Con Criterio Liberal
Minoría violenta de ultraizquierda quiere hacernos creer que es la mayoría
Luis Espinosa Goded

Luis Espinosa Goded

Luis Espinosa Goded es profesor de economía. De ideas liberales, con vocación por enseñar y conocer.

Actualizada:

31 May 2021 - 19:00

Da dolor ver a América Latina. Chile en un cuestionable proceso constituyente, Colombia con manifestaciones violentas que impiden la circulación y en Ecuador se anuncia un nuevo “alzamiento”.

En muchos de los países donde gobierna la derecha hay manifestaciones que derivan en violencia, que se autoproclaman ‘el pueblo’ o ‘la gente’, y lo peor es que los medios nacionales e internacionales les suelen comprar esa descripción.

La realidad es que son una minoría, una minoría muy politizada y radicalizada, la minoría que está en la extrema izquierda.

Aún la manifestación más multitudinaria de la historia de Chile, aquella del 19 de octubre de 2019, convocó un millón doscientas mil personas, que es muchísimo, cierto… Pero Chile tiene 19,5 millones de habitantes, por lo que no es más que un 6% de la población.

Algo que se vio confirmado con la escasísima participación de apenas un 40% en las elecciones constituyentes (y se supone que un proceso constituyente es algo que requiere un apoyo masivo), y la coalición más votada (con un 20%) fue la conservadora.

Las mayorías se dirimen en las urnas, no en las proclamas ni en las calles cortadas.

No, claramente no había esa “demanda social” para “cambiar el modelo”, más allá de ciertos círculos muy politizados y que se arrogan representaciones espúreas.

En Colombia llevan más de un mes de manifestaciones, con empleo de la violencia para trancar las carreteras e impedir la circulación de los ciudadanos y contra la Policía.

Y más que ver la terrible imagen de una criatura muerta en una ambulancia pues en Cali no le permitieron acceder al hospital, vemos “negociaciones” entre “el comité del paro” (que no se representan más que a sí mismos, y eso ya lo hacen bastante mal) y el gobierno democrático y legítimo. Y nadie parece escandalizarse.

Lo peor es que no se distingue el uso de la violencia de la manifestación pacífica; la manifestación legítima de la instrumental; la democracia, que es la resolución de los asuntos políticos pacíficamente, de la protesta que ,en el momento que admite la violencia, ya no es legítima.

Y los medios, que siguen romantizando “las protestas”, parecen no darse cuenta de que en realidad solo dan altavoz a unas minorías demasiado a menudo violentas o aquiescentes con la violencia. Y que infra representan a aquellos que quieren circular libremente por su país, que rechazan la violencia y la politización de todo aspecto de la vida, a las inmensas mayorías que son las de los ciudadanos honrados.

Ya desde 1903 en que Lenin llamó ‘bolcheviques’ (que quiere decir “mayoría”) a quienes eran una minoría en el congreso del Partido Socialista Ruso, la ultraizquierda intenta confundir haciéndonos creer que son mayoría cuando no lo son. Y aún a día de hoy parece que siguen engañando a tantos.

En Ecuador, el señor Iza, que no se sabe quién le ha elegido para qué, dice que convoca manifestaciones ante un gobierno apenas electo, y no garantiza que sean pacíficas (sin corte de calles que impida el derecho a la libre circulación de los ciudadanos), no es solo que sea ilegal lo que hace (es un delito impedir la circulación), es que es inmoral, pero sobre todo, ilegítimo.

Comentarios
Noticias relacionadas

Firmas

Nunca seré tu bestia de carga

Entrena, haz dieta, ponte bótox: no comas, no descanses, no te muestres como eres. A las mujeres no se nos permite el goce del presente.

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos