La Cocina Imaginada
De nuevo en televisión, para dar una mirada a los restaurantes
Ignacio Medina

Ignacio Medina

Me dedico al periodismo gastronómico desde hace 40 años. He trabajado en diarios, revistas especializadas, emisoras de radio y programas de televisión. La crítica es imprescindible para avanzar en cualquier disciplina; sin ella es difícil hacerse preguntas y recibir estímulos para buscar respuestas. 

Actualizada:

17 Dic 2022 - 5:28

Volvemos a televisión con la cocina de Ecuador en las manos, que en este caso equivale a decir en las pantallas. Empieza ya el rodaje de la cuarta temporada de programas dedicados a mostrar las cocinas ecuatorianas, que comenzamos en 2018 en Teleamazonas.

Ideamos, rodamos y emitimos entonces Cocinando en los Orígenes un programa, como todos los que vendrían después.

Mostramos la realidad de cocinas populares de algunos lugares de la Sierra y la Costa del país. Recorrimos Patate, Píllaro, San Juan de Minas, Puerto López, Santa Elena, Tisaleo, Chanduy… en busca de cocineras y cocineros de ciudades con menos de 25.000 habitantes.

Además, mostramos los productos que fundamentan su trabajo y los productores que los hacen posibles.

Las cocinas populares son el primer eslabón de la cadena culinaria. Se alimentan del ingenio invertido por las cocineras más humildes para arreglarse con lo elemental y acabar alumbrando obras de arte acompañan nuestras vidas.

El trabajo de esas mujeres que se ocupaban de casa e hijos, animales y huerta, y además cocinaban, es fundamental para entender la identidad de una cocina.

Esos mismos platos, las mismas ideas culinarias, pasaron a las casas acomodadas de las haciendas y a la burguesía urbana. Los medios disponibles permitían refinarlas, agregando condimentos y ajustando las cocciones.

Seguimos ese camino un año después, en 2019, intentando encontrar las fuentes y sobre todo los reservorios de esas propuestas culinarias. Trabajamos para rescatar los recetarios que las familias ecuatorianas van legando de madres a hijas durante generaciones.

El programa que nació de este trabajo se llamó Secretos de Familia y también se emitió a través de la señal de Teleamazonas.

Nos concentramos entonces en las grandes ciudades. Recorrimos Quito, Cuenca, Guayaquil o Ambato a través de dieciocho entregas. También llegamos a Peguche para encontrarnos con la cocina Quichua y a Esmeraldas, donde nos acercamos a la cocina mestiza de las comunidades afroecuatorianas.

Un año después, en plena pandemia, rodamos la segunda temporada de Secretos de Familia, buscando más recetarios y nuevas miradas, con la idea de profundizar en la visión culinaria de algunas comunidades nativas.

Llegamos a Saraguro en Loja, Ahuano en el Napo o Juncal, repetimos en Quito, Cuenca y Guayaquil, y nos alargamos hasta Manta, Riobamba y Zaruma. Catorce entregas que dieron amplitud a nuestra mirada.

Fue un viaje aleccionador y enriquecedor, a través del cual pudimos mostrar los cruces de influencias que han nutrido la gastronomía ecuatoriana a lo largo de la historia.

No ha pasado un día desde que empezamos el primer rodaje de Cocinando en los Orígenes (allá por 2017), en el que no haya aprendido algo nuevo sobre la cocina del Ecuador.

Hoy empezamos nuestra cuarta aventura. Ya estamos en la ruta, para buscar una mirada diferente de nuestras cocinas, otra de las formas de contemplarla en la que apenas habíamos incidido hasta ahora: la de los restaurantes. No se lo pierdan, va a ser interesante.

Noticias relacionadas