Rosero, Gainza, Pisarro y Luiselli en los libros para esta semana

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

25 Ago 2019 - 0:05

'El fotógrafo de las tinieblas', de Santiago Rosero. - Foto: PRIMICIAS

Rosero, Gainza, Pisarro y Luiselli en los libros para esta semana

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

25 Ago 2019 - 17:05

Las historias y los personajes que recolectó un cronistas ecuatoriano en París. Una novela que no es una novela pero que está dividida en varias partes, sobre el arte, vida propia y artistas. Un fabuloso ensayo sobre un músico infame que solo buscó horrorizar. Y una reflexión profunda sobre la migración a Estados Unidos.

 

El fotógrafo de las tinieblas

Santiago Rosero

La Caída Editorial y Centro de Publicaciones PUCE, 2018

351 páginas

USD 22

Este es, fundamentalmente, un libro de crónicas, en las que Santiago Rosero muestra dos posibilidades mayúsculas de este género en cuestión: un punto de vista de absoluta meticulosidad y una investigación con la que, gracias a las historias y personajes que aparecen, el lector desarrolla una fijación y conocimiento sobre hechos y figuras de las que no tenía idea.

Es más, el lector ni siquiera tenía idea de que debía conocer estos datos o personas.

Ahí está el mérito del libro. 

Santiago Rosero habla sobre Evgen Bavcar -el fotógrafo ciego que le da nombre a la colección-, sobre la cantante Totó la Momposina y el productor Richard Blair, sobre Christophe Vasseur -uno de los panaderos estrellas de París-, y sobre el diseñador ecuatoriano Patricio Sarmiento, que trabajó como Maurizio Galante por seis años.

Cuenta su vida en el barrio en el que estaba y lo que fue el atentado en el Bataclan, de noviembre de 2015, así como sus consecuencias.

Rosero es un observador preciso. Describe los lugares y lo que sucede alrededor de los personajes que indaga. Profundiza en conceptos que ayudan a definir mejor la naturaleza de los seres que retrata. Esto, a través de una prosa que ayuda a que la lectura avance sin complicación. 

Los últimos tres textos -recogidos en la sección Relatos- tienen un poder interesante. Porque son versiones de lo que serían reportajes, entre las que destacan la historia de Youri Lequette y las famosas fotografías de Kurt Cobain, en las que el cantante de Nirvana aparece con una pistola.

Santiago Rosero, entrevistado por Jordi Batallé, para Radio Francia Internacional, septiembre de 2018

 


El nervio óptico

María Gainza

Editorial Anagrama, 2017

160 páginas

USD 15,17 (vía Amazon)

'El nervio óptico', de María Gainza.

‘El nervio óptico’, de María Gainza. PRIMICIAS

A medio camino entre ensayo y novela. O novela y ensayo. Quizás la parte personal, ese relato de la vida íntima de la narradora sea el pedazo que por sí solo tiene menos fuerza. O es probable que los ensayos o descripciones y textos sobre cuadros y artistas se perderían bajo otro tipo de presentación.

Es la idea en conjunto lo que le da poder a este libro.

Aquí hay pequeños ensayos a propósito de ciertas obras de arte, intercalados con las crónicas sobre la vida y hechos personales de la narradora, experiencias que la acercan a los trabajos de El Greco, Rothko y Picasso, y otros. 

En estos 11 textos -lo mejor es no intentar la definición exacta de lo que son-, Gainza consigue acercar a quienes no están familiarizados con apreciación de arte a una serie de cuadros y propuestas artísticas, incluso desde las anécdotas y curiosidades detrás de su creación. 

La intensidad existe en ese cruce que Gainza logra entre el trabajo creativo y sus vivencias. Se debe insistir con eso de que hay muy pocos libros que consiguen algo así.

El nervio óptico, en definitiva, puede servir como guía de museos y como un punto de arranque para que el lector se interese por estilos y artistas que, en otras circunstancias no le llamarían la atención.

 


Nosotros, los normales. GG Allin en el infierno del punk

Marcelo Pisarro

Indie Libros, 2019

USD 4,99 (a través de Bajalibros)

'Nosotros, los normales', de Marcelo Pisarro

‘Nosotros, los normales’, de Marcelo Pisarro PRIMICIAS

Pisarro sabe, entiende mucho, lee mucho y vuelca esas lecturas en los objetos o sujetos de los que quiere hablar, o escribir.

En este libro, su mirada se dirige a la figura de GG Allin, el infame músico que, si se hace una visita rápida a su página de wikipedia, en sus presentaciones generaba un cóctel de golpes, desnudez, coprofagia, insultos y sometimiento.

Lo que hace el escritor argentino no es elevar la figura de Allin. En realidad la somete a un escrutinio brutal y, al mismo tiempo, analiza qué hay detrás de la idea de romper el ‘status quo’.

Hay archivo, mucho. No hay tantas cosas sobre Allin, pero Pisarro las encuentra.

Mira hacia atrás, hacia los 90 (Allin murió en 1993) y coloca puentes hacia la actualidad en la que se lee el ensayo. Más que ruptura, lo único posible es representar esa ruptura dentro de las mismas reglas.

Pisarro revisa la vida de Allin, sus proyectos musicales, algunas de sus canciones, la calidad del sonido de sus grabaciones, sus shows, traduce algunas letras. Ofrece un acceso a la transgresión del ‘rock and roll’ que no deja de tener su carácter de espectáculo. También le queda claro al lector que Allin no era ningún valiente. 

Así, se llega a la certeza que ofrece el título del libro: mirar la normalidad en función de lo que sucede con el ser anormal que se señala.

La maravilla de este libro está en esa profundidad en pocas páginas y en la seguridad de que aquello que transgrede, y que espanta o atrapa, dependerá de las lecturas que se hagan de la totalidad de la experiencia.


 

Los niños perdidos. Un ensayo en cuarenta preguntas

Valeria Luiselli

Editorial Sexto Piso, 2016

112 páginas

USD 7.99 (versión Kindle)

'Los niños perdidos', de Valeria Luiselli.

‘Los niños perdidos’, de Valeria Luiselli. PRIMICIAS

Un libro así molesta. Y lo hace por la ridícula situación que plantea Valeria Luiselli: niños que migran a Estados Unidos, siendo expuestos a un sistema y a un aparato legal complicado, para obtener el permiso necesario para permanecer en el país.

Luiselli hace un libro que cuenta algunas de las historias que conoció siendo traductora de la defensa de niños migrantes en una corte de Nueva York.  Así que esto no es una crónica de la vida de los niños y niñas que llegan de Centroamérica y México, huyendo, muchas veces, de la violencia en la que viven. 

Este libro es un ensayo en el que la autora está todo el tiempo presente. La misma realidad es tan cruda, que la sola descripción de las preguntas y respuestas golpea.

Valeria Luiselli traduce las respuestas a preguntas sobre porqué llegaron a Estados Unidos y cómo lo hicieron. Hay niños que no saben qué responder. Solo cuenta, hay respeto y articula lo que quiere contar que este libro, más que una lectura, es una experiencia ética. 

Coloca datos, cifras: el 80% de las mujeres, jóvenes o adultas, son violadas en ese viaje. Números que impactan, desde luego, pero no va por el camino fácil.

La distancia que ella toma, enfocándose en las 40 preguntas que debe ser respondidas dentro de un sistema que no se da abasto, consigue elevar una denuncia, ante un hecho que no ha dejado de pasar.

Valeria Luiselli habla sobre su experiencia detrás de ‘Los niños perdidos’, para Democracy Now, en 2017
Noticias relacionadas