El adiós de los X-men al estudio Fox no funciona: crítica a ‘Dark Phoenix’

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

6 Jun - 17:54

Dark Phoenix - Foto: PRIMICIAS

El adiós de los X-men al estudio Fox no funciona: crítica a ‘Dark Phoenix’

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

6 Jun - 17:54

‘Dark Phoenix’ es muchas cosas a la vez: Es la primera película que dirige Simon Kinberg, es la segunda vez que se ve el arco dramático de Phoenix/Jean Grey en el cine y es la última oportunidad de ver a este grupo de actores haciendo estos personajes. Y así, la película decepciona.

Dos cosas para tomar en cuenta, como prólogo a esta crítica. La primera es que luego de la compra de Fox por parte de Disney, en marzo de este año, todo lo que corresponde al universo de los X-men pasará a ser parte de Marvel Studios.

Es decir, las siguientes películas que se hagan de estos mutantes estarán contenidas en el Universo Cinematográfico de Marvel.

La otra es que la película tuvo que rodar nuevamente todo su tercer acto porque, de acuerdo a varios medios, el final que habían grabado era similar al de Captain Marvel.

Hay que considerar estos dos hechos para desentrañar este filme que, sin problema, podría ser el peor de toda la franquicia.

¿Por qué? Porque nada funciona como debería funcionar. Simon Kinberg es probablemente un gran guionista para este tipo de películas -su guion para X-men: days of future past es perfecto-, pero cuando cumple la función de director, hay algo que no cuaja.

O queda la duda de si el gran trabajo del Kinberg encargado de la historia no sea más que el mérito de Bryan Singer, quien supo cómo hacer funcionar las dos últimas películas de la saga, basadas en textos del actual director.

En Dark Phoenix todo se encuentra suelto, sobreactuado -porque sí, se puede sobreactuar en las películas de superhéroes y aquí lo demuestran- y no hay nada de lo que se muestra que resulte novedoso: un accidente en el espacio consigue que algo se despierte en Jean Grey (Sophie Turner) y que sus poderes crezcan.

Ella decide huir, los X-men la buscan para contenerla. Hay un muerte importante por ahí -sí, ahora la medida es sacrificar a un personaje llamativo-.

Jessica Chastain y Sophie Turner en una escena de 'Dark Phoenix'

Jessica Chastain y Sophie Turner en una escena de ‘Dark Phoenix’ 20th Century Fox

Jean Grey es peligrosa, busca ayuda en Magneto (Michael Fassbender que pareciera haber sido obligado a regresar a la saga) y en el personaje que interpreta Jessica Chastain, que esconde algo, que resulta obvio a 10.000 kilómetros de distancia.

La lucha es de buenos contra malos, con humanos en el medio, secuencias de acción que llegan a arrancar sonrisas por lo ridículas que se ven -ojo cuando vean a Magneto a Jean Grey y a un helicóptero en escena- y un universo que se queda abierto y que no podrá cerrarse nunca. Eso es lo deja Dark Phoenix a una saga que ya finaliza. No hay emoción, no hay sorpresa, no hay sentido.

Incluso el profesor Charles Xavier (James McAvoy sin pelo y sin vida, literalmente) es reducido a un mequetrefe responsable de todo el absurdo que se ve.

En fin, solo queda esperar a que The new mutants -que se estrenará en 2020- no cierre todo en un punto más bajo. Pero bueno, cualquier cosa puede pasar.

 

Dark Phoenix

Dir: Simon Kinberg

Guion: Simon Kinberg

Elenco: Michael Fassbender, Sophie Turner, Jennifer Lawrence, James McAvoy, Nicholas Hoult, Jessica Chastain.

20th Century Fox

2019

 

Tráiler de Dark Phoenix

 

Otras recomendaciones

'Wiñaypacha', de Óscar Catadora

Aquí no se habla español

‘Wiñaypacha’, de Óscar Catadora

Una película que llama la atención porque está hablada en aymará (que se habla en Perú, Bolivia, Argentina y Chile) y porque se trata de dos personajes mayores, casi viviendo en el abandono, permanecen en los Andes peruanos a la espera que su hijo vaya a verlos.

Película que conmueve y que casi no presenta ningún artificio cinematográfico. La cámara está ahí y así los vemos. Véala en el Ochoymedio.

'I am mother', de Grant Sputore

Ciencia ficción y maternidad

‘I am mother’, de Grant Sputore

Una robot cría a una niña, asegurándole que fuera de la base en la que están no existe nada. Ella crece y llega una extraña al lugar en el que vive para decirle que su madre/robot le está engañando: que hay más humanos afuera y que la están pasando mal. ¿A quién le va a creer, a su madre o a una mujer como ella? La premisa es brutal.

Véala por Netflix.

Noticias relacionadas