Al aire libre

Espejito, espejito, ¿quién es el más bonito?

Lourdes Hernández Vásconez

Lourdes Hernández Vásconez

Comunicadora, escritora y periodista. Corredora de maratón y ultramaratón. Autora del libro La Cinta Invisible, 5 Hábitos para Romperla.

Actualizada:

1 Abr 2022 - 19:00

¿Por qué compramos pijamas? Mírate, querido Espejo, tú no eres el único que acaba durmiendo con la camiseta de algodón y el pantalón de franela, los más viejos del armario, pero suaves, sin botones ni costuras que raspan.

  • ¿Por qué después de un año de no haberte comprado ropa, vuelves con más ganas a actualizarte en la moda?
  • Es que no hay nada más rico que ponerse algo nuevo. 
  • ¿O prestado? Una mayor delicia porque no te costó.

Espejito, espejito, quieres verte bonito. Pero cuidando el ambiente. 

“De segunda mano” es un término que antes estaba mal visto, pero que ahora es popular. 

Como dice la Asociación de moda sostenible de España, ponerse una camiseta orgánica no es ser sostenible. Hay que ir más allá. Es todo un estilo de vida.

Buscando estos hashtags #reutilización #residuotextil en Twitter encuentra uno que el 80% de los microplásticos que acaban en el mar proceden de la ropa, del lavado de la misma. 

Rafael Mas, biólogo y periodista, dice que prácticas como lavar la ropa con agua fría, usar bolsa protectora o consumir de segunda mano reducen hasta el 30% la cantidad de residuos. 

Él dice: “se lucha para que el #fastfashion pase de moda”.

  • Espejo, ¿cómo me ves? 
  • Te veo con ropa deportiva, ecuatoriana. 
  • El deporte es otra moda contaminante.
  • No te sientas tan culpable porque realmente la sudas y te la pones hasta que se deshilacha. 

Querido Espejo, saca tus conclusiones:

No comprar ropa a la loca, averiguar qué marca está detrás, si no vulnera los derechos humanos de sus trabajadores en toda la cadena de producción; de qué materiales está hecha, ¿son orgánicos, reutilizan materiales y/o reciclan?

Repara prendas. En La Floresta hay un lugar; la marca Patagonia tiene un plan de reparación de rodilleras, coderas, mochilas; Not That Store promociona ropa de segunda mano y además tiene detergente no contaminante. 

  • Anda por la vida con una moda propia, un estilo reciclado. 
  • Al menos en los selfies, lo que más importa es el sitio y la compañía, no tanto la ropa. ¿O sí?

“No hacemos rebajas” dice el trino fijado de SIC Moda, y continúa: “es el lema de moda sostenible contra el exceso de ropa #lowcost. Las grandes cadenas hacen rebajas porque hay una sobreproducción, que nunca debió existir”. 

  • Oye Espejo, en pandemia fuiste a la costurera con una blusa que te gusta y te hizo dos más. 
  • Pero salió un poco más caro.
  • ¡No importa! Diste trabajo a una compatriota, que vive al lado de tu casa y no vino en barco del otro lado del mundo.

En Ecuador hay algunas tiendas de moda sostenible o reciclada, busquen “moda sostenible”. La cosa es no caer en otro pretexto para producir más prendas, un greenwashing a la moda. Cuidado caigas en eso, espejito. 

Los usuarios, los consumidores, nosotros, tenemos que decir que ya no estamos conformes con la cultura de usar y tirar. 

Confeccionar una prenda implica agua. Muchos litros. Y también químicos.

Reciclar, así sea una prenda sintética, ya es hacer economía circular. 

Elegir colores tierra, sin tinturas. 

¿Qué mal que el azul de los jeans sea tan contaminante! Y se elaboran millones al año. 

Tener un stock muy grande es poco sostenible. O sea, hay quienes alquilan bodegas para guardar ropa… ¡Ya se pasan!

En fin, querido espejo, no es necesario tener prendas nuevas cada semana. 

Tener pocas y buenas, de lino, algodón orgánico, cáñamo y otras fibras naturales, biodegradables.

  • Pero que no talen el bosque tropical para sembrar estas especies y luego que el remedio sea peor que la enfermedad. 

Que lo “fashion” sea eso: residuo cero. 

Espejo, ¿te unes al cambio?

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas
REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos