Al aire libre
Flaca Guerrero: ahora que tengo 40, el cambio de mi cuerpo es notorio
Lourdes Hernández Vásconez

Lourdes Hernández Vásconez

Comunicadora, escritora y periodista. Corredora de maratón y ultramaratón. Autora del libro La Cinta Invisible, 5 Hábitos para Romperla.

Actualizada:

21 Ago 2020 - 19:00

La conocí en una carrera en Quito. Confieso con humildad que yo era más rápida y le pasaba, y de repente en alguna otra competencia ella me pasó, y me pasó y ¡no la volví a ver!

Me convertí en una seguidora más, entre sus cientos de miles de fans, de sus triunfos deportivos y sobre todo de su inspiradora actitud ante la vida.

Parafraseo el libro de Ben Horowitz y le pregunto a la Flaca, ¿qué es lo más duro de lo duro de la pandemia? Me contesta que estar lejos de su familia, de los suyos. “No puedo viajar, me da miedo contagiar a mi mamá si llego a coger algo en el avión, prefiero evitarlo”.

Comenta que cuando oye a sus amigas que se quejan de la monotonía de la cuarentena, les dice que busquen algo que no hacían antes, conectarse con la naturaleza, leer, hacer algún deporte. “Yo descubrí que me gusta cocinar. Antes, literal, me comía lo que había en la refri, llegaba y me comía un burrito. Me alimento mejor gracias a esta pandemia”.

Habla de su vida en Estados Unidos, de lo bonito que es California. “Gracias a Dios tengo cerca la montaña, salgo a correr, a pedalear; aquí hay un respeto espectacular al ciclista”.

Y agrega: “Cada amanecer siento gratitud de estar viva, me digo: estoy sana, puedo respirar”.

Le cuento a la Flaca que esta columna se llama Aire Libre y que, desde mi punto de vista, hay una cierta nobleza en salir cada día a hacer ejercicio. Ella está de acuerdo, dice que es importante que las mujeres hagamos deporte porque “más allá de la salud, nos ayuda a relajarnos, sacar toxinas, nos hace sentirnos bien, y por un tema de estética porque todo se nos cae” –y se mata de la risa.

¿Qué hace un entrenamiento serio a alguien que ya tenía pinta y bases de atleta como la regia de la Flaca Guerrero? “El físico me ha cambiado un montón, -dice con su acostumbrada frontalidad- veo mis fotos de cuando tenía 20 años, y ahora que tengo 40, me gusto mucho más”.

“Fui deportista desde los ocho años, -comenta-, de 15 hice salto alto por Ecuador, pero fumaba, me gustaba la farra, otro tipo de vida. Trabajé años en televisión y hubo momentos de mucho estrés, se come mal y en desorden. Ahora que estoy dedicada al deporte veo mi cuerpo y lo siento mejor, atlético. El cambio es notorio.

Yo creo que ‘pasión’ es la palabra. Entrenas porque te gusta, y para mí, se convirtió en un estilo de vida.

El mejor consejo que recibí sobre competir me lo dio 10 años atrás la triatlonista y campeona ecuatoriana Marialuz Arellano. La admiraba mucho y tuve la bendición de hacer mi primer Ironman 70.3 con ella.

Le dije que quería era correr un Mundial como ella, algo que me parecía imposible. Entonces Marialuz me dijo: “tú lo vas a lograr, tú solo cree. Tienes que entrenar, ser disciplinada, tener pasión”.

Y también tener un buen entrenador. Miguel Ponte, un venezolano que vive en Panamá es su entrenador. La Flaca dice: “hace de psicólogo, nutricionista, de todo digo yo, siempre está dispuesto a atenderme. El año pasado hice podio en los cinco Ironman 70.3 que corrí. Tuve mi mejor año deportivo con él”.

Hablamos de los emprendedores y de cómo se puede crear una marca ganadora. La Flaca lo logró con su línea de ropa deportiva TSX Flaca Guerrero, de Ingesa.

“Mi consejo es que sea algo real, y no simplemente: ‘voy a crear una marca porque quiero hacer dinero’, sino que sea transparente, que le pongas ganas y sea ejemplo para los demás”.

Mi contribución es esa, simplemente mostrar mi realidad a la gente: una chica normal, antes de televisión y ahora deportista, que no le asustó salir de su zona de confort. No tengan miedo de buscar sus sueños, si yo lo pude hacer, cualquiera lo logra”.

Y mientras nos despedimos comentamos que en la vida a veces ganas y a veces pierdes, y eso lo aprendes con el deporte.

“En el Mundial 70.3 de Chattanooga estaba súper entrenada y tú no te esperas que algo te pueda pasar. Bueno a mí me pasó todo jajaja, pinché en la bicicleta, después se me salió la cadena y no contentos con eso me pusieron tarjeta amarilla y me quitaron 5 minutos”, recuerda.

Al terminar la carrera, “yo decía a qué hora viene la paloma y se me ‘hace’ encima. Estaba furiosa, histérica, pero ¿sabes qué? es bueno perder, te enfoca en las cosas importantes, en entrenar más duro, en percatarte de los detalles… como saber cambiar una llanta”. 

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

REGLAS para comentar 

0 respuestas en “Flaca Guerrero: ahora que tengo 40, el cambio de mi cuerpo es notorio”

×