El retorno del hombre invisible al cine da en el clavo

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

28 Feb 2020 - 0:05

"The invisible man" se estrena este fin de semana en salas nacionales. - Foto: PRIMICIAS / Diego Corrales

El retorno del hombre invisible al cine da en el clavo

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

28 Feb 2020 - 0:05

La película, escrita y dirigida por Leigh Whannell, resuelve con precisión lo que debió hacer Universal Pictures para revivir a sus monstruos clásicos.

El terror es el espacio vacío y lo que puede estar esperando ahí. El australiano Leigh Whannell lo sabe y, en su intento por volver contemporáneo a uno de los monstruos clásicos de la Universal Pictures, da en el clavo.

Hay muchos instantes en El hombre invisible en los que solo queda saltar o asumir el desamparo.

Whannell sabe lo que hace y recién va por su tercera película como director. Pero, eso no significa que recién empiece.

Fue Whannell, junto a James Wan, quien creó al personaje de John Kramer, Jigsaw, el asesino de las trampas mortales de la saga Saw. Además, fue artífice importante del desarrollo de otra saga de terror, con su rol como guionistas y actor en Insidious.

Este es el terreno de un director que repite su estilo visual todo el tiempo y lo muestra con eficacia en este filme; en el que recurre a un manejo implacable de la cámara al hombro, con movimientos casi imposibles. Y con el uso del zoom y del travelling como herramientas para reforzar un punto de vista particular.

El monstruo está escondido ante las narices del espectador.

Con la tecnología de hoy en día, el hombre que se vuelve invisible es más peligroso que nunca.

Una historia de violencia de género

Cecilia Kass tiene el foco principal en la película. Una decisión, absolutamente, contemporánea por parte de Whannell. Ella es una mujer que ha escapado -por poco- de una relación violenta que casi acaba con su vida.

Su exesposo lleva el nombre del personaje central de la novela de H.G. Wells, en la que se basa este filme: Adrian Griffin, él se ha suicidado y le ha dejado mucho dinero. Pero, también el deseo de atormentarla en forma de fantasma, se podría decir.

Pero no, él ha conseguido volverse invisible, como en la novela de Wells.

Cecilia está interpretada por la magistral Elisabeth Moss. Y ella transmite toda la impavidez, temor, descontrol y -sin caer en spoilers- empoderamiento de su personaje, que muta a lo largo de toda la película. En un proceso que respeta la definición de la “final girl” o “scream queen” del género.

Aunque esta vez, la situación no es la misma.

Cecilia no es la Laurie Strode que hizo Jamie Lee Curtis en Halloween, de John Carpenter, hace 40 años. Ella no lucha por su vida, sino por estar en paz, por detener esa fuerza que la ha aprisionado durante tanto tiempo y que, ante el rechazo y la desidia de, incluso, autoridades, la sigue atormentando.

Esta es una película de una mujer que decide enfrentarse al hombre que la ve como su propiedad y que la está castigando por dejarlo.

Y eso, una vez más, deja en claro que este cine, el de terror, considerado como “menor”, es capaz de hacer las lecturas sociales más precisas de la actualidad.

The Invisible Man

Dir: Leigh Whannell

Guion: Leigh Whannell

Elenco: Elisabeth Moss, Oliver Jackson-Cohen, Harriet Dyer, Storm Reed

Universal Pictures, 2020

Otras recomendaciones

La realidad es a veces demasiado

“Los Miserables”, de Ladj Ly

Srab Films, 2019

El mundo se esta cayendo a pedazos en París. Este filme, escrito y dirigido por Ladj Ly, toma como base los disturbios que sucedieron en la capital francesa en 2005. Esta es una historia policial, en la que un agente recién llegado a una fuerza de choque debe encontrar un camino a seguir en medio de la corrupción y la violencia que está a punto de explotar. Al luchar por contener lo que va a explotar, este filme triunfa.

Una película de buena onda

“Un buen día en el vecindario”, de Marielle Heller

Sony Pictures Releasing, 2019

Un periodista con mucha ira y una figura importante de la televisión de Estados Unidos que siempre habló sobre la bondad y, al parecer, nunca se la vio enojada. Tom Hanks hace de Fred Rogers, quien consigue ayudar a Lloyd Vogel, el reportero asignado a hacer su perfil, a que perdone a su padre y deje el pasado atrás. Parece autoayuda, pero en un mar de filmes sobre la mala leche del ser humano, esta película es un respiro necesario.

Noticias relacionadas