Columnista Invitado

Cinco razones para no subir el salario básico de 2022

Freddy García

Freddy García

Director de Estudios Económicos y Estadísticos de la firma Inteligencia Empresarial.

Actualizada:

30 Nov 2021 - 19:03

Volvemos a la discusión de todos los años. ¿Subir o no subir el Salario Básico Unificado (SBU)?

Uno de los estudios del reciente Premio Nobel de Economía, David Card, evidenció que no siempre un aumento del salario mínimo tiene resultados negativos sobre el mercado laboral.

De hecho, puede ser bastante positivo. Por eso cada caso debe analizarse con cuidado y teniendo en cuenta las particularidades de cada economía.

¿Qué hay de Ecuador? Existen cinco razones para no subir el SBU:

  1. La productividad laboral y la inflación no han aumentado. En una economía competitiva los salarios suben en función de la inflación y del crecimiento de la productividad laboral. Esa es la razón por la cual en algunos países del mundo el salario mínimo se fija a través de una fórmula matemática que tiene en cuenta ambos factores. En Ecuador el SBU se ha fijado de manera discrecional, haciendo malabares con las cifras macroeconómicas todos los años. Es así que mientras la productividad laboral ha crecido apenas 4,9% desde 2008, el salario mínimo se ha incrementado un 100%. Incluso si se toma el salario mínimo ajustado por inflación, el crecimiento es del 52%. En cualquier caso, muy superior al incremento de la productividad laboral.
  2. El salario mínimo es similar a la mediana salarial. Esto es importante porque en otros países el hecho de que el salario mínimo sea inferior al salario medio es una señal de que el primero debería subir. De esta manera los trabajadores con menor poder de negociación podrían gozar de un salario acorde a la evolución de la economía. Esta no es la realidad de Ecuador. Aquí el salario mínimo es lo suficientemente alto para el mercado.
  3. Por ahora el salario mínimo alcanza para cubrir las necesidades básicas. Esto es un tema que incomoda a los sindicalistas, pues se quedan sin su único argumento: “El salario básico actual no alcanza”. Según las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Censos, un hogar representativo de cuatro miembros con 1,6 perceptores que ganan la remuneración básica, está en la capacidad de cubrir el costo de la canasta básica que hoy se sitúa en USD 712. De hecho, esta situación se viene dando desde 2018. Advierto que este análisis es exclusivo para las personas que ganan el salario básico, pues la realidad es que en Ecuador gran parte de la población gana menos que eso. Pero este problema tiene sus raíces en la falta de empleo adecuado y en la rigidez de las leyes laborales, más no en la fijación del SBU.
  4. Tenemos el segundo salario mínimo más alto de la región. Cuando una empresa extranjera decide invertir en un país evalúa, entre otras cosas, el costo laboral. ¿Por qué un inversionista extranjero abriría una fábrica en Ecuador su hay países vecinos donde el salario es inferior? Entonces, ¿lo óptimo es tener el salario básico más bajo de la región? Tampoco. Pero el hecho de que seamos un país que necesite de manera urgente inversión extranjera y más plazas de empleo hace que debamos cuestionarnos si tener el salario más alto va en la misma línea que el desarrollo económico y social.
  5. Hay evidencia de que el salario mínimo ha deteriorado el empleo formal en Ecuador. Recientemente, se elaboró un estudio académico acerca del impacto del incremento del salario básico en 2008. Este aumentó de USD 170 a USD 200 en aquella época. Dos resultados importantes: i) El aumento del SBU disminuyó la contratación por parte de las empresas, y ii) El nuevo SBU disminuyó la probabilidad de permanecer empleado.

Finalmente, subir el salario básico a USD 500 a lo largo de cuatro años fue una propuesta de campaña del presidente Guillermo Lasso.

Si el presidente debe o no debe empezar a cumplir su promesa es una discusión que se la dejo a los estrategas políticos, pero es claro que la economía no da para una subida salarial.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

Lo que digan las redes

Casi dos años después del encierro por la pandemia pretenden volver a fojas cero con decisiones incoherentes, que dependen de lo que digan las redes.

REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos