Con Criterio Liberal
Alianza del Pacífico: salir de la pandilla de esquina directo al ‘country club’
Luis Espinosa Goded

Luis Espinosa Goded

Luis Espinosa Goded es profesor de economía. De ideas liberales, con vocación por enseñar y conocer.

Actualizada:

29 Jul 2019 - 19:00

¡Ecuador podrá entrar en la Alianza del Pacífico en el próximo año!

¡Albricias! ¡Gloria! ¡Aleluya! Por fin una buena noticia sin paliativos para la economía y para los ciudadanos ecuatorianos.

Es sorprendente el poco entusiasmo que ha generado tan buena noticia dentro del complicado panorama económico del Ecuador. ¿Por qué? Sospecho que por desconocimiento general y particular.

Desconocimiento general pues, a pesar de que en la vida diaria son evidentes los beneficios del libre comercio (desde el dispositivo con el me lee usted amable lector, hasta parte de las recetas o las comidas que ha disfrutado hoy, casi todo lo que usted valora en la vida procede del intercambio, y gran parte del intercambio internacional), ha sido mucha la retórica utilizada en contra del libre comercio, sea por la izquierda, por la CEPAL, por los empresarios mercantilistas, por los nacionalismos exacerbados…

Pero también de un desconocimiento particular. La Alianza del Pacífico apenas tiene 8 años, pero en este periodo de tiempo ha logrado que el 92% de las partidas arancelarias de sus países miembros, Chile, Colombia, Perú y México se comercialicen al 0% de arancel.

Además, hay comisiones de colaboración y mejores prácticas en diversidad de temas, como educación, aduanas, o contrataciones público-privadas. Por desgracia los ciudadanos apenas conocen de esto.

Hasta ahora Ecuador, en el panorama global, estaba alineado con organizaciones que básicamente eran como las pandillas de criminales, el ALBA, la UNASUR (con una estatua dedicada a la corrupción), eran como los ‘latin kings’ de las relaciones internacionales.

Ahora Ecuador pasa a formar parte del mejor ‘country club’, aquel donde de verdad se hacen negocios no turbios, y donde se habla de proyección a los países de la cuenca del Pacífico, de intercambiar, nunca mejor dicho, pacíficamente, y de poder prosperar.

Entrar en la Alianza del Pacífico no es la panacea, aún queda muchísimo por avanzar para aprovechar todas sus ventajas y hacer competitiva la economía ecuatoriana. Pero sí es un importante paso en la dirección correcta. 

Por eso es importante que más personas conozcan los beneficios del libre comercio en general y de la Alianza del Pacífico en particular.

Comentarios
Noticias relacionadas

      REGLAS para comentar 

      0 replies on “Alianza del Pacífico: salir de la pandilla de esquina directo al ‘country club’”

      ×