La música de Joker, King Crimson, La Máquina Camaleón y El Tiro para esta semana

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

12 Oct 2019 - 0:05

'Música original del filme Joker', de Hildur Guðnadóttir - Foto: PRIMICIAS

La música de Joker, King Crimson, La Máquina Camaleón y El Tiro para esta semana

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

13 Oct 2019 - 21:25

La banda sonora de la película. Los 50 años del lanzamiento de un clásico disco del rock progresivo. Indie ecuatoriano que no te deja impávido y el rock directo a tu cara de una banda nacional. Las recomendaciones musicales de este fin de semana tienen, por lo menos, onda.

La música original de Joker, de Hildur Guðnadóttir

Lo que consigue Hildur Guðnadóttir tiene que ver con trasladar un tono que quizás estaba en el guion del Joker, pero que no se ve en la película. En cada uno de los 17 temas que ella compuso y grabó para el filme, hay un proceso que se puede ligar al deterioro mental del personaje que interpreta Joaquin Phoenix.

Eso, puesto en el contexto de la imagen en movimiento quizás ayude, en cierta medida, a comprender una capa más que no se conoce del todo: lo que paso dentro de Arthur Fleck. Pero eso en el filme puede perderse, ya que en ciertos pasajes, la música podría volverse monótona, en función de las secuencias.

Pero por separado, el trabajo de la chelista y compositora islandesa es intenso y revela algo que se le escapa por completo a Joker. Un estado mental, una intimidad que habla de aquello que está por quebrarse.

El chelo es el instrumento que representa la locura: desde la tensión de los sonidos graves, pasando por el ruido blanco que se crea el resquebrajamiento, hasta llegar a cierta dulzura de lo agudo. Hildur Guðnadóttir crea un ritmo que parece atormentar, que algo está a punto de llegar y atacar.

Muchos podrían hablar de la relación de estos sonidos con las composiciones que ha realizado Hans Zimmer para varios filmes. Esa sería una forma superficial de ponerlo. Lo que Guðnadóttir hace es dotar de un nivel de dramatismo mucho más aterrizada, frente a la fanfarria casi desmedida de Zimmer.

Es como si ella consiguiera entender algo de esa fragilidad horrorosa y lo trasladara al lenguaje que ella profesa y entiende mejor. Que en su formato solitario presenta una disposición de escenas distintas a la película. No es un recorrido en ese orden secuencial, es un diario de transformación, de llegada a lo inevitable.

Y ese camino no se centra en la justificación. En el discurso sonoro más que razón, hay sensaciones. Esto hace que la banda sonora, por separado, funcione mucho mejor que la película que dirige Todd Phillips.

Hildur Guðnadóttir ha estado relacionada con el mundo del cine desde el 2011, aproximadamente. Ha sido responsable de la música de filmes como Mary Magdalene (junto a Jóhann Jóhannsson), Sicario: day of the Soldado, así como de la miniserie como Chernobyl.

 

Escuche el disco completo:



 

Otras recomendaciones

'In the Court of the Crimson King', de King Crimson

Un clásico del rock progresivo

‘In the Court of the Crimson King’, de King Crimson

Atlantic Records, 1969

El primer disco de la banda que comanda Robert Fripp es un trabajo que sorprendió a todo el mundo, cuando salió en 1969. Una buena excusa para recuperarlo son estos 50 años que ha cumplido.

En este tiempo, el disco no ha perdido actualidad y sigue siendo esa joya que mezcla rock, jazz, música clásica y sinfónica. Moonchild sigue siendo el tema más poderoso y determinante del disco, que no hay que dejar de escuchar cuando se recorran sus ocho canciones.

'Solo sol veo', de La máquina camaleón

Lo amas o lo odias

‘Solo sol veo’, de La máquina camaleón

Poli Music, 2019

Lo que ha conseguido Kevin Parker, de Tame Impala, es impulsar una forma de componer y grabar música que, más allá de los gustos que se puedan tener, posee una estética única e importante.

La banda de Felipe Lizarzaburo se ha reformulado para un próximo disco y el resultado es salir de esa estela de Parker y llegar a otro nivel, en el que el sonido se comprime, las melodías son más claras y los teclados reclaman su reino, frente al uso de guitarra. Hasta esperar que salga el siguiente trabajo, Solo Sol veo es una gran manera de entrar a esta nueva etapa.

'Suicido comercial', de El Tiro, con David Ospina

¿Querías rock?

‘Suicido comercial’, de El Tiro, con David Ospina

El Tiro, 2019

Si hay guitarras distorsionadas y gritos en el medio -así como un riff que parece sacado del más directo surf rock- hay una receta ganadora.

No se trata de que El Tiro haya hecho un himno, se trata de que la música que parte de intereses estéticos que quieren mantener el rock como su base, es también un ejercicio de virulencia y de una letra que se enfoca en la relación entre lo animal y la vida en las calles, desde la auconcsiencia de que eso que suena no va a escucharse en radios o no necesariamente va a ser del agrado de alguien, de ahí el título. Sin embargo, sucede lo contrario: la canción se queda en quien la escucha.

Noticias relacionadas