Viernes, 24 de mayo de 2024
u
Canal cero

Eugenio Espejo, el precursor perseguido

Enrique Ayala Mora

Enrique Ayala Mora

Doctor en Historia de la Universidad de Oxford y en Educación de la PUCE. Rector fundador y ahora profesor de la Universidad Andina Simón Bolívar Sede Ecuador. Presidente del Colegio de América sede Latinoamericana.

Actualizada:

7 May 2023 - 5:26

Hace años, un periódico bien dirigido podía mover el piso a los gobiernos, como ahora sucede con la televisión y las redes sociales.

Por ello, a finales del siglo XVIII, la publicación del primer periódico de Quito y del país, Primicias de la Cultura de Quito, que no parecía de entrada peligroso, fue un hecho considerado insurgente y su editor, Eugenio Espejo, fue a la cárcel y hasta a la muerte. 

Primicias de la Cultura de Quito fue vehículo de una corriente de autoconciencia de las élites quiteñas, que se sentían capaces de buscar su identidad y autonomía en medio de una crisis.

Espejo, su más lúcido exponente, no sólo expresaba esos intereses, sino que fue un penetrante crítico de la sociedad en que le tocó vivir y el precursor más visionario del tránsito a la vida independiente.

Mestizo que, pese a la discriminación prevaleciente, logró estudiar hasta graduarse de médico y abogado, Espejo llegó a tener influencia intelectual en los círculos de la aristocracia quiteña. También fue el primer bibliotecario de la Universidad de Quito. Pero todo ello no le libró de la persecución y la prisión.

Escribió varias obras que son hito en la historia de las ideas y el pensamiento médico. Fue perseguido y encarcelado por las autoridades españolas.

A mediados de la década de los ochenta, Espejo empezó a promover la creación en Quito de una Sociedad Patriótica, que se constituyó bajo el nombre Amigos del País o 'Escuela de la Concordia'.

La Sociedad, que contó con la presencia y el respaldo de la aristocracia criolla, alentó, como parte de su plan de acción, la fundación de un periódico cuyo redactor fue el propio Espejo.

A fines de 1790 circuló una "Instrucción" previa sobre el "papel periódico" Primicias de la Cultura de Quito. Se planteaba el propósito de la publicación y una justificación de impulsar la Ilustración en este remoto confín del imperio.

El primer número del periódico circuló el 5 de enero de 1792, con una visión dura pero lúcida del estado de la cultura y la educación, cartas y comentarios.

En Primicias Espejo encaró la angustiosa situación económica y social de Quito, buscando su origen en la "insensibilidad" prevaleciente, en la falta de incentivo a la producción y en las epidemias que diezmaron la población.

Publicó por partes su discurso a los quiteños para establecer la 'Escuela de la Concordia'. También dio a luz, bajo un nombre femenino, observaciones sobre la situación de la mujer.

Aunque personajes como el marqués de Selva Alegre, que en 1809 habría de ser el presidente de la Junta Soberana de Quito, apoyaron su publicación, el periódico enfrentó dura oposición, fundamentalmente por parte del Cabildo Eclesiástico.

Apenas se publicaron siete números entre enero y marzo de 1792. En menos de un año, Espejo era de nuevo víctima de la persecución y la cárcel, de donde salió enfermo para morir en 1795. Fue un precursor y un héroe de la identidad y la Independencia de nuestro país.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
REGLAS para comentar 
Suscribir
Notificación de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos