre todo a un espectador / oyente que se ve interpelado, al mismo tiempo.

Santiago Roldós -con mucho humor, a su vez- lo dice mucho mejor:

Una puerta que permanecerá abierta

Varios caminos para la experiencia teatral, están ahí, servidos. Este es uno particular. No hay novedad en la estrategia, obviamente.

Lo que permite que Limbo Radioteatro funcione son sus elementos únicos y esa especie de terreno entre espectáculo y acontecimiento.

Es un tema de aproximación. Porque en un momento en que la distancia está puesta en duda, ¿qué pasa con el cuerpo que representa? Vaya que la pregunta es válida. La respuesta -que la da Santiago Roldós- habla de las búsquedas de Muégano.

Y de un sentido que se mantendrá, una vez que se recuperen las experiencias colectivas.

Limbo Radioteatro -o el volumen 1 de Pequeño ensayo sobre la soledad– se puede escuchar en varias plataformas, como spotify o soundcloud.

A través de Limbo Radioteatro, Muégano también ha lanzado una campaña de apoyo, patrocinios y mecenazgo a través de la plataforma Patreon.

La idea está enfocada al Espacio Muégano Teatro, el lugar que tiene el grupo y que es territorio para teatro, festivales de cine y actividades musicales, que ha debido cerrarse en esta época.

“Nos parece una contribución a la altura de lo que el teatro nos ha dado a nosotras, que básicamente es la restitución de nuestra dignidad, de devolver a la comunidad crítica, sentido del humor y cierto grado de honestidad”.

Santiago Roldós
Noticias relacionadas