Dato y Relato

La mejor noticia del Bicentenario

Fidel Jaramillo

Fidel Jaramillo

Ph.D. en Economía Universidad de Boston, secretario general del FLAR y docente de la UDLA. Ex gerente general del Banco Central y exministro de finanzas de Ecuador, y alto funcionario de CAF y BID.

Actualizada:

14 May 2022 - 19:04

Ecuador está por celebrar el Bicentenario de su Independencia de España. Pregunté a un grupo diverso de personas: ¿cuál ha sido la mejor noticia que hemos tenido en estos últimos 200 años?

Recibí muchas respuestas, desde la propia Independencia (1822) y la Revolución Liberal (1895), hasta la primera medalla de oro olímpica de Jefferson Pérez (1996) y la clasificación al mundial de fútbol de Catar (2022).

Entre otras muy nombradas, estuvieron la abolición de la esclavitud (1851), el tren Quito-Guayaquil (1908), el sufragio femenino (1929), el inicio de la era petrolera (1972), la paz con el Perú (1998) y la dolarización (2000).

Sin duda, estos y muchos otros hechos han sido fundamentales en la historia del país. Sin embargo, creo que la mejor noticia en estos dos últimos siglos, probablemente, es haber logrado más que duplicar la esperanza de vida de los ecuatorianos.

En efecto, si bien no existe información fidedigna y detallada por país, se estima que en los primeros 100 años republicanos, este indicador permaneció estancado y los latinoamericanos apenas esperaban vivir entre 23 y 30 años.

De acuerdo con un estudio de la OPS, en 1900 la esperanza de vida en la región llegaba a tan solo 29 años de edad.

Esta realidad comenzó a cambiar drásticamente a partir de los años 20 del siglo pasado. En el caso ecuatoriano, en 1960 ya llegó a 53 años de edad y siguió subiendo.

Para 2021, la esperanza de vida fue de 77 años, 75 para los hombres y 80 para las mujeres, un nivel similar al promedio de América Latina y apenas inferior al de los países desarrollados.

Las causas de esta transformación son múltiples, pero podríamos atribuirla principalmente a la introducción del agua potable y alcantarillado, de vacunas y antibióticos.

El aumento de la esperanza de vida resume el progreso económico y social en áreas de salud, educación y protección social.

Aunque más que un hecho es un proceso, la escojo sin duda como mi candidata a la mejor noticia del bicentenario, en especial en los segundos 100 años.

¿Qué implicaciones tiene haber alargado la vida de los ecuatorianos? Además de mejorar el bienestar de las familias, amplía la cantidad de años productivos de la fuerza laboral, lo que robustece la base económica del país.

De manera paralela, se ha abierto un mercado de oportunidades en la llamada ‘economía plateada’, que centra su atención de las necesidades de consumo, cuidado y servicios como los financieros o de entretenimiento de los adultos mayores.

No obstante, esta noticia del siglo también introduce varios desafíos. El porcentaje de la población mayor de 60 años llegó al 12% en 2020 y superará el 21% en las próximas tres décadas.

Tal envejecimiento de la población está presionando los sistemas de salud y la seguridad social. Es particularmente compleja la imposibilidad para cubrir de forma adecuada las pensiones para un creciente número de jubilados.

Las inequidades económicas y sociales también están exacerbándose entre la población mayor que tiene acceso a buenas pensiones y soporte familiar y aquellos que están desprotegidos. A la desigualdad en la vejez, se suma la brecha digital generacional, que está dejando de lado a una parte importante de este sector.

Para enderezar esta tendencia, serán primordiales no solo más años de vida, sino mejores, más sanos, justos y más productivos años de vida.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas
REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos