Los carteles de narcotráfico de los Balcanes se afincaron en Guayaquil

En Exclusiva

Autor:

Arturo Torres

Actualizada:

20 Sep 2021 - 0:05

El 26 de agosto de 2021, la Policía de Montenegro incautó una tonelada de cocaína que llegó en un cargamento de bananas de Ecuador. - Foto: Primicias

Los carteles de narcotráfico de los Balcanes se afincaron en Guayaquil

Autor:

Arturo Torres

Actualizada:

20 Sep 2021 - 0:05

En los últimos años, Ecuador se convirtió en un enclave seguro para la operación de narcotraficantes europeos, especialmente, albaneses, montenegrinos, españoles, griegos, holandeses y belgas.

El 26 de agosto de 2021, la Policía de Montenegro dio el mayor golpe de su historia al narcotráfico. Capturó una tonelada de cocaína que llegó en un barco carguero con bananas de Ecuador.

Montenegro -ubicado en el sureste de Europa y en la península balcánica- está en una ruta clave, muy transitada por narcotraficantes europeos que llevan la droga desde Sudamérica para comercializarla en los lucrativos mercados de Europa occidental. En esos países el kilo de cocaína cuesta unos 25.000 euros (USD 29.000), mientras en Ecuador se adquiere en USD 1.700.

Los últimos años, Ecuador se convirtió en un enclave paradisíaco para la operación de narcotraficantes europeos, especialmente albaneses, montenegrinos, españoles, griegos, holandeses y belgas, según fuentes de Antinarcóticos consultadas por PRIMICIAS.

Los grupos criminales europeos no disputan las rutas del narcotráfico con los mexicanos, sino que están enfocados en el envío de droga desde los puertos de Guayaquil y El Oro.

Los mexicanos (Sinaloa y Jalisco Nueva Generación) compran la droga en la frontera colombiana y la envían por el corredor del Pacífico de Ecuador hacia Centroamérica y Estados Unidos. Sacan la coca en lanchas, barcos y avionetas, desde Manabí y Esmeraldas, explicó un investigador de la Policía.

Mientras que los europeos llegan a las plantaciones y compran directamente la coca en los laboratorios, a las organizaciones criminales colombianas que ahora venden al por mayor, a cualquier cliente, añadió.

Las capturas en Europa de importantes envíos de cocaína desde Ecuador, que han aumentado significativamente en los últimos meses, mantienen en alerta a las autoridades de la península balcánica, que coordinan acciones con la DEA de Estados Unidos y la Europol. Ambas entidades han dado duros golpes a estas organizaciones criminales, según reportes de esas unidades.

La mayoría de esos cargamentos proviene del puerto de Guayaquil, desde donde articulan sus operaciones, al menos, dos carteles europeos. 

El general Geovanny Ponce, director Nacional Antinarcóticos, destaca que Ecuador se volvió ideal para los extranjeros, en este caso europeos, desde la década pasada.

General Geovanny Ponce, director de antinarcóticos.

General Geovanny Ponce, director de antinarcóticos.  Primicias

“Esto es secuela de años de decisiones absurdas y equivocadas que tomó el gobierno de Rafael Correa, debilitando gravemente el control antidrogas. Perdimos la capacidad de control migratorio -que pasó a manos de civiles-, se eliminaron los censos a extranjeros, se aprobó la  ciudadanía universal que facilita llegada indiscriminada de cualquier extranjero, tenga o no antecedentes criminales”, dice.

En este período se sacó la Base de Manta, que apoyaba con el rastreo de naves del narcotráfico, añade Ponce.

“Se aprobaron leyes garantistas para quienes delinquen; Ecuador se volvió una autopista libre para que entren y salgan las naves del narco, por la falta de radares”.

Geovanny Ponce

En la histórica operación en Montenegro, la Policía incautó 1.205 paquetes de cocaína valorada en unos 12,5 millones de euros. Fue incautada en el puerto de Bar, en un barco que transportaba plátanos a Albania, uno de los epicentros de llegada de la droga desde Latinoamérica.

Tras los primeros meses de la pandemia, en 2020, las organizaciones criminales de los Balcanes están más activas en el tráfico de drogas. Algunas de ellas se han convertido en redes de alcance global. Europol estima que están detrás de, al menos, el 30% del tráfico de cocaína desde Latinoamérica.

El tráfico a Europa creció como la espuma

Ecuador rompió récords de capturas de cocaína. Mientras en 2020 fueron incautadas 129 toneladas del estupefaciente, en lo que va de este año las capturas ya superan las 120 toneladas. Se estima que hasta diciembre los decomisos podrían llegar a 150 toneladas o más.

