Mariela Condo encanta, una vez más, en su nuevo disco

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

8 Feb - 0:05

"Al Viento, Vol 1", de Mariela Condo, un disco necesario. - Foto: PRIMICIAS

Mariela Condo encanta, una vez más, en su nuevo disco

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

8 Feb - 0:05

La cantante, nacida en Cacha-Puruhá, en Chimborazo, presenta ‘Al viento, vol. 1’, un trabajo que le permite sobresalir a su impresionante voz.

Mariela Condo conmueve y mucho.

El minimalismo en la propuesta sonora de Al viento, vol.1 existe para darle a la voz de la gran intérprete un marco referencial más discreto. Quizá para darle un ritmo que defina el tipo de música que se escucha en cada canción.

Hay una intimidad en los sonidos. Lo que genera un tipo de experiencia en el oyente que se siente obligado a hacer algo extraño en este momento: escuchar.

Sí, es una paradoja decirlo de esa forma, pero en un momento en el que el ruido gana, en el que la música se asocia a cualquier otra experiencia que no sea la contemplación, la cercanía que se mueve en Al viento, Vol.1 es un regalo que la cantante y el productor, William Farinango, ofrecen.

La voz de Mariela Condo está en un primer plano. Canto Telembi, el tema que abre el disco tiene su fuerza en la capacidad que ella posee para transmitir un tipo de conciencia sobre el sonido, usando las notas que salen de ella.

No hay letra, no es necesario. La densidad de lo que se quiere transmitir, se transmite.

Emocionar desde lo simple

Al viento, Vol.1 se sostiene también en su nombre. El aire se hace presente aquí. Es un proyecto donde hay mucho espacio, sonidos con identidad propia y el uso de efectos como el delay que permiten que algunos momentos se repitan.

Esto es de particular ventaja cuando se escucha el disco con audífonos y no hay interrupciones alrededor. Pinceladas que le dan más color a las canciones.

De una melancolía como punto de arranque se produce un recorrido más rítmico.

Los yaravíes, pasillos, albazos, carnavales y sanjuanitos son géneros que van y vienen, que en conjunto se vuelven celebraciones de una música nacional grabada de la mejor manera.

El festejo detrás de la música

Más allá de la capacidad de Condo de darle una particular tesitura a las canciones, vale resaltar el trabajo de Farinango en la producción, así como en los arreglos y en la guitarra.

Porque es a través de su labor y la de los otros dos músicos en el disco -Rodrigo Becerra, en el contrabajo, y Antonio Cilio, en el bombo- que hay un marco preciso para la fuerza que Al viento, Vol. 1 muestra.

Si bien se ha asegurado tantas veces que la música de carácter nacional lleva una carga de dolor muy grande, lo cierto es que cuando Mariela Condo la canta se produce un salto conceptual importante: más que nostalgia hay celebración.

Estos festejos son necesarios, siempre. Condo da la bienvenida y acompaña en cada una de las 10 canciones de este disco. No hay manera de no dejarse vencer por lo que suena por aquí.

Puede escuchar el disco aquí:

Otras recomendaciones:

'Atómica', de Cementerio de Elefantes

Paquidermos especiales

‘Atómica’, de Cementerio de Elefantes

Cementerio de Elefantes, 2020

Un tema con una estructura que divide sus partes de forma precisa. Experiencia melódica que le permite al indie nacional tener la cuota necesaria de pop. La suavidad y cuestionamiento que hay en los versos explota en un coro festivo. No hay forma de no dejarse llevar por esta canción. “Encontraré lo mágico dentro de lo caótico”, canta Alejandro Quenedit en algún punto y en Atómica lo consigue.

'Beaten down', de Sharon Van Etten

Más sintetizadores y menos guitarras

‘Beaten down’, de Sharon Van Etten

Jagjaguwar, 2020

Luego de la magia que produjo con su último disco, Remind me tomorrow, Sharon Van Etten regresa con un nuevo tema, en el mismo espectro sonoro. Beats discretos, sintetizadores y pianos. Ella canta sobre no dejarse vences y sobre mantener la esperanza. Hay algo de tragedia en su voz, en ese sufrimiento que se filtra, pero eso no destruye el tema, más bien lo eleva.

Noticias relacionadas