Miércoles, 29 de mayo de 2024
u

Tres cantones de Manabí son clave para la migración irregular

Autor:

Belén Mendoza

Actualizada:

27 May 2023 - 5:22

Portoviejo, Manta y Pedernales, en Manabí, son considerados rutas críticas para la migración irregular. Muchos salen en buses hacia Colombia, para continuar a Estados Unidos cruzando la selva del Darién.

Agentes de la Unidad de Investigación de Delitos Transnacionales dan charlas sobre los peligros de la migración irregular en Manta, Manabí.

Autor: Belén Mendoza

Actualizada:

27 May 2023 - 5:22

Agentes de la Unidad de Investigación de Delitos Transnacionales dan charlas sobre los peligros de la migración irregular en Manta, Manabí. - Foto: PRIMICIAS

Portoviejo, Manta y Pedernales, en Manabí, son considerados rutas críticas para la migración irregular. Muchos salen en buses hacia Colombia, para continuar a Estados Unidos cruzando la selva del Darién.

Portoviejo, Manta y Pedernales, en Manabí, no solo concentran el mayor número de personas extranjeras en situación de movilidad, también son cantones clave para la migración irregular.

Según datos del Ministerio del Interior, el tráfico ilícito de migrantes está presente en la provincia, pero los casos no son denunciados, se mantienen bajo reserva o no constan en las estadísticas oficiales.

Este tipo de migración riesgosa tomó fuerza a partir de 2021.

Según Javier Granda, jefe de la Unidad de Investigación de Delitos Transnacionales (Unidt), en muchas ocasiones, la ciudadanía no denuncia “por temor, desconocimiento y porque tienen una esperanza de volver a ver a sus familiares”.

“Hemos tenido casos en los que han sufrido torturas, desapariciones e inclusive han encontrado la muerte”.

Javier Granda, jefe de la Unidt.

Granda dice que hay que tener en cuenta que el viajero no es el único que se arriesga, sino también los familiares que se quedan en el país como garantía para las estructuras criminales que se dedican al tráfico de personas.

El jefe de la Unidad de Investigación de Delitos Transnacionales reveló que han identificado que “desde el perfil costanero hay grandes masas sociales que se trasladan hasta diferentes fronteras de nuestro país”.

La frontera con Colombia es uno de los destinos de la migración, es decir, vía terrestre, en buses o vehículos alquilados.

Pero también hay quienes escogen la ruta aérea desde Manta u otros aeropuertos del país hacia naciones que no necesitan ningún control de migración o visas.

Para realizar este tipo de migración riesgosa, hay “traficantes” que buscan un beneficio económico o de otro orden material.

Quienes se dedican a este “negocio” son conocidos como coyoteros, polleros o pasadores. Y son quienes motivan y promueven los viajes falsificando documentos de identidad o de viaje y se encargan del transporte, que puede ser por tierra, mar y aire.

Una persona llega a pagar entre USD 20.0000 a USD 30.000, dependiendo la ruta, y con el riesgo de no llegar a Estados Unidos.

Ante escenarios como estos, Manabí junto a Sucumbíos, Loja e Imbabura fueron seleccionadas para implementar los comités territoriales interinstitucionales contra el tráfico ilícito de migrantes.

La travesía de un mantense

Tiene 32 años y desde Estados Unidos accedió a hablar para PRIMICIAS. Lo llamaremos 'Mateo', quien emprendió un largo viaje desde el aeropuerto de Guayaquil, el 12 de enero de 2023, para cumplir el denominado “sueño americano”.

Él es de Manta, provincia de Manabí, y dice que fueron “dos meses de viaje duro”. En ese trayecto tuvo que pasar odiseas, las que asegura no se las desea a nadie.

“Los países más crueles son Guatemala y México”. En este último asegura que empieza la verdadera travesía, porque los ecuatorianos son maltratados “en todo sentido. Yo no pasé por eso, pero sí conocí casos”.

"Un amigo que conocí en el camino gastó cerca de USD 20.000 y lo deportaron desde Texas. También era ecuatoriano y viajó con la esposa y dos hijos”, relata.

Además, recuerda que a varios de los amigos que hizo en esa ruta en “dos ocasiones los secuestraron, gastaron USD 20.000”.

'Mateo' explica las razones por las que decidió dejar Ecuador, entre ellas la situación económica y la ola delincuencial.

A diferencia de otros casos, el mantense dice que gracias a un amigo que cubrió los gastos logró llegar en avión desde Ecuador a Panamá. De allí, emprendió su recorrido en bus hasta México.

Migrantes detenidos son llevados por miembros de la Patrulla Fronteriza estadounidense a un vehículo en la frontera México-Estados Unidos, el 11 de mayo de 2023.

Migrantes detenidos son llevados por miembros de la Patrulla Fronteriza estadounidense a un vehículo en la frontera México-Estados Unidos, el 11 de mayo de 2023.  EFE

Calcula que en ese trayecto gastó USD 3.000 en transporte terrestre.

