A los 78 años Bob Dylan aún puede impactar al mundo

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

31 Mar - 0:05

Dylan, en el Festival Internacional de Música de Benicassim, en España, en 2012. - Foto: Domenech Catello / EFE

A los 78 años Bob Dylan aún puede impactar al mundo

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

31 Mar - 0:05

Con el estreno de ‘Murder Most Foul’, el Premio Nobel de Literatura deja en evidencia que todavía sigue siendo una fuerza creativa arrolladora.

En español, el título de la canción sería algo así como ‘El asesinato más asqueroso’.

Y Bob Dylan no pudo ser más preciso al darle ese nombre a uno de sus temas más poderosos, duros, hermosos y épicos que haya compuesto.

Lanzado el pasado 27 de marzo de 2020, este sería el primer tema original que Dylan publica en un poco menos de ocho años. No es una canción nueva, él lo dejó muy en claro cuando en la publicación dijo:

“Esta es una canción no publicada que grabamos hace un buen rato y que ustedes podrán encontrar interesante”.

Sí que Murder Most Foul es interesante. Quizás sea la forma más sencilla de definirla.

Pero siempre hay más. Siempre.

Una canción hermosa

Con un piano a la cabeza, así como violines, un a batería tocada con escobillas, e instrumentos de percusión somo si fuesen fantasmas, son suficientes para sostener la música.

Dylan canta. Enuncia cada verso como un gran contador de historias. Como el anciano de la tribu.

Murder Most Foul es sobre la pérdida de la inocencia, la desazón. Esto representado con la escena del asesinato de John F. Kennedy, en noviembre de 1963.

Kennedy como imagen constante en la canción. A la que va y vuelve. Como evidencia de la forma en que fue asesinado, en medio de tanta gente, como esas cosas que pasan ante millones.

Y solo pasan, cambian el orden de los hechos, la realidad.

“Miles estaban viendo / nadie vio nada

pasó tan rápido, tan rápido, por sorpresa /

Justo ahí, frente a las miradas de todos”.

Y lo que hace que esta canción se eleve es cómo, a medida que va avanzando el tema de casi 17 minutos -que toma su título de una línea de diálogo del Hamlet de Shakesperare- es la forma en que abre posibilidades y sentidos.

Dylan enumera una serie de obras de arte, de elementos culturales, especialmente de artistas y música -momentos que se han quedado grabado en la historia de la humanidad-, como si a través de ellos se pudiera conseguir sosiego.

O sentido en medio de la tragedia.

Estalla la magia en esas referencias a las llamadas a las radios a pedir canciones, a los sonidos de The Beatles, The Rolling Stones, Etta James, Patsy Cline, The Who, Queen, Stan Getz, John Lee Hooker, Thelonious Monk y otros.

El dolor no deja de estar ahí. La reflexión sobre el asesinato de Kennedy sigue, pero se intercala con la experiencia artística, lo que esta consigue.

Dylan está aconsejando. En medio de una pandemia, habla sobre cómo sortear estos momentos oscuros.

Murder Most Foul es una canción sobre la esperanza, a pesar de todo.

Noticias relacionadas