Tragaluz
Cynthia, Yunda y Zeus
Felipe Burbano de Lara

Felipe Burbano de Lara

Sociólogo, doctor en Ciencia Política de la Universidad de Salamanca. Durante 12 años adquirió destrezas en el periodismo. Empezó como redactor económico en el Diario Hoy, donde llegó a ocupar el cargo de Director General. Tras cursar estudios de postgrado en la Universidad de Ohio, se desempeña como profesor investigador de Flacso (Ecuador).

Actualizada:

20 May - 15:40

LoroHomero: Jorge Yunda sepultó a LoroHomero; se quitó el traje de radiodifusor y se chantó el de alcalde. Termina mi popularidad como radiodifusor, dijo Yunda cuando despidió al personaje. Ahora viene la tarea dura: construir una imagen como alcalde serio y capaz. ¡Que la conversión de frutos y el nuevo traje calce a la medida de todas las urgencias de Quito!

Retazos: Pero Yunda empieza con limitaciones. Expresa los dilemas de los outsiders políticos: llegan montados sobre una plataforma electoral, con una imagen seductora (en su caso, la de un empresario exitoso de origen humilde), pero sin organización política de respaldo, sin cuadros y sin pensamiento. Su equipo es una respetable colcha de retazos.

Zeus: Yunda tiende a perderse en la infinidad de pequeños problemas de la ciudad. Habla de todo sin decir mucho sustancioso. Y tiene marcas animalistas tan enraizadas como llegar con su mascota (Zeus) al acto de posesión. ¡Que no supla lo de fondo convirtiendo a su mascota en figura del espacio público para divertimento de las redes sociales! ¡Dios mío!

Continuismo: “…Nebot no se va, se queda” fue la frase del hoy ex alcalde durante un recorrido para despedirlo. Y se queda… En Guayaquil la transición no se siente. Cynthia ha realizado cambios mínimos en el equipo de gestión municipal. Pragmatismo y continuidad definen los prudentes primeros pasos de la nueva alcaldesa.

Patriarcalismo: Feminizar la alcaldía de Guayaquil en una sociedad tan marcadamente patriarcal como la guayaquileña podría ser un objetivo de Cynthia. ¿Feminizar la alcaldía? Con toda su trayectoria personal y política, con su inteligencia y sensibilidad, con su simpatía, la nueva alcaldesa debería abrir un debate sobre esa política para no dejarla atrapada en las conservadoras visiones de su predecesor. ¿Un remezón feminista en la alcaldía? ¡Vamos Cynthia!

Consuelo: Nebot reconstruyó 96 iglesias en toda la ciudad durante su alcaldía. Y con la construcción de una imagen del Cristo del Consuelo de 37 metros de alto en Cisne II, dejó consagrada la ciudad a su viejo patrono. ¡Qué Cynthia salve a Guayaquil!  

¡Y Zeus a Yunda!