Pluralone: Josh Klinghoffer se vuelve solista y es legión

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

25 Ene 2020 - 0:05

Pluralone presenta su disco 'To be one wit you', una colección de 10 canciones donde hay suavidad y deseo por alterar sonidos. - Foto: PRIMICIAS

Pluralone: Josh Klinghoffer se vuelve solista y es legión

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

25 Ene 2020 - 0:05

El exguitarrista de los Red Hot Chili Peppers, Josh Klinghoffer, lanzó un disco solista en el que, con ayuda de algunos amigos, se decanta por un sonido experimental y suave, que permite sobresalir a su voz.

Josh Klinghoffer tiene una gran estrella sobre él. Una de esas que lo convierte en un músico importante, capaz y con una perspectiva estética clara. El chico flaco y desgarbado que tocó guitarra y cantó junto a los Chili Peppers, desde 2009 hasta fines de 2019, es más que una máquina de efectos y riffs.

En realidad, al hablar de su primer disco como solista -bajo el nombre de Pluralonese debe hablar de toda una experiencia sónica particular.

Klinghoffer es multiinstrumentista. En batería, piano, bajo y guitarra consigue registrar aquello que tiene en su cabeza en las canciones que intenta.

Ya con su proyecto Dot Hacker había entrado en el terreno de rock experimental. Y ahí está su fuerza y sus búsquedas, que incluso llevó a los discos que hizo con Red Hot Chili Peppers -I’m with you, de 2011 y The Getaway, de 2016- y a los shows que tuvo en esa década con ellos.

Sí, el poder de Klinghoffer está en alterar los sonidos, reforzar las notas con cambios en las frecuencias. Eso es lo que hace que su disco To be one with you resulte atractivo.

Porque en medio de la dulzura y nostalgia de las canciones -acompañadas por una voz particular y suave- existe el chance de generar novedad que trasciende la composición.

Los sonidos en solitario

To be one with you es un disco que, en solo 40 minutos, ofrece mucho. La aparición de Flea -bajista de los Chili Peppers- y de Jack Irons -exbaterista de la banda- da realce a una placa que tiene más invitados interesantes.

Entre ellos, los otros músicos de Dot Hacker – Eric Gardner y Clint Walsh-, así como Eric Avery, bajista de Jane’s Adiction.

Pero, en plano central está Klinghoffer, que da un sonido aplacado a la batería y logra que aún así tenga poder. Ni hablar de cómo el piano se ecualiza y pierde brillo en pos de dar más peso y gravedad a su presencia.

En Shade, destaca el solo de guitarra de Walsh, que suena a algo hecho por George Harrison. Esto, junto al trabajo de Irons, eleva el tema a niveles imposibles.

El guitarrista deja las seis cuerdas un poco de lado y se decanta por el piano, que tiene protagonismo en todas las canciones, en especial Fall from grace. De acuerdo con Klinghoffer esta canción es particular:

“Es una de esas canciones improvisadas con la que pasé años tratando de descifrarla y convertirla en algo medianamente coherente. No estoy seguro de hacer tenido éxito, pero creo que captura el espíritu inicial de la idea”.

To be one with you vino anticipado con el lanzamiento de un sencillo doble maravilloso. Aquí, Klinghoffer hace versiones de Io Sono Quel Che Sono, de la cantante italiana Mina, así como de Menina Mulher Da Pele Preta, del brasileño Jorge Ben.

El resultado es mágico y una buena manera de anteceder a un disco que nunca terminará de sorprender, ni siquiera después de haberlo escuchado 25 veces.

El disco se puede escuchar aquí:


Otras recomendaciones

'Valientes', de Koala Precipicio

Lo-fi y noise con sello de Ecuador

‘Valientes’, de Koala Precipicio

Pop Sucio Records, 2020

Sonic Youth y oscuridad, en un sonido que no tiene por qué ser el más nítido ni el mejor logrado. Este nuevo tema de Koala Precipicio es un ejercicio de melancolía y tristeza que funciona. Porque parece tomar una canción de Nirvana, del disco Incesticide, y darle una nueva vida en 2020, con un rigor sonoro en el que todo es una misma masa: una canción poderosa, donde la voz de Alejandro Zambrano no tiene que sobresalir, sino estar dentro de esa lava que surge.

'Dance of the clairvoyants', de Pearl Jam

Los reyes regresan

‘Dance of the clairvoyants’, de Pearl Jam

UMG Recordings, 2020

¿Es posible que gente que ya está en sus 50 años sea capaz de hacer música extremadamente moderna e interesante? Pearl Jam lo demuestra con esta canción que funciona como adelanto de su nuevo disco. El grupo mira hacia la música de ahora, hacia los sonidos que hacen personas que crecieron escuchándolos y arman un tema impresionante, quizás el mejor que hayan hecho en varios años. La voz de Eddie Vedder, en esa clave eterna de lamento, funciona a la perfección con arreglos de guitarra y batería que parecen salidos de un disco de Artic Monkeys.

Noticias relacionadas