Mauro Samaniego, solista con un disco creado en confinamiento

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

5 Sep 2020 - 0:05

El músico Mauro Samaniego, uno de los nombres esenciales en la escena independiente del país, prepara el lanzamiento de un disco solista, grabado en confinamiento. - Foto: Diego Corrales / PRIMICIAS

Mauro Samaniego, solista con un disco creado en confinamiento

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

5 Sep 2020 - 0:05

El integrante de bandas como Da Pawn y Tripulación de Osos estaba listo para lanzar un disco solista y llegó la pandemia. ¿La opción? Hacer otro.

No es que Mauro Samaniego tenga listo el disco solista que grabó durante el confinamiento, por su cuenta y en su casa.

No es que ya lanzó un primer sencillo, Canicas, y que está a punto de lanzar un segundo, como anticipo a lo que será el álbum de 10 temas que aparecerá en octubre.

No es que tomó su guitarra acústica, buscó entre antiguas canciones que estaban ahí y que no pudo cristalizar en Da Pawn o Tripulación de Osos, y se puso a grabar, ya sea para ocuparse durante el tiempo de pandemia o para repasar versos y acordes.

En realidad hay algo de eso, pero no es eso. Al menos, no solo eso.

Samaniego venía de un proyecto de dos años; grabar un disco solista, con el objetivo de encontrar algo que no sonara a sus dos bandas, por las que es conocido. En sí, un disco solista que tenga su marca definitiva.

Y conseguir eso le tomó tiempo, así como el apoyo de algunos amigos y colaboraciones.

Y estaba listo; 2020 iba a ser el año de lanzarlo, de mostrarlo en escenarios, de darle espacio en la recepción de la gente que lo escucha y que esperaba sus canciones.

Entonces llegó todo: pandemia, confinamiento y cambio de perspectivas.

Grabó el disco en su casa, haciendo la batería al golpear un cojín o una silla, recurriendo a condimentos como instrumentos de percusión. Entró al espacio de la canción de autor.

Y de ahí sale Canicas, un anticipo.

La fuerza de la guitarra acústica

Si bien es el instrumento central en esta etapa sonora de Mauro Samaniego, es interesante reconocer cómo un instrumento ligado a cierta suavidad se puede decantar por otras emociones.

Es más, al recorrer la cuenta de Spotify de Samaniego se puede definir un orden cronológico y así establecer las relaciones y distancias entre el disco uno -el que no salió todavía- y el que está a punto de publicarse.

Samaniego no solo es capaz de generar canciones con distintas partes y dinámicas. En realidad es un gran guitarrista y consigue cantar sus melodías mientras arpegia las seis cuerdas.

En esto descansa el ADN de lo que sucede con su etapa solista, menos enfundada en una sonoridad ligada a las máquinas, y más directa en su ejecución.

Mauro Samaniego está en un viaje sonoro que ha sido determinado por las circunstancias.

Maratón salió como sencillo en 2019 y ofrece un vistazo a lo que sucede con el disco que trabajó durante dos años. Estructura de guitarra, bajo y voz y diferentes tonalidades en una canción que se sostiene por un beat particular de batería.

Sangre viva es de 2019 y también se puede escuchar por streaming. Nuevamente la guitarra acústica, con otro ambiente alrededor.

Las voces como faro en un tema que, de golpe, estalla en otro tipo de estética, más ligada a cierto pop industrial. Un piano en clave de jazz descoloca y sorprende. 

Juventud es del año pasado, como destello de ese mismo disco. Guitarra acústica que se redibuja y recontextualiza con un trabajo orquestal de cuerdas que elevan el tema, que le dan su fuerza.

Hasta que un beat dance permite el momento de tensión más sublime, que incluso cambia acordes y melodías.

Otra vez es el dueto con Paola Navarrete, que aparece en abril de este 2020. Hay una cadencia similar a los anteriores temas, especialmente por el carácter acústico que tiene.

La nostalgia empieza a ser una sentencia en el espacio que recorren las canciones. Y así como las voces de Samaniego y Navarrete van creciendo en el tema, la sensación se vuelve cada vez más fuerte.

Por eso al llegar a Canicas hay un traslado, un movimiento. Como pasar de un lado A un lado B, o darle la vuelta a la moneda.

La sensibilidad es la misma, pero se acomoda a una especie de ingenuidad que se acerca a la música infantil. Se percibe el acto de buscar en los temas del pasado y remozar los acordes. 

El compositor habla del proceso

En charla con PRIMICIAS, Mauro Samaniego habló sobre cómo se enfrenta al proceso de composición y al hecho de tener tres proyectos funcionando simultáneamente.

Sobre cómo funciona hacer un disco en pleno confinamiento y acerca de las particularidades sónicas de cada proyecto y cómo para muchas personas se complica percibir la diferencias entre Da Pawn, Tripulación de Osos y Mauro Samaniego.

  • La música de encierro

    ¿Siempre tuvo la idea de hacer un disco en confinamiento?

  • Hacer música para tres proyectos, al mismo tiempo

    ¿Cómo es el proceso de composición y cómo lo delimita a qué proyecto está dirigido?

  • La gente que no escucha bien

    Es más sencillo para la gente buscar esos puntos en común entre Da Pawn, Tripulación de Osos y Mauro Samaniego, que percibir las particularidades de cada proyecto…

Otras recomendaciones

'La noche', de Frailejones

Música desde confinamiento

‘La noche’, de Frailejones

Frailejones, 2020

El sencillo de este súper grupo de la música ecuatoriana es una maravilla por dos razones. La primera tiene que ver con que se grabó desde casa y el sonido es espectacular.

Y la segunda, y más importante, es que al hacer un homenaje a las grandes baladas de los años 70, los Frailejones crean un tema poderoso, bello y contundente. De esos que obligan a cualquiera a ponerlo de nuevo una vez que se termina. La voz de Roger Ycaza nunca sonó con tanta rabia y potencia.

'Si de un sí dependiera', de Ceci Juno y Benjamín Walker

Un dueto para levantar el ánimo

‘Si de un sí dependiera’, de Ceci Juno y Benjamín Walker

Ceci Juno, 2020

“Si de un sí dependiera no existirían mujeres libres”, canta Ceci Juno en este nuevo tema, que en clave de bossanova, entrega el porcentaje de buena onda que le hace falta a un momento como este.

En dueto con el chileno Benjamín Walker -con voces que se complementan de manera precisa cuando armonizan-, Juno habla sobre seguir adelante, sobre perserverar y no decaer. Algo que, quizás, hacía falta que alguien lo cantara.

Noticias relacionadas