Hablar con el maestro que inspira: sobre ‘Cartas a Paul Morrissey’

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

20 Ago 2019 - 0:05

Fotograma del filme 'Cartas a Paul Morrisey', de Armand Rovira. - Foto: Dynamite Films and From Outer Space.

Hablar con el maestro que inspira: sobre ‘Cartas a Paul Morrissey’

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

20 Ago 2019 - 0:05

Este filme -dirigido por Armand Rovira- es una de las películas participantes en la competencia oficial de largometraje, en el Festival Internacional de Cine de Quito. Se proyecta esta noche en el Ochoymedio.

¿Quién ese ese Paul Morrissey al que hace referencia el título? Pues hablar de él es también hablar de Andy Warhol. Ambos colaboradores cercanos en el espacio de filmes codirigiendo algunas películas clásicas del cine experimental, como Chelsea girls (1966), y luego Morrissey por su cuenta, creando bajo la misma etiqueta otras películas importantes para el circuito del cine ‘avant garde‘.

Morrissey es entonces ese director de culto que los fanáticos y conocedores de cine identifican. El español Armand Rovira -junto a Saida Benzal, quien coescribió el guion y dirigió uno de los fragmentos- lo revisita para actualizar a Morrissey.

Lo relee desde esta época, utilizando sus propias herramientas (el blanco y negro, los primeros planos, la música, la pantalla dividida) en una labor que tiene tanto de experimental como de un gesto pasional.

Quizás sea que a los maestros se los debe tratar con cariño.

Por eso, lo de Rovira es establecer contactos con Morrissey. Lo hace a través de cinco cartas/historias en las que personajes afines, incluso actores de las mismas películas sesenteras y setenteras -como el ícono masculino de Warhol, Joe Dallesandro– hablan con Morrissey.

Cuentan sus vidas, sus inquietudes, dudas, desesperanzas, la fe y sus posibilidades. Lo hacen en alemán, inglés, español y japonés. La universalidad presente; así como un sentido de intimidad que es paradoja al exponerse en una película de estas características.

Es esa dinámica de cine en la que la historia tiene relevancia en un segundo nivel, y no por eso no se cuenta algo. La puesta en escena, los planos y la edición (del mismo Rovira) destacan porque ayudan a que las ideas, acciones y divagaciones no dejen ese espacio personal.

Porque son cartas, y las cartas -vehículos de ficción, sin duda- son capaces de alterar la realidad de los hechos. Y una película es un buen artefacto para dejarlo en evidencia.

Cartas a Paul Morrisey se proyecta este 20 de agosto en la sala 1 del Ochoymedio (Valladolid y Vizcaya, en Quito) a las 19:00. Lo hará en dupla con el cortometraje El titubeante, de Katariin Mudist, de Estonia. Esto, en el marco del Cuarto Festival Internacional de Cine de Quito.


 

Otras funciones para hoy:

'Ronco Rumor Remoto', de Jorge López Navarrete

Véala a las 19:30

‘Ronco Rumor Remoto’, de Jorge López Navarrete

Se exhibe en la sala 2 del Ochoymedio

¿Existe una película sin diálogos? Sí. Ejemplos hay muchos, pero lo que hace Jorge López Navarrete es contar una historia sencilla, en la que un hombre quiere repetir el diseño de una roca que encontró. La forma. Eso es todo. ¿Qué es la forma y cómo se comporta en la naturaleza? Blanco y negro y una belleza que funciona en otra velocidad, en un ritmo que puede aburrir en ocasiones, pero que consigue reflejar esa aridez y lo hermoso detrás del polvo.

'Holy Boom', de Maria Lafi

Función a las 19:30

‘Holy Boom’, de Maria Lafi

En la Cinemateca Nacional

Ópera prima de Maria Lafi. Todo sucede en Atenas –sí, es una película griega-, en un barrio en la que una serie de personajes se verán afectados por la explosión de un buzón de correos. Así pierden documentos importantes y objetos valiosos. ¿Qué queda después de esa destrucción? Este filme hace un retrato de la dificultad de la convivencia y de cómo se lucha para enfrentar las consecuencias de algo que parece que nunca va a terminar.

Noticias relacionadas