Informes de agencias antidrogas indican que las capturas solo representan el 15% del total de la cocaína que llega para su venta en los países consumidores, con una tendencia creciente en Europa y Asia.

Esto significa que por Ecuador salen anualmente más de 600 toneladas. 

 

Las cifras de incautaciones, en su mayoría en el puerto de Guayaquil, apuntalan la tendencia de la expansión del tráfico hacia Europa, en especial hacia Albania, Bélgica, Holanda y España.

Mientras en 2016, se capturaron 7,6 toneladas, este año Antinarcóticos ha descubierto 38 toneladas en contenedores que ingresaron al Puerto de Guayaquil, para luego cargarse en los grandes buques que van al Viejo Continente. Otros puertos de embarque son los de Manta, Esmeraldas y El Oro. El 80% de la coca traficada hacia Europa sale por Guayaquil.

En este contexto, las incautaciones anuales de cocaína en Europa han alcanzado máximos históricos, los últimos tres años. Ese negocio nunca ha sido más grande ni lucrativo.

La OEDT, agencia de control de drogas de la UE, valoró el mercado minorista de cocaína en 9.000 millones de euros en 2017, su cálculo más reciente. Esta cifra representa un aumento del 60% de su valor estimado en 2013, cuando llegaba a 6.000 millones de euros.

Captura de Selim Cekaj

El 1 de abril de 2021, la policía albanesa capturó 49 kilos de cocaína en el puerto albanés de Durazzo. La droga, dividida en más de 30 paquetes embalados, fue hallada oculta en un doble fondo, en un contenedor de bananas que zarpó de Ecuador. 

En el operativo fue arrestado Selim Cekaj, de 72 años, dueño de la empresa Ecoalmax, importadora de bananas desde Ecuador.

El hombre, que dijo desconocer sobre la carga de cocaína pues su negocio es la venta de fruta, es el padre de Arber Cekaj, detenido en 2018 después de que en otro cargamento de bananas, también procedentes de Ecuador, se hallaron 619 kilos de cocaína.

Cekaj es considerado el mayor capo de cocaína en Albania, según reportó en el medio digital SOT y News 24 la periodista albanesa de investigación Klodiana Lala.

En 2009, Cekaj fundó una firma de exportación de banano en Ecuador, que usó para ocultar narcóticos en buques cargueros, según publicó Plan V. 

Cekaj apareció por primera vez en los radares de Antinarcóticos en 2011. Ese año el entonces director de DEA para las actividades en los Andes, Jay Bergman, declaró a Reuters que Ecuador se estaba convirtiendo en el crisol de mafias extranjeras: “Tenemos casos de crimen organizado albanés, ucraniano, italiano, chino en Ecuador, todos los cuales obtienen su producto para distribuir en sus respectivos países”.

En adelante, los albaneses allanaron el camino a más narcos europeos que se han instalado especialmente en zonas de Guayaquil, en particular, en urbanizaciones cerradas en Samborondón.

Un oficial de Inteligencia Antinarcóticos comenta que en muchos casos la Policía no puede ingresar a esos complejos residenciales, donde viven muchos europeos vinculados a mafias de narcotráfico.

Últimas capturas de cocaína en el Puerto de Guayaquil

Últimas capturas de cocaína en el Puerto de Guayaquil Primicias

Últimas capturas de cocaína en el Puerto de Guayaquil

Últimas capturas de cocaína en el Puerto de Guayaquil Primicias

¿Por qué se quedan en Guayaquil? Según el oficial, los narcos europeos aprovechan la debilidad del sistema judicial permeado por la corrupción a todo nivel.

“En 2013 me percaté del grave problema que se venía cuando fiscales y jueces se confabularon para dejar libre a un albanés que capturamos con un gran cargamento de cocaína. Estuvo preso un año, luego fue liberado, y hoy sigue operando”, recalca sin ocultar su desasosiego y frustración.

“Todo el esquema les favorece: beneficios con rebajas de penas, proceso abreviado, sustitución de la prisión preventiva…”.

Entre 2017 y 2021, según informes de Migración, 721 albaneses ingresaron al país, 1.053 bielorrusos 3.111 griegos y 192 montenegrinos. Se estima que el 30% llega por temas de narcotráfico.

El capo albanés

De pobres diablos a millonarios empresarios. Klodiana Lala sigue la pista de los carteles desde hace muchos años y ha identificado un patrón, a partir de los asesinatos y capturas de albaneses en Guayaquil.

Uno de ellos era Adriatik Tresa, un albanés de 45 años, que fue acribillado en noviembre de 2020 en la sala de su casa, en la urbanización Bali, en Daule. Fue asesinado por unos sicarios que llegaron en dos autos haciéndose pasar como policías.

Al ingresar a Ecuador los narcos albaneses se vuelven intocables y viven en urbanizaciones cerradas.

"Cuando viven aquí en Albania, no son nadie… Viven en barrios sencillos, en casas modestas, toman café en bares perdidos. Cuando viajan a Ecuador cambian por completo su estilo de vida, viviendo en residencias de lujo. Tresa, quien estuvo por última vez en Albania en 2011, se especializaba en cometer asesinatos pagados", subrayó Lala.

Es gente que está radicada hace varios años en Ecuador, confirma el agente policial, quien explica que estos carteles también han dejado una impronta de sangre porque trabajan directamente con sicarios, parte de bandas como Los Choneros y Los Lobos.

Están también en la cadena del microtráfico, que ha desatado buena parte de las muertes violentas en varios sectores de Guayaquil, por el ajuste de cuentas entre los grupos criminales, incluidos los puertos.

Según el general Ponce, estas organizaciones criminales aprovechan las debilidades en los controles en los puertos, que van desde la falta de tecnología para escanear los contenedores que ingresan con productos de exportación hasta la operación de redes de apoyo entre el personal que trabaja en esas dependencias, tanto privado como del sector público. 

Pese a las limitaciones, la Policía ha desarticulado siete organizaciones del narcotráfico en Guayaquil, y 13 de microtráfico este año. “De las 128 toneladas capturadas el año pasado, 18 fueron para la venta de microtráfico. En lo que va de este año, más de 13 toneladas fueron para el microtráfico”, destaca Ponce.

El microtráfico y la violencia albanesa

Esta disputa de las bandas por el control de los barrios donde se ha enraizado el microtráfico tiene una incidencia directa en los homicidios intencionales, cometidos en su mayoría con armas de fuego. El 70% de los crímenes ocurridos en Guayaquil es por micotráfico. De los 467 homicidios reportados, 284 son por temas de drogas. Las armas de todo calibre, incluyendo rifles, metrallas y granadas, ingresan por Perú.

En total hubo 800 asesinatos violentos desde 2016.

En los puertos la criminalidad también es preocupante. Desde el 2017, se registraron 10 homicidios de personal que trabajó en Contecom, que administra el Puerto. La mayoría de asesinatos estuvo asociada a la empresa de seguridad Liderman. 

Las redes en los puertos operan como tercerizadoras para los narcos, especialmente los albaneses. Una vez que los camiones ingresan a los estacionamientos y pasan los controles antidrogas de forma aleatoria, con perfilamientos y canes, son contaminados con alijos de cocaína antes de ser embarcados en los cargueros. Los grupos criminales que hacen esta tarea cobran hasta USD 4.000 por cada kilo que camuflan entre los productos de exportación, especialmente frutas y materias primas.

Si los narcos no logran contaminar los contenedores en el puerto, lo hacen luego de que los cargueros zarpan, en el Golfo, mientras navegan hacia altamar.

El albanés Dritan Rexhepi está preso en la cárcel de Cotopaxi.

El albanés Dritan Rexhepi está preso en la cárcel de Cotopaxi. Primicias

El albanés Dritan Rexhepi está preso en la cárcel de Cotopaxi.

El albanés Dritan Rexhepi está preso en la cárcel de Cotopaxi. Primicias

Fuentes de Antinarcóticos sospechan que algunas de las grandes operaciones de narcotráfico son coordinadas desde el interior de las cárceles, donde hay algunos detenidos albaneses y europeos por narcotráfico.

El principal es Dritan Rexhepi, de 42 años, quien aún es considerado el jefe de la organización "Kompania Bello", que el año pasado fue golpeada en una gran operación internacional. Está detenido en la cárcel de Cotopaxi, donde cumple una condena de 13 años por narcotráfico, desde junio de 2014. Fue capturado en la denominada operación Balcanes. En su aprehensión, se conoció que tenía tres identidades.

La Europol develó que el albanés ha empleado sofisticados medios encriptados para coordinar las operaciones de narcotráfico desde Ecuador.

Durante su encarcelamiento, según informes de Lala, ha negociado acuerdos entre carteles latinoamericanos y sus asociados en “Kompania Bello”. Antinarcóticos y sus pares albaneses e italianos creen que sigue comandando esa organización criminal, desde prisión.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas