Martes, 23 de abril de 2024

Barbie: tres razones para amar la película... ¡y tres para decepcionarse!

Autor:

Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

21 Jul 2023 - 16:15

La película de 'Barbie', una de las películas más promocionadas del año, se estrenó en Ecuador. ¿Realmente vale la pena verla?

La actriz Margot Robbie (al centro), en una escena de 'Barbie'.

Autor: Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

21 Jul 2023 - 16:15

La actriz Margot Robbie (al centro), en una escena de 'Barbie'. - Foto: Warner

La película de 'Barbie', una de las películas más promocionadas del año, se estrenó en Ecuador. ¿Realmente vale la pena verla?

Tras una larga espera y una intensa campaña de promoción (que ya quisiera cualquier candidato a la Presidencia de Ecuador), por fin se estrenó 'Barbie' en los cines. ¿Las expectativas están satisfechas? ¿Es la película que nos vendieron?

En realidad, con esta producción pasarán dos cosas: una parte del público la amará y la disfrutará, y otra se sentirá defraudada, incluso hasta traicionada. Todo dependerá de la idea que se tenga de Barbie, o sea, de la muñeca que acompañó a varias generaciones de niñas.

Incluso quienes hayan visto las películas animadas de Barbie y les guarde cierto cariño, se sentirán algo extraños.

Aquí están tres razones para amar esta propuesta de 'Barbie':

  • Una comedia con crítica

    Ya sabíamos que, con la directora Greta Gerwig a cargo de la obra, habría una mirada crítica sobre la posición de la mujer en la sociedad. Por eso, los chistes y el tono del relato tienen esa carga. 'Barbie' es un divertido pero despiadado despliegue de ironía que incluso se nutre de referencias a 'Rocky', 'El padrino' y '2001: odisea en el espacio' para elaborar chistes en contra del patriarcado envueltos en algodón de azúcar color fucsia. No se salva ni Mattel, el fabricante de Barbie que admite ser parodiado.

  • Margot Robbie (y el elenco)

    Hay carisma, química y gracia para desarrollar esta comedia por parte del elenco. La función sale adelante gracias a Margot Robbie, que demuestra sus dotes para la comedia y el drama. Ryan Gosling no desentona con su enamoradísimo Ken, que más adelante se vuelve clave en la trama. America Ferrera y Simu Liu siguen el juego con eficiencia. Y Will Ferrell... bueno, él siempre hace lo mismo, ser Will Ferrell.

  • La película puede verse como un enorme cuestionamiento al papel de la muñeca Barbie en la sociedad, pero esto no ha impedido un desfile de referencias nostálgicas. Por ejemplo, aparecen varios juguetes descontinuados e incluso hay una escena con Bárbara, la niña que inspiró la creación de Barbie y que ahora es una anciana.

El actor Ryan Gosling (centro), en una escena de 'Barbie'.

El actor Ryan Gosling (centro), en una escena de 'Barbie'. Warner

Y aquí están tres razones para sentirse decepcionado:

  • La calificación de la película en Ecuador es para mayores de 12 años. Esto no se debe a posibles escenas de desnudos o de violencia, que tampoco hay. La razón está en que los chistes y las reflexiones están dirigidas a las adultas que jugaron con una Barbie. Las mamás que pensaban llevar a sus hijas pequeñas se van a contrariar. En realidad, esta es una película para verla entre adultos y reírse de situaciones con las que puedan identificarse. Para las niñas, bueno, hay canguil.

  • Los hombres son estúpidos

    Quizás la parte más desconcertante es la imagen que proyectan los varones de la película: la de unos completos estúpidos. Y esto pasa tanto con los Ken (al fin y al cabo, juguetes estereotipados) como con los hombres del mundo real. Es verdad que estamos ante una parodia y el estereotipo es lícito, pero se siente cargada la mano, como en ese episodio de los Simpson en que Lisa descubre que las mujeres son las inteligentes de la familia y que los hombres están condenados a ser como Homero.

  • ¿Dónde he visto esto?

    Al final, queda la sensación de que ya hemos visto esta historia. Una vez más, un protagonista que está muy cómodo en su burbuja predeterminada es confrontado y descubre que puede llorar, enojarse e incluso abandonar su destino. Es decir, puede elegir. Lo vimos en 'Lego: la película', 'Toy Story', 'Encantada', 'The Truman Show', 'Hombre Bicentenario' y en otras producciones. Ahora es el turno de Barbie, que siente la necesidad de cambiar los tonos pastel por algo más real.