Sector cultural francés agoniza con el nuevo confinamiento

Cultura

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

2 Nov 2020 - 0:01

Una mujer transita junto a una librería cerrada en París, debido a las últimas restricciones por la pandemia, el 31 de octubre de 2020. - Foto: Reuters

Sector cultural francés agoniza con el nuevo confinamiento

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

2 Nov 2020 - 0:01

La ministra de Cultura de Francia, Roselyne Bachelot, reconoció que las pérdidas alcanzan los USD 117 millones.

El sector cultural francés afronta el nuevo confinamiento nacional con la moral por los suelos. Las salas de cine y espectáculos no ven la luz al final del túnel. Mientras el sector editorial lucha para que las librerías sean consideradas comercios esenciales y puedan reabrir.

Uno de los rostros más conocidos del mundo de las letras en Francia, el crítico literario y periodista François Busnel, inició una campaña en redes para pedir al presidente, Emmanuel Macron, que mantenga las librerías abiertas.

“Abrir las librerías no es hacer una excepción, es una norma. El combate contra el oscurantismo que nos amenaza pasa por la lectura”, escribió el autor.

En internet, el Sindicato Nacional de Edición, el Sindicato de Libreros Franceses y el Consejo Permanente de Escritores reclaman al Gobierno su apertura para “que el confinamiento social no sea también un aislamiento cultural“.

Las reivindicaciones llegan después de que la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, anunciara que las librerías no entrarían entre los comercios esenciales.

Sí se les permitirá organizar servicios de entrega a domicilio o puntos de recogida en tiendas.

Pérdidas en salas de cine 

A esta situación se une la desesperación de los cines y espectáculos en directo, uno de los que más tardó en reabrir tras el primer confinamiento.

“Estamos al fondo del pozo. Sobre todo para las películas que salieron y que debían salir, y cuyos gastos de marketing ya se han pagado. Meses de trabajo para nosotros, distribuidores, arruinados tras este anuncio“, lamentó Éric Lagesse, copresidente del sindicato de distribuidores independientes europeos.

La delegada de la Unión de Productores del Cine, Valérie Lépine-Karnik, rechazó que Macron ni siquiera mencionara al sector durante sus anuncios el pasado miércoles.

La ministra de Cultura, que hace poco más de una semana anunciaba un plan de ayuda a los espectáculos de USD 117 millones reconoció el golpe que supone para la cultura este nuevo cierre.

Noticias relacionadas