Al aire libre

En Soyuz 60 niños aprenden a nadar, a correr y hacen Taekwondo

Lourdes Hernández Vásconez

Lourdes Hernández Vásconez

Comunicadora, escritora y periodista. Corredora de maratón y ultramaratón. Autora del libro La Cinta Invisible, 5 Hábitos para Romperla.

Actualizada:

12 Ago 2022 - 19:00

“Desde que entró al programa Soyuz, mi hijo está muy motivado en atletismo y ha mejorado en la escuela”, comenta María Santana, mamá de Harry Steven, de ocho años.

“El profe Manuel dice que tiene condiciones para correr y ganar entre los más pequeños”, añade.

Con toda esta expectativa, el día de la carrera que se realizaba en Pastocalle (Cotopaxi) Harry se quedó dormido y se atrasó para subir al bus que llevaba a los deportistas.

Su mamá hizo hasta lo imposible para llegar a esa lejanía. Tomaron un bus, una camioneta y un camión y llegaron a tiempo. Harry corrió y pasó la meta entre los primeros.

Esta anécdota me emociona cada vez que la cuento. ¡Mamá es mamá!

El programa Soyuz nació en Quito en 2011, con el propósito de apoyar de forma gratuita a niños, niñas y adolescentes, por parte de la Fundación Crisfé, en el área física, emocional y cognitiva, a través del deporte.

Pero lo que parece fácil ha sido bien difícil.

Hace dos años me aventuré en la coordinación de este programa, con tres disciplinas deportivas para 60 estudiantes de la Fundación Padre José Kentenich ‘Niños de María’, de la parroquia Belisario Quevedo.

Con mis profesores y amigos, el nadador de aguas abiertas, Joselo Flores, y el corredor Manuel Peñaherrera, ambos de élite, tomamos la posta de Soyuz y arrancamos con clases virtuales.

Atletismo por Zoom con Manuelito era más fácil que natación por Zoom con Joselo. Por eso, y con un permiso del COE para grupos pequeños en ambientes abiertos, convocamos a los niños y niñas a las canchas y al agua en plena pandemia.

Recuerdo el susto que teníamos de que uno de ellos se fuera a contagiar y se derrumbara todo el plan.

Son Niños de María, pensaba yo, nada puede suceder. Y así fue.

Soyuz se convirtió en un espacio de armonía y aire libre en medio del estrés de los contagios y el encierro.

Creo, y está comprobado, que entrenar con buenos profesores le enseña al entrenado a ser constante, a superarse, a cumplir metas con disciplina y concentración. Y le da alegría y grandes amistades.

Antes de la pandemia, la profesora argentina de Taekwondo, Lucía Cimino, había iniciado esta disciplina de manera voluntaria con los Niños de María. Entonces nuestra jefe y gerente financiera, Giannina Ponce, le propuso continuar oficialmente con Taekwondo en Soyuz.

Al grito de ¡kiap! se ve a los estudiantes, los viernes por la tarde, hacer los chaguis o giros de piernas y los chiguiris o giros con puños.

El sábado 27 de noviembre de 2021 se realizó el primer festival de Taekwondo Niños de María. Fue lo máximo. Con las familias como público, y sobre el doyan o piso técnico de color azul, chicos y chicas, locales e invitados, exhibieron sus coreografías y combates.

Además de los movimientos, este arte coreano enseña cinco principios:

  1. Cortesía.
  2. Integridad.
  3. Perseverancia.
  4. Autocontrol.
  5. Espíritu indomable. 

Natación tuvo su competencia el año pasado en el Rancho San Francisco y hace poco, en el Club Regatas. Nuestros deportistas se lucieron. Al menos siete están preparados para nadar en aguas abiertas.

Recuerdo cuando fuimos en grupo al dentista. Nos apoyó la Universidad San Francisco con la revisión odontológica, con ocho sillas dentales que atendían de manera simultánea. Muchos niños iban llevando su historial bajo el brazo y casi todos abrían la boca sin temor.

Soyuz también realiza exámenes de laboratorio y evaluaciones médicas semestrales y hay refuerzo psicopedagógico y psicológico continuo.

Que el 99% de los niños esté adaptado al medio acuático nos da una satisfacción enorme. Un 60% nada con estilo.

En atletismo, el 95% desarrolla fuerza, resistencia y velocidad y el 90% ejecuta técnicas de Taekwondo y hace suyos los cinco principios.

El siguiente indicador es muy alentador: el 92% del grupo Soyuz mejoró su rendimiento escolar.

Una prueba más de lo bueno que es el deporte.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas

Pablo Cuvi

París a pata con Telmo Herrera

Ya nadie lee Le Monde en el metro ni libros en los parques, porque todos andan prendidos de sus celulares. Pero se siguen publicando novelas.

REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos