Con Criterio Liberal
Behetrías: Un libro imprescindible en estos tiempos en Ecuador
Luis Espinosa Goded

Luis Espinosa Goded

Luis Espinosa Goded es profesor de economía. De ideas liberales, con vocación por enseñar y conocer.

Actualizada:

1 Mar 2021 - 19:00

Cuando se hizo público en redes que habían despedido de la universidad a Mercedes Mafla (una excelente profesora según sus alumnos que escribieron esta carta), supuestamente por haber escrito un libro que no gustó a las autoridades, no dudé en comprarlo, no hay mejor publicidad que algo moleste a cierta autoridad.

Y, además, me llevé una grata sorpresa, normalmente la literatura política o comprometida suele ser mala, no nos engañemos, tiende a los estereotipos y a los personajes planos; pero el libro en cuestión, Behetrías, resultó ser muy bueno y entretenido.

Esta historia se puede leer en tres niveles, una aventura personal, un relato psicológico y una metáfora política sobre el país. Y, según va evolucionando la novela, se va añadiendo una capa de lectura sobre las otras, haciéndolo todavía más interesante.

Se puede leer en tres niveles, una aventura personal, un relato psicológico y una metáfora política sobre el país.

En el tercer nivel de lectura, el más político, es claro por qué puede molestar, pues es una alegoría de la toma de la casa del padre por parte de unos personajes muy ideologizados, muy pedantes e insoportables, abusivos y desagradables. Y cualquiera que haya vivido en Ecuador en los últimos 15 años puede identificarlos fácilmente.

La fiesta de la cultura en la que se describen aquellos aquelarres llenos de palabrería en nombre de ‘la cultura’ o ‘nuestros pueblos’ es la parte culmen de la novela, y uno no puede evitar desternillarse aunque no está escrito con tono de humor, pues es tal cual lo que durante demasiados años se vivió en Ecuador.

Behetrías es una novela que va dando giros interesantes; con “novelas insertadas” como en El Quijote, como esa sobre Astorpilco de literatura precolombina; y que desde la descripción de lo muy particular nos habla de experiencias compartidas, del diálogo interior de la protagonista con el que comienza y uno puede, o no, empatizar, nos lleva al diálogo social que es la política.

Esta novela nos lleva al diálogo social que es la política.

Como buen arte que es, nos permite comprender mejor el mundo en el que vivimos, mientras nos lleva a una reflexión sobre nosotros mismos y nos regala perlas de belleza en algunas frases y palabras muy acertadas, como el mismo título, Behetrías.

Al terminar la novela me quedó un sabor agridulce. Agrio, porque le haya costado el puesto a Mercedes y porque lo que se describe fue demasiado cierto y puede volver a repetirse.

Dulce, pues uno desea que este giro profesional sirva para que Mercedes vuelva a escribir otras muchas novelas (esta es su ópera prima tras décadas dedicándose al estudio de la literatura como una de las críticas literarias más reputadas del país).

Y queda la esperanza de que en Ecuador se recupere la casa del padre para poder seguir adelante cocinando dulces y creando música mientras se hace negocio mostrando lo bello de la naturaleza de la finca a quien quiera visitarla.

Queda la esperanza de que en Ecuador se recupere la casa del padre.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

Tokio

Espero que la filosofía acompañe a nuestros deportistas en Tokio, y que hagan suyo el proverbio japonés: cáete siete veces, levántate ocho.

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos