Columnista Invitada

Los padres y maestros en la prevención del suicidio infantil

Alexandra Serrano

Alexandra Serrano

Psicóloga Clínica especialista en atención a víctimas de violencia. Docente de la Facultad de Psicología de la PUCE. Investiga temas de género y niñez.

Actualizada:

19 Abr 2022 - 19:03

El suicidio infantil es un doloroso hecho que tiene un efecto devastador en la comunidad. Sin embargo, también es prevenible si los adultos, los padres y los maestros, contamos con la información y el acompañamiento adecuado.

El suicidio infantil tiene múltiples causas y se presenta en todos los estratos sociales, pues está relacionado con situaciones extremas de vulneración como el acoso escolar, la violencia doméstica, el abuso sexual y el maltrato.

Existen tres estrategias para prevenir el suicidio en niños:

  • Identificar el riesgo

    La conducta suicida en niños se caracteriza por sentimientos persistentes de tristeza, insomnio, pesadillas, accidentes domésticos o escolares recurrentes, aislamiento y la manifestación explícita del deseo de morir o desaparecer.

    Estos comportamientos suelen aparecer de manera repentina. Todas las conductas suicidas implican un riesgo y deben tomarse en serio, incluso aquellas que parecen ser solo ‘para llamar la atención’.

  • Escuchar

    Cuando identificamos una conducta suicida, debemos mantener la calma y ofrecerle al niño una escucha abierta y empática.

    Debemos evitar a toda costa las amenazas, los juzgamientos y los castigos, pues solamente incrementarán la sensación de desamparo que está causando la conducta suicida.

    En su lugar, podemos preguntarle acerca de sus sentimientos y pensamientos, y de los hechos que lo han llevado a sentirse así, sin subestimar su gravedad, ofreciéndole nuestra comprensión y apoyo.

  • Pedir ayuda

    La conducta suicida en niños está relacionada con situaciones de vulneración y violencia.

    Pedir ayuda profesional nos permite detener la situación que está originando la conducta suicida y, por otro lado, facilitar que el niño y su familia desarrollen estrategias saludables para hacer frente al problema en el futuro.

    Los psicólogos clínicos son los profesionales de salud mental capacitados para ofrecer este tipo de servicios

Los padres y maestros somos actores clave en la prevención del suicidio infantil. Maternar y paternar es un trabajo que debe hacerse en comunidad y que requiere mucha preparación y acompañamiento.

Cuestionar las formas tradicionales de crianza e intentar otras, más empáticas, abiertas y conectadas con las necesidades de los niños, es un compromiso con el bienestar colectivo.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas
REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos