“Nomadland” y series de Netflix triunfan en los Globos de Oro 2021

Cultura

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

1 Mar 2021 - 11:42

Fotograma de "Nomadland", filme de Chloé Zhao, que ha recibido grandes críticas en todo el mundo. - Foto: Searchlight Pictures

“Nomadland” y series de Netflix triunfan en los Globos de Oro 2021

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

1 Mar 2021 - 11:42

En esta extraña temporada de galardones de Hollywood, estos Globos de Oro del 28 de febrero de 2021 se desarrollaron como una gala entre virtual y presencial.

El filme Nomadland triunfó como mejor película dramática, cumpliendo con los pronósticos como la gran favorita en los Globos de Oro de la pandemia. Con eso está en rumbo fijo a unos Óscar, a los que llegará como la rival a batir.

Nomadland consolidó sus opciones tras batir como mejor drama a The Trial of the Chicago 7, quizá la aspirante que mejor podía hacerle sombra.

La aclamada cinta de Chloé Zhao, una poética mirada a los devastadores efectos del capitalismo del siglo XXI en la sociedad estadounidense, compartió protagonismo con Borat Subsequent Moviefilm. La temeraria secuela de Borat (2006) se proclamó vencedora del galardón a la mejor película cómica o musical.

Tanto Nomadland (mejor drama y dirección) como Borat Subsequent Moviefilm (mejor comedia y actor cómico para Sacha Baron Cohen) se llevaron cada una dos galardones. Los mismos que se anotó Soul (mejor película animada y banda sonora).

El único “borrón” para Nomadland fue que Frances McDormand no logró la distinción a mejor actriz dramática. En ese rubro dio la campanada Andra Day por The United States vs. Billie Holiday.

En cualquier caso, el instante más emotivo de la noche fue para el desaparecido Chadwick Boseman, mejor actor dramático por Ma Rainey’s Black Bottom. Su viuda, Simone Ledward Boseman, dio un poderoso y desgarrador discurso.

El reino de los nómadas

A nadie le ha tomado por sorpresa el éxito de Nomadland.

Recibió el León de Oro en Venecia, consiguió el premio del Público en Toronto (TIFF), y ha arrasado entre la crítica en Estados Unidos.

Además, Zhao hizo historia en los Globos de Oro al coronarse como la segunda mujer que recibe el premio de mejor dirección tras Barbra Streisand (Yentl en 1984).

Nomadland, en su corazón, es una peregrinación a través del luto y de la sanación. Así que para todos los que han pasado por este bello y difícil viaje en algún punto de sus vidas, esto es para vosotros”, dijo.

“No decimos adiós. Decimos: Nos vemos en la carretera”, añadió citando una de las frases clave de la película.

La otra gran sonrisa de la noche fue la de Sacha Baron Cohen, exultante con los dos premios de comedia para Borat Subsequent Moviefilm y que dejó varios dardos envenenados.

“Gracias a la ‘toda la blanca’ Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA)”, comenzó, recordando que no hay ni un solo miembro negro en la organización de los Globos de Oro.

“Trump ha impugnado este resultado. Asegura que mucha gente muerta ha votado, lo que es una cosa muy maleducada que decir sobre la HFPA”, añadió.

Además, dio gracias al “genio de la comedia” Rudy Giuliani, el responsable de una de las escenas más surrealistas y repugnantes de su cinta.

Aaron Sorkin, al frente de la reivindicación política de la protesta en The Trial of the Chicago 7, se conformó con el galardón al mejor guion.

“La democracia no es algo en lo que crees o donde colocas tu sombrero: es algo que haces”, dijo rememorando las palabras de su personaje Abbie Hoffman.

“Participas. Si dejas de hacerlo, la democracia se desmorona. No necesito más pruebas que lo que pasó el 6 de enero (asalto al Capitolio de EE.UU.) para estar de acuerdo con esto”, añadió.

La decepción más sonora fue la de Mank: la cinta de David Fincher aterrizó en los Globos como la más nominada con seis candidaturas y se fue de vacío.

En el apartado de televisión

Los Globos de Oro dejaron dos claras ganadoras en el apartado televisivo: The Crown, el drama sobre la familia real británica, que se llevó cuatro premios; y The Queen’s Gambit, con dos galardones para la miniserie que ha despertado una inesperada fiebre por el ajedrez.

Ambos títulos son dos fenómenos televisivos de Netflix, plataforma que en Estados Unidos también emite la otra triunfadora de la noche, Schitt’s Creek, que cosechó dos victorias en comedia. Pero vio como la estatuilla a mejor actor se fue para Jason Sudeikis, protagonista de Ted Lasso, la serie revelación de Apple.

Hubo pocas sorpresas más en la sección televisiva, que también confirmó a la argentina Anya Taylor-Joy, de 24 años, como una de las grandes promesas de Hollywood al llevarse el premio a mejor protagonista de una serie limitada (miniserie).

The Crown, la joya de la corona

The Crown fue la absoluta vencedora de los premios entregados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) al llevarse cuatro Globos. Partía con seis nominaciones, pero no pudo ganarlas todas porque en algunas categorías de interpretación contaba con candidatura doble. Aun así triunfó todo lo que pudo.

La ficción se proclamó como mejor serie dramática, algo que ya logró en 2017 con su primera temporada.

Sus dos protagonistas se llevaron la estatuilla a mejor interpretación dramática: Emma Corrin por su papel como Lady Di y Josh O’Connor por encarnar a un joven Príncipe Carlos.

Durante el anuncio del premio a la mejor actriz, entregado en formato videollamada por la pandemia, la otra protagonista de la serie, Olivia Colman, aplaudió con fuerza a Corrin, quien se incorporó al reparto en la cuarta temporada y provocó que ambas compitieran por el mismo premio.

Gillian Anderson también fue nombrada mejor actriz de reparto por dar vida a Margaret Thatcher.

El fenómeno llamado The Queen’s Gambit

El triunfo de Anya Taylor-Joy, quien cuenta con triple nacionalidad argentina, británica y estadounidense, supuso la representación latina en la ceremonia, celebrada entre Nueva York y Los Ángeles en un formato adaptado a la pandemia.

Con sangre española e inglesa, por su madre, y escocesa y argentina, por su padre, Taylor-Joy era la gran revelación de la noche. Ya que además del premio televisivo también partía como candidata en la sección cinematográfica por protagonizar la película Emma.

Al final triunfó por su papel como jugadora de ajedrez en The Queen’s Gambit, que ha causado un gran impacto internacional desde su estreno en Netflix, batiendo todos los récords de audiencias.

“Haría este proyecto una y otra vez. Gracias a todos los que han visto la serie”, agradeció la actriz desde su casa a través de una videollamada con la también latina Rosie Perez, encargada de anunciar la ganadora.

La ficción ha trascendido la pequeña pantalla al inspirar un renovado interés en el juego del ajedrez. Las ventas de manuales de juego, tableros y otros accesorios se han disparado obligando a algunos fabricantes a aumentar la producción en plena cuarentena por el coronavirus.

Ted Lasso, la sorpresa de Apple TV+

El palmarés dejó como sorpresa la victoria de Jason Sudeikis como mejor actor de comedia por la serie Ted Lasso, uno de los estrenos de la compañía tecnológica Apple tras su reciente desembarco en el negocio televisivo con Apple TV+.

Sudeikis interpreta en Ted Lasso a un desvergonzado entrenador de fútbol americano que trata de dirigir a un equipo de fútbol británico de la Premier League sin tener ni idea de las reglas.

Finalmente, Catherine O’Hara ganó en mejor actriz cómica y la serie que protagoniza, Schitt’s Creek, se impuso de nuevo como mejor comedia tras ganarlo todo en los pasados Emmy.

Mark Ruffalo y John Boyega, mejor actor protagonista y secundario, completaron los vencedores del apartado televisivo de la 78 edición de los Globos de Oro

Noticias relacionadas

      Ícono lo más leídoLo más leído