El manabita recuerda que primero se subió a un bus en Panamá que lo trasladó hasta la frontera con Costa Rica y de allí “uno cruza caminando y ya está del otro lado”.

Luego, hay otra unidad de pasajeros hasta la ciudad y luego una terminal, desde donde salen los buses hasta la frontera.

Una vez en la frontera con Nicaragua “bajamos y nos fuimos con un guía que nos cobró USD 150 por persona y nos dejó en la frontera con Honduras”.

En Guatemala, recuerda, empieza “el dolor de cabeza, todo es dinero, gasté USD 400 para poder cruzar, porque los mismos policías piden dinero y la cantidad que ellos quieren”

Finalmente explica que “ya llegando a México en balsa, cobran USD 5 por persona, de allí un guía nos cruzó hasta Tapachula (ciudad, ubicada en la Costa Sur del estado de Chiapas)”.

Esos fueron algunos riesgos que 'Mateo' superó y hoy trabaja en un restaurante en Estados Unidos.

Mapa de migración riesgosa

El camino de migración irregular que emprendió 'Mateo' incluyó rutas peligrosas, violencia delincuencial y posibles traficantes.

Sin embargo, las autoridades del Ministerio del Interior consideran que la ruta del Darién es la más utilizada por los ecuatorianos para llegar a Estados Unidos, ya sea por el ahorro económico o porque no requiere falsificación de documentos.

Además, información de la cartera de Estado, en base a un análisis realizado por la Unidad Nacional contra la Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes de la Policía, desde 2022 hasta marzo de 2023 se identificaron 79 pasos irregulares:

  • 20 en la Costa.
  • 36 en la Sierra.
  • 23 en la Amazonía.

Otro “delito complejo”

A pesa de que el tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas son delitos diferentes, según la Organización International de Policía Criminal (Interpol), los dos pueden estar encadenados.

De acuerdo a la Interpol, con frecuencia, los migrantes se exponen a riesgos, como ser víctimas de la trata, ser secuestrados o morir durante el viaje a sus lugares de destino.

En el caso de Manta, que también es considerado un cantón de tránsito de personas extranjeras, ya sean venezolanas o colombianas, muchas están en situación de calle y vulnerabilidad.

Dicho entorno es aprovechado por las organizaciones criminales que incurren en la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas.

Llevar a cabo estas acciones se basa en las amenazas o el uso de la fuerza u otras formas de coacción, el rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad.

Para evitar este tipo de acciones, Ana Intriago, directora del distrito Manta, que también comprende los cantones Jaramijó y Montecristi, del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), dice que realizan abordajes, seguimiento y atención de movilidad humana.

Silvio Larrea, director de Desarrollo Social de la Prefectura de Manabí, informó que cuentan con una ordenanza enmarcada en el tema de movilidad humana.

"Nos encontramos articulando acciones específicas con el Ministerio del Interior debido al incremento de casos de trata de personas en la provincia, para fines de explotación sexual o reclutamiento para conflicto armado”, aseguró.

Durante el 2023 han identificado al menos cuatro casos en la provincia.

Urge la prevención

Pero este tipo de delitos no solo ocurre con extranjeros, porque la dirección contra la trata de personas y tráfico ilícito de migrantes del Ministerio del Interior ubican a Manabí como una provincia con cuatro fines de trata de personas:

  • Explotación sexual.
  • Turismo sexual.
  • Pornografía infantil de niños y adolescentes.
  • Trabajo forzoso.

“Hemos tenido que lamentar casos de trata de personas, de abuso y explotación sexual de menores de edad, promovidos incluso por sus propios padres”, sostuvo el 16 de mayo de 2023, el prefecto de Manabí, Leonardo Orlando.

El viceministro de Seguridad Interior de Ecuador, Freddy Ramos, aseguró que los jóvenes son captados por organizaciones delincuenciales para pertenecer a una banda y que “eso también es trata de personas".

Cantones como Manta, Portoviejo o Pedernales no son los únicos con esta problemática; también está la parroquia Canoa, al centro norte de la provincia.

En ese punto, considerado vulnerable por carencias en servicios prioritarios, la organización internacional sin fines de lucro OUR, apoyada por la Unidt, ha mostrado su preocupación por la relación de la trata de personas con otros ilícitos.

Consta como antecedente la desarticulación de una red internacional de pederastas en 2022, dedicaba a delitos relacionados con el abuso sexual a menores de edad bajo la fachada de “ayudar” a los padres con recursos económicos.

Para evitar que las familias caigan en la trata de personas,  la OUR Y Unidt, realizan acciones de prevención y programas.

Desde el 21 de mayo, más de 700 personas fueron atendidas. Hasta el sector de la costa norte llegaron especialistas relacionados con salud y entre los beneficiados hubo mujeres embarazadas, personas con discapacidad y niños.