Al aire libre

Franklin Tenorio: dos secretos para transformar el estilo de vida

Lourdes Hernández Vásconez

Lourdes Hernández Vásconez

Comunicadora, escritora y periodista. Corredora de maratón y ultramaratón. Autora del libro La Cinta Invisible, 5 Hábitos para Romperla.

Actualizada:

17 Dic 2021 - 19:00

Cómo enganchar y retener a la gente ‘rudita’ que no quiere ejercitarse, le pregunto a Franklin Tenorio, creador del club que lleva su nombre.

Para transformar a la gente hay dos secretos:

  1. Tener una guía, llámese entrenador, grupo, amigo o amiga, alguien que nos impulse a dar el primer paso. El grupo contagia, da energía, seguridad.
  2. Vencer el despertarse tempranísimo, dejar la vida bohemia. La tarde se complica, hay otras actividades y uno está cansado.

¿Quiénes son sus alumnos?

Son empresarios, hombres y mujeres, ejecutivos, gerentes, profesionales, que dejan la comodidad del escritorio y se dedican a fortalecer su cuerpo y su mente.

Madrugan a entrenar y a las 08:00 ya están duchados, perfumados, desayunados y se dirigen a sus oficinas para sacar adelante sus empresas y dar oportunidades laborales a otras personas. 

Doy acompañamiento, técnica y experiencia de haber pasado por el alto rendimiento, que es muy parecido a lo que busca el ejecutivo: excelencia, resultados, felicidad.

El empresario exitoso no hace su empresa de la noche a la mañana. La va ganando día a día, como es el deporte, día a día.

Franklin Tenorio

Se siente beneficiado, y luego, como cabeza, inspira a su personal.

Mientras conversamos por Zoom, recuerdo mi primera carrera de trail. Hice 21 kilómetros y esperé para ver llegar a los de 40 kilómetros.

Franklin Tenorio rompió la cinta radiante. Era como un Rambo, con una fortaleza impresionante, con el estilo y contextura del atleta de pista. Ganó largo, llegó mucho antes que los mejores traileros del país.

Todos nos preguntamos ¿qué onda? Es corredor de asfalto y gana en montaña.

El secreto es que estábamos frente a Franklin Tenorio.

Punto.

Es un titán. Está hecho de otra madera. Lleva en sus venas la velocidad, la potencia y el rendimiento de los campeones.

Y como tal lleva sus triunfos con humildad.

“De chico estuve en el colegio militar y practicaba triatlón. Después me especialicé en correr y fui a los Juegos Olímpicos, a los Panamericanos, Sudamericanos, campeonatos mundiales de media maratón, de cross”, dice.

Franklin ha corrido 43 maratones con un récord personal de 2 horas 10 minutos; y 1:02 en la media maratón. Ha participado en dos Juegos Olímpicos, en nueve campeonatos mundiales, ha ganado las principales carreras de asfalto y trail del país.

-Mi familia ha sido mi principal auspiciante, mis hermanas Marta y Lourdes son mi soporte. Me levanto a las 04:00. No tomo medicinas, las vitaminas las reemplazo con nutrición. Soy un perfeccionista del entrenamiento deportivo.

Me cuenta que sus alumnos “están disfrutando y haciendo buenas marcas. El deporte les hace descubrir el mundo, cambiar la mente, tener equilibrio”.

Y dice que tiene un sinnúmero de casos de éxito.

-Esas transformaciones me hacen seguir adelante. Una alumna con esclerosis múltiple ha vuelto a caminar y a correr. Los médicos se sorprenden. Ella les cuenta que el entrenamiento es la mejor terapia que ha tenido.

Franklin habla de dar soporte a las personas recién llegadas.

-Al principio llegan con sueño, bostezando, luego ya no les cuesta madrugar y se quieren apurar y correr con los experimentados. Pero tienen que cumplir las fases del entrenamiento para no lesionarse.

Y compara las etapas del deporte con la vida laboral: “es como el ejecutivo que quiere triunfar rápido y que asciende a cargos altos sin pasar por cada fase y colapsa”.

-Los entrenadores sabemos que 90% es el deportista. El plan, la técnica son un 10%.

Franklin tiene 52 años, ganó en 2021 el campeonato nacional de duatlón y clasificó al mundial.

“Todavía es factible ganar –dice con una sonrisa. Ahora apunto a la categoría. Yo soy versátil”.

Le pregunto ¿qué metas tiene para 2022?

-A raíz de la pandemia agarramos las bicicletas con un grupo y nos fuimos a buscar rutas por las montañas. Salíamos de madrugada hasta la tarde. No he desentonado en la bicicleta. Estoy inscrito en la Etapé 150K, en Cuenca. Quiero correr una maratón. No he dejado de aprender, de tomar cursos.

Su hija, Ana Fiorella, “hizo marca personal en los 10.000 metros planos en los Juegos Panamericanos en Cali y se graduó de economista. Tenemos metas juntos para el próximo año”, agrega Franklin.

Además del Club FT Team, Franklin trabaja con el Cuerpo de Bomberos de Quito. Les da acondicionamiento físico y formó un grupo de alto rendimiento que ha ganado mundiales.  

Franklin invita cada año a la carrera 10k Por la Vida, que sale a las 04:45. Es una competencia silenciosa. “La idea es no hacer ruido, porque la gente está durmiendo. Solo disfrutar”.

-Mis padres nos inspiraron a ser personas de bien, con compromiso, batalladoras. Le apostamos todo a ser mejores ciudadanos y a dejar sembradas en la sociedad cosas bonitas por medio del deporte. Me gustaría que haya más Franklin Tenorio para llegar a más gente.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

La otra pandemia: el crimen

Recuperar el orden en las calles será un proceso largo que va desde invertir en infraestructura, equipos, y personal hasta modificar normas jurídicas.

Firmas

La cita de la cita de la cita

Cuando tengamos la información directa y real, sonriamos, gritemos, pero recuerden: el estruendo trae ruido y el conocimiento transita con audífonos.

REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos