Al aire libre
Si oías música en cassette, veías Tres Patines y usabas Efil…
Lourdes Hernández Vásconez

Lourdes Hernández Vásconez

Comunicadora, escritora y periodista. Corredora de maratón y ultramaratón. Autora del libro La Cinta Invisible, 5 Hábitos para Romperla.

Actualizada:

11 Jun 2021 - 19:00

Si oías música en cassette, ya tienes que vacunarte.

Qué chistosos mensajes que mandan a los ‘viejitos’.

Si oías música en cassette, no vas a entender la Transición Ecológica. En serio, este cambio de chip mental requiere haber nacido en los años 90. O tener una mentalidad súper innovadora.

Lo que el Presidente Lasso propuso en Bucay es evitar la explotación del planeta, porque explotar significa irrespeto, descuido, desconsideración.

“A muchos les puede parecer una idea esotérica, pero la transición ecológica consiste en empezar a tratar a nuestra naturaleza con el respeto con el que nos tratamos a nosotros mismos” –dijo en su mensaje.

Dos jóvenes, Macarena y Valentina Morillo, lo tienen claro. Crearon un producto ecuatoriano con propósito. “No es lo que nos sobra. Como ecuatorianos somos responsables de las Islas Galápagos, que es lo más increíble que hay en el mundo”.

El mensaje del Presidente continúa: “La Transición Ecológica no solo se refiere al cambio de nombre del Ministerio de Ambiente y Agua, sino que es un buen negocio también. Este es el modelo que impera en el mundo. En los nuevos acuerdos comerciales y en la diplomacia mundial. Con este cambio de nombre estamos diciéndole al planeta que Ecuador está listo para estrechar lazos”.

Valentina dice: es un gran comienzo que se cambie el nombre de Ministerio del Ambiente y se le dé protagonismo al agua y a la ecología.

Va a beneficiar a Galápagos –acota Macarena- porque este parque nacional está dentro del Ministerio. Si el turismo se vincula hacia la sostenibilidad, la diferencia va a ser grande.

Yo estoy completamente enamorada de Galápagos –dice Valentina, incluso me casé ahí. Ahí empezó esta idea de cómo podemos ayudar. Vimos miles de productos, un cuento educativo, cómo aportar de manera considerable y Macarena se ideó Sula.

Sula que es el nombre científico del piquero de patas azules, que además es nuestro logo. Es uno de los animales más icónicos de Galápagos –añade Macarena.

Ella estudió marketing y administración y Valentina es abogada.

Macarena me cuenta el proceso:

“Empezamos a explorar qué tela es sustentable, ya que muchas empresas tienen el nylon y el poliéster reciclados, pero queríamos materia prima de Ecuador. En Enkador recolectan botellas de la Costa –a veces de Galápagos- y la Sierra y hacen el proceso ‘recipet’, que se vuelve un chip de poliéster para elaborar sillas, mesas y también hilo”, explica.

Y continúa “este hilo va a una fábrica textil donde se le añaden las propiedades UV y otras, luego a la ‘sublimadora’ para estampados y colores y, después, se confeccionan los bikinis, los pareos, las toallas. Es una orquesta de actores”.

Valentina dice: el propósito fue “no vamos a comprar afuera, aunque en Ecuador sea más caro. Tiene que ser consecuente con todos nuestros principios”.

Sula fue ganadora de idea de negocio en un concurso que lanzó el Gobierno. Es del Fondo Emprende del Mipro y obtuvieron capital semilla.

El 20% de las utilidades será para la protección de las Islas.

“Fue muy similar a hacer una licitación, todo en línea. Demoró como seis meses” –dice Valentina.

La campaña de mercadeo ya empezó –comenta Macarena. Hemos dado a conocer nuestro producto en TikTok y llegamos a 200 mil personas con 2000 comentarios de personas que están orgullosas y se sienten parte de esto.

Macarena dejó de comer carne roja hace cuatro años “porque la ganadería es uno de los factores más contaminantes del mundo. En cuanto a ropa, no he comprado en meses, y lo hago con telas ecológicas” –enfatiza.

Hay telas que se reciclan de las redes de los pescadores, por ejemplo. Ellas coinciden en que hay que optar por estas. Todas las marcas deberían tener tela sustentable.

Valentina y su esposo tienen una compostera en su casa para manejar los desechos y hacen una compra consciente cuando lo requieren. “Son decisiones pequeñas del día a día”, añade.

“Cada acto que realizamos hacia la naturaleza tiene un efecto en nosotros. Cada recurso usado irresponsablemente, cada especie que se extingue, cada bosque que arrasamos, es un problema que creamos para nuestros hijos. Cada árbol que consumimos hoy, disminuye nuestra capacidad para respirar mañana. Pero así mismo, el bien que hagamos hacia la naturaleza regresará hacia nosotros. Esa es la ley de la vida” –concluye Lasso.

Si viste Tres Patines, te lavabas los dientes con Efil y oías Los Beatles en LP, ¿calaste esto de la Transición Ecológica?

Comentarios
Noticias relacionadas

